Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

10 consejos de alimentación para reducir riesgos en tu salud

10 consejos de alimentación para reducir riesgos en tu salud

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaSi queremos disfrutar de una vida larga y plena hay algunas cosas que las autoridades sanitarias nos recomiendan hacer de forma común. Una de las más importantes es alimentarnos de manera saludable, lo que nos llevará a reducir los riesgos en nuestra salud y vivir más y mejor. Bajo esta filosofía hemos preparado una guía con los 10 consejos de alimentación que os recomendamos tener en cuenta si queréis tener la mejor salud posible.

1. Cuidado con las grasas

Todo en exceso puede ser negativo, especialmente las grasas. Si evitamos que las grasas supongan más del 30% de las calorías que consumimos de forma diaria estaremos realizando un importante esfuerzo en lo relacionado con evitar un aumento de peso. La sociedad cada vez tiende más a sufrir problemas de sobrepeso y obesidad, por lo que hay que tener en cuenta lo problemático que puede ser dejar que la ingesta de grasa supere los niveles recomendados. Para no sufrir problemas se recomienda reducir el consumo de productos procesados, las grasas saturadas y preparar la carne para quitar la grasa antes de su preparación.

2. Aumenta las verduras y frutas

El consumo diario de frutas y verduras debe ser elevado, dado que proporciona al organismo una serie de valores positivos muy recomendables. Con una buena cantidad de estos elementos en nuestro cuerpo podemos reducir las posibilidades de sufrir una enfermedad de tipo cardiovascular. Como poco deberíamos tener en cuenta el consumo de cinco raciones de frutas y verduras, siempre partiendo de su estado más natural y no procesado. O dicho de otro modo, no deberíamos pensar que beber un zumo de naranja envasado será equivalente a haber comido dos piezas de fruta. Lo mismo ocurre con las verduras.

3. Tu corazón más sano con las legumbres

Gracias a las legumbres tenemos la oportunidad de proporcionar un apoyo muy importante a nuestro corazón, que agradecerá de forma significativa que nosotros consumamos alimentos como judías y lentejas. Es bueno que pensemos en estos ingredientes como parte de otros platos si nos encontramos en épocas del año en las que no son tan habituales, como el verano. Por ejemplo, como ingrediente principal en la preparación de ensaladas muy originales. Los frutos secos son otro elemento relacionado que también ayuda mucho a las funciones del corazón y que tiene el beneficio de poder ser consumido con mucha facilidad. Además, estudios recientes han comprobado que los frutos secos no son responsables del aumento de peso como se había llegado a pensar en otros casos.

4. La sal, un enemigo a tener en cuenta

Las principales autoridades sanitarias hacen especial hincapié en los problemas de un consumo excesivo de sal. Es algo sobre lo cual no tenemos tanto control como ocurre con otros ingredientes y que por desgracia resulta muy peligroso. De forma diaria el consumo de sal recomendado es de 5 gramos. Si lo superamos podemos estar exponiendo nuestro organismo a sufrir enfermedades importantes, como puede ser la hipertensión arterial. De producirse esta enfermedad podemos llegar a sufrir otras derivadas que pueden llevar a terminar con problemas graves, como los accidentes cerebrovasculares. Por eso hay que tener cuidado y controlar el consumo de sal, tanto el que está implícito en platos preparados como la que utilizamos para cocinar.

Huevos para la salud

5. Azúcar, otro problema del que ocuparse

Los efectos de un consumo excesivo de azúcar también pueden ser graves y producir que las personas se encuentren ante enfermedades que afecten mucho a su vida. La diabetes es una de estas enfermedades, a la que se llega de forma derivada por el aumento de peso al que lleva la ingesta excesiva de azúcar. Es conveniente reducir el consumo de este elemento y asegurarse de no recurrir al azúcar que tienen los productos preparados para no sufrir consecuencias. A medida que pasan los años es recomendable consumir cada vez menos azúcar.

6. El queso y otros lácteos, con moderación

Uno de los problemas que se pueden llegar a producir en las dietas y en los hábitos alimentarios de las personas es que no hay moderación. A las personas a las que les gusta el queso les encanta utilizarlo en sus múltiples variantes a la hora de preparar todo tipo de platos. Pero es conveniente recordar que el queso puede incorporar elementos añadidos que desbaratarán la intención de mantener una alimentación equilibrada. Por ejemplo, incluyen una excesiva presencia de sal y de grasas, por lo que se desestabilizan los planes nutricionales. Es bueno consumir queso y lácteos, pero con una filosofía de moderación.

7. Huevos, el mismo ejemplo

Lo mismo que se aplica en el apartado anterior se puede llegar a aplicar sobre los huevos. Los estudios no llegan a determinar con precisión los factores de este elemento, con opiniones diversas sobre si son positivos o negativos para el organismo y en especial para el corazón. Aún así, se recomienda adoptar un papel moderado en su consumo y no hacer uso de ellos a diario.

8. Todo el alcohol fuera

No se descarta que cualquier persona pueda consumir alcohol como motivo de una celebración, pero este tipo de bebida debería quedar descartada del hábito habitual para disfrutar de una buena alimentación. Hay muchos factores que han confirmado las propiedades nocivas del alcohol en el organismo, siendo capaces de provocar numerosas enfermedades y riesgos de salud.

9. Pescado y carne

Basándonos en la idea antes mencionada, el consumo exagerado de cualquier alimento puede dar malos resultados. En cuanto a la elección de carne o pescado, la sociedad está más enfocada hacia el primer grupo, pero es importante conceder cada vez más atención a la comida procedente del mar. El pescado tiene propiedades muy favorables y no debe faltar en ninguna dieta. Lo mismo ocurre con la carne, pero seleccionando la más sana, como la que no tiene grasa, y combinándola de manera adecuada con el resto de ingredientes.

10. Alimentos mejor que suplementos

El pensamiento de que las personas pueden confiar en suplementos alimenticios en vez de ingerir los propios alimentos con sus propiedades beneficiosas es mejor dejarlo a un lado. Los suplementos alimenticios no tienen un aspecto negativo para el organismo, pero no suponen un sustitutivo realmente efectivo para las propiedades de los alimentos. Por ello es fundamental no depender de ellos para evitar enfermedades o mantener el cuerpo sano.

Foto: AnelkastevepbTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios