Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

10 formas de tener un accidente que podríamos evitar

10 formas de tener un accidente que podríamos evitar

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaSi echamos un vistazo a las estadísticas de fallecimiento ya sea en nuestro país o en el mundo entero, apreciaremos que muchas de ellas se deben a simples accidentes. Hay accidentes corrientes y cotidianos que sufrimos en la comodidad de nuestro hogar o en lugares donde aparentemente no hay ningún tipo de peligro. En ocasiones, porque no es algo que ocurra siempre, uno de estos accidentes puede llevarnos a fallecer. Y lo que parece algo totalmente inocuo se puede acabar convirtiendo en una noticia que desmonte el status quo de una familia. Por eso hoy repasaremos 10 formas frecuentes de tener un accidente que podemos evitar si ponemos más atención en todo lo que hacemos.

Caminar mirando el móvil

Ya sea porque estamos jugando a Pokémon Go o porque estamos haciendo cualquier otra cosa en el móvil, tener un accidente por ir distraídos es lo más frecuente del mundo. Esto se podría evitar si fuéramos un poco más cuidadosos y tuviéramos la mirada donde realmente tenemos que tenerla. No está de más que pongamos un poco más de atención en todo lo que hacemos y que no usemos el móvil cuando no proceda. Porque quizá solo os deis contra una farola, pero también puede ocurrir que os acabe atropellando un autobús.

Usar calzado que resbala

Algo tan inocente como elegir el calzado se puede convertir en una auténtica pesadilla para quien no lo hace de forma conveniente. Porque seleccionar entre un calzado u otro no solo está relacionado con el aspecto que tenga, sino también con las características de su suela. ¿Sabéis cuántas personas se han resbalado escaleras abajo y no solo se han hecho daño sino que se han roto algún miembro del cuerpo? Esto es demasiado frecuente y no solo cuando bajamos escaleras, sino también incluso cuando solo estamos caminando.

No prestar atención

Esta forma de tener un accidente se puede aplicar a tantos tipos de situación que nos resulta demasiado ambigua. En nuestro caso vamos a sacar a relucir los problemas que podemos tener al subir o bajar del metro. Si no prestamos atención nos arriesgamos a meter el pie en el hueco que hay entre el vagón y el andén, lo que puede llevar a que suframos un accidente muy aparatoso si no tenemos suerte y no conseguimos sacarlo a tiempo. Nunca hay que olvidar el riesgo que esto supone.

Perder el equilibrio

Y como hablamos de transporte público, diremos que perder el equilibrio en el autobús, cuando viajamos de pie, es otra de las formas de sufrir un accidente que seguro que podríamos haber evitado. Para ello solo nos tenemos que agarrar muy bien a la barandilla. Si nos caemos en el autobús podemos producir un efecto en cadena y que nuestra caída también afecte a otras personas que estén viajando, con el riesgo de que se trate de ancianos o embarazadas, lo que haría un tono más gris a lo ocurrido.

Trabajar con otras cosas en la cabeza

Si tenemos un trabajo de riesgo lo peor que podemos hacer es trabajar mientras tenemos otra cosa en la cabeza. Para muchos profesionales de empleos peligrosos lo más agobiante es ir todos los días a trabajar sabiendo que su familia se queda desprotegida si algo les pasa. Por eso hay que contratar un seguro de vida que garantice que si esto pasara al menos la familia tendría el dinero suficiente con el que subsistir. Esto ayudará a que no tengamos esas otras cosas en la cabeza, a que estemos más centrados y que obtengamos mejores resultados.

Saltando al vacío

Meternos en sitios peligrosos

Al viajar por el mundo nos tenemos que informar de costumbres locales, pero sobre todo de qué zonas de cada país son más peligrosas para evitar acercarnos a ellas. Esto se puede ver claramente con Estados Unidos, donde sabemos que no nos meteremos en el Bronx en horario de noche con algún tipo de elemento que haga que se despierte el odio de las personas más radicales que viven en ese barrio.

Cometer irregularidades al volante

Para muchos conductores es demasiado común y normal en cierta manera cometer determinadas irregularidades al volante con el objetivo de llegar antes a su destino o para poder aumentar la velocidad. Pero algo así, que suele tener pequeños beneficios, es posible que se convierta en un dramático accidente que haga que muchas personas pierdan la vida en el proceso.

Falta de sueño

Sin especificar en este caso qué tipo de accidente se puede evitar, porque hay tantos relacionados que es imposible quedarse con uno. La cuestión aquí es que la falta de sueño reduce nuestro rendimiento y nos convierte en seres mucho menos efectivos en todos los aspectos. Por eso siempre hay que dormir bien.

Ser demasiado valientes y locos

A veces antes de actuar hay que pensar, sobre todo si hemos alcanzado cierto volumen de edad y nos preocupa lo que ocurrirá con nuestra familia si a nosotros nos llega a ocurrir algo. Por ello antes de tomar una decisión, comportarnos con un exceso de valentía o hacer algo loco, nos tenemos que preguntar si será lo que beneficie a las demás personas de la familia.

Alimentarse mal

Un accidente en el que nos podemos ver envueltos también está vinculado a la alimentación. Si comemos mal está claro que podemos llegar a sufrir accidentes. Nuestro corazón, por ejemplo, se resentiría si comiéramos día tras día comida basura e introdujéramos aceite sin descanso en el organismo. Por eso hay que comer de forma sana.

Foto: skeezeAlexas_FotosTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios