Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

10 cosas que debes comprobar antes de contratar un seguro de vida

10 cosas que debes comprobar antes de contratar un seguro de vida

Te mejoramos el precio de tu seguro de vida

Los seguros de vida han alcanzado una gran relevancia en el día a día de cualquier tipo de persona, siendo una buena forma de aportar un factor añadido de seguridad y estabilidad a la familia. No obstante, y aunque cada vez son más comunes, conviene estar informados de ciertos aspectos que se deben comprobar de forma previa a la contratación de un seguro de vida. Porque al fin y al cabo, en la contratación de algo tan importante, es esencial tenerlo todo claro y saber que se podrá confiar en este producto al 100%.

1. ¿Qué importe necesitas asegurar en tu caso?

Contratar un seguro de vida no es algo que se pueda resumir en firmar unos pocos papeles y creer que eso ya proporciona la seguridad necesaria para afrontar el día a día sin preocupaciones. En realidad se deben valorar diversos factores que llevan a determinar el nivel de cobertura necesario en cada caso. Es importante saber qué relevancia financiera tiene la persona que contrata el seguro en el entorno de su familia. Si se trata del único medio de ingreso, tiene una importancia absolutamente extrema, mientras que puede ser menor de formar parte de una familia en la que los dos adultos trabajan y aportan ingresos a  la familia.

Hay una serie de factores que se tienen que poner sobre la mesa y comprobar que el seguro proporciona el mejor rendimiento teniéndolos todos en cuenta. Por ejemplo, qué cantidad de hijos hay dependiendo de este ingreso económico, su edad y el tiempo que necesitaran depender de los ingresos de la familia hasta que sean totalmente autosuficientes económicamente hablando. Los préstamos o deudas pendientes que habrá que seguir pagando, etc. en  caso de fallecimiento prematuro. Todo ello ayuda a determinar el importe de cobertura a solicitar, que también debe estar en consonancia con los medios económicos de los que se puede hacer uso a título personal para el abono de las cuotas.

Un Corredor de seguros se puede encargar de ayudar al cliente para averiguar exactamente cuál es la cobertura que necesita y ajustar el precio de la cuota que haga posible el que se puede hacer cargo de ella manteniendo el mismo nivel de vida..

2. ¿Qué riesgos debes asegurar?

Existen diversos tipos de seguros de vida que cubren al que lo contrata en diversos momentos de la vida  con una mayor o menor intensidad en base a sus necesidades en cada etapa. Los seguros de vida pueden tener en cuenta la vida completa del cliente o un periodo de vida concreto.

¿Quieres contratar o cambiar tu seguro de vida?

Solicita aquí información

En términos generales conviene analizar cada tipo de seguro de vida, tanto los de riesgo como los de ahorro. En el primero de los casos se incluyen aquellas pólizas que proporcionan una cifra económica a los beneficiarios del seguro si el titular fallece. Aunque el factor principal es la muerte, se pueden definir ciertos factores añadidos de riesgo, como que el titular se quede inválido debido a un accidente grave, situación en la cual también se obtendría un importe de la aseguradora. Las pólizas de ahorro, por su lado, son las que proporcionan al titular un importe específico cuando ha alcanzado una edad determinada.

Centrándonos en los riesgos que debemos asegurar está claro que el fallecimiento y la invalidez son aquellos que suelen traer un trastorno importante a la familia y que cambia radicalmente su estatus y forma de vida.

Debemos tener muy en cuenta que el seguro que contratemos cubra todos los riesgos, ya que algunos riesgos  habituales de nuestra vida pueden no estar cubiertos si no se informa previamente a la aseguradora y se hacen constar en nuestra póliza.  Un ejemplo muy común es el uso de motocicleta. Muchas compañías excluyen la conducción de motocicletas si no se paga una sobreprima.  La práctica de deportes de riesgo cada vez más frecuentes en la sociedad también hay que incluirlos en la póliza, como por ejemplo el submarinismo, alpinismo, barrancos, esquí acrobático, etc. Posiblemente sean cuestiones que no te habías planteado.

3. Compara los distintos tipos de seguro

Hay muchas opciones, muchos productos y muchas compañías de seguros. Si se trata de cubrir el riesgo de fallecimiento o invalidez solicita información sobre una póliza de seguro que cubra ese riesgo.  No mezcles coberturas destinadas a asegurar los riesgos que tenemos en nuestra vida con un seguro de ahorro o de jubilación que va destinado a conseguir un capital en caso de que llegues a una determinada edad.

Trata de ver varias opciones antes de decidirte ya que si te diriges a una compañía de seguros esta te ofrecerá sus productos. Cada compañía tiene los suyos y lo mejor es que compares precios y coberturas antes de decidirte. Ten en cuenta que estas asegurando el futuro de tu familia, no el coche o la moto. Es una decisión muy importante.

4. ¿Dónde es mejor comprar un seguro: compañía, comparador o correduría?

Una compañía de seguros directamente o a través de su agente te ofrecerá el producto o seguro de vida del que disponen. Puede ser un buen producto, pero hay muchas compañías y muchos productos y por lo tanto puede que no sea el mejor que puedes contratar o encontrar en el mercado.

Los comparadores de seguros en España están muy enfocados a seguros de coches y de motos. También comparan seguros de vida, pero realmente su especialidad son los vehículos.  Un comparador de seguros te ofrece precios de  distintas compañías de seguros sin necesidad de visitar sus webs. Suelen tener precios baratos para atraer al cliente, pero como digo un seguro de vida no es un seguro de un coche.  Estamos asegurando, como decía antes, el futuro económico de nuestros hijos y no solo el precio es lo más importante.  Debemos tener la seguridad de que todas las condiciones, las limitaciones y las exclusiones de estas pólizas no nos perjudicarán en el futuro cuando tengamos que hacer uso del seguro.

Las corredurías de seguros son empresas independientes de las compañías de seguros. Están obligadas por ley a ser independientes. Pueden acceder y vender productos de todas las compañías y normalmente hacen una selección de los mejores productos para sus clientes.  Además, les asesoran para que en función de sus necesidades elijan o seleccionen el mejor seguro de vida para ellos y para su familia.

conejos de seguros

5. Lee bien las condiciones de la póliza: la letra pequeña

Se ha hablado mucho de la “letra pequeña” de las Compañías de Seguros. Todas las pólizas de seguro que hay en España están reguladas por la Ley de Contrato de Seguro 50/80. Cuando firmamos una póliza de Seguro estamos firmando un contrato y, como cualquier otro, tiene unos derechos y unas obligaciones. Por eso tenemos que leernos bien las condiciones de la póliza y muy especialmente todo lo referente a las condiciones particulares, donde aparecen todos nuestros datos y todo lo que hemos declarado para hacer nuestra póliza y las condiciones especiales, que son aquellas que la compañía ha fijado en nuestro contrato y que pueden modificar las condiciones generales.

Por lo tanto, antes de firmar y pagar la póliza debemos leernos bien todas las condiciones. Afortunadamente, cada vez son más las compañías que tienen unas condiciones de pólizas muy claras y sin letra pequeña.  Pero el tamaño de la letra no es importante, lo importante es lo que dice.

6. ¿Cómo cancelar tu seguro de vida actual?

Para cancelar una póliza de vida, al igual que cualquier otro seguro, tienes que avisar a la compañía aseguradora por carta certificada, enviada al domicilio social que viene en la póliza, con dos meses de antelación a su vencimiento anual.  Independiente de la forma de pago que vengas utilizando en la póliza figura la fecha de efecto. Con dos meses de antelación al vencimiento natural de esa fecha es cuando tienes que comunicar la cancelación.

Si tu póliza de vida es de ahorro, es  decir, que estás constituyendo un capital para tu jubilación o a un plazo determinado en la póliza, tienes que tener en cuenta el valor de rescate, el dinero que recuperas y sobre todo el tipo de interés que tienes establecido en la póliza, ya que puede que no te interese cancelarla.  Si tienes alguna duda sobre lo que te conviene o no lo mejor es que hables con un Corredor de Seguros, quien te asesorará sobre lo más conveniente para ti.

7. Lo barato puede ser más caro

El precio del seguro no lo es todo. Eso puede valer en otro tipo de seguro más estándar, pero en un seguro de vida debes de cuidar que cumpla con todas tus necesidades, cubra todos los riesgos que realmente quieres cubrir, este clara tu profesión y tus hobbies o aficiones deportivas, las coberturas opcionales que te ofrecen etc. En definitiva tienes que asegurarte que estas comparando mismos productos  y mismas coberturas para que el precio sea también comparable,  En ese caso podrás optar por el más económico, pero no antes de realizar esta comparación sobre el resto de factores de tu póliza.

8. Un buen estado de salud

El momento de hacer un seguro de vida es precisamente cuando nos encontramos bien de salud. Hay que tener en cuenta que todas las compañías solicitan un cuestionario de salud o hacen unas cuentas preguntas sobre dicho estado de salud antes de contratar una póliza.  En el caso de que tengamos algun problema de salud la compañía puede rechazar la póliza o puede poner recargos sobre el precio a pagar.

9. Consulta con un asesor especialista

Los mediadores de seguros están acostumbrados a trabajar con todo tipo de casos y personas, conociendo además hasta el último detalle de las pólizas propuestas. Esto convierte a las corredurías de seguros en los mejores aliados que pueden tener los clientes a la hora de solicitar un seguro de vida que se ajuste a las posibilidades de cada persona. Confiar en su juicio y saber escuchar sus recomendaciones es un aspecto que llega a ser principal para que se pueda acceder a los mejores seguros de vida.

10. Repaso a lo más importante

Son muchos aspectos los que revisar antes de formalizar un seguro de vida tal y como hemos podido ver. La póliza que se firme debe tener estipulada la duración de la misma e incluir los factores que lleven a que se realice la cobertura o renovación. Las cláusulas con exclusiones y/o limitaciones tienen que estar claras, así como el importe del valor asegurado y la información del procedimiento a seguir en caso de tener que utilizarlo dependiendo de las diversas situaciones que se puedan producir.

Foto: White77 – Monelgonel

 Te mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios