Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

6 claves para el emprendedor del siglo XXI

6 claves para el emprendedor del siglo XXI

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaEl sector empresarial y en especial lo relacionado con la forma en la que los emprendedores van apareciendo actualmente en el siglo XXI, no deja de cambiar. La expansión de Internet ha hecho que cada vez sea más diferente la manera en la que un autónomo puede dar el salto para convertirse en emprendedor e intentar crear un negocio de éxito. Sistemas y herramientas del pasado han quedado obsoletas, mientras que otras ideas se han instaurado ahora como los medios más efectivos en la actualidad. Los tiempos cambian, pero los emprendedores siguen al pie del cañón.

A continuación vas a poder repasar el decálogo del emprendedor del siglo XXI, para que tengas en cuenta todo lo que hace falta a la hora de triunfar.

Hay que tener una buena idea

Es el paso fundamental. Es lo que nos proporciona ese empujoncito para dejar atrás todo lo que hemos hecho hasta ahora y concentrarnos en un mundo totalmente diferente. Si no tenemos una buena idea, es mejor que no intentemos ser emprendedores, porque eso es algo imprescindible si queremos crecer con solidez. Cuando hablamos de buenas ideas no necesariamente tenemos que referirnos a un invento o algo totalmente nuevo. Ni mucho menos. Podemos buscar algo que ya conozcamos, que otras empresas estén ofreciendo, pero que nosotros seamos capaces de proporcionar con todavía más calidad. Hay que recordar que el valor de un emprendedor comienza naciendo en sus propios conocimientos y habilidades y que luego deriva hacia muchas otras direcciones.

Buscar el público potencial

Una idea puede ser excelente pero acabar en saco roto si nos encontramos con que la ofrecemos en un mercado que no está interesado en ella. Seguramente no se os ocurriría venderle cubitos de hielo a un esquimal, porque no le interesarían. El concepto es el mismo. Es importante analizar el mercado con el objetivo de ver si hay espacio para la idea que tenemos en mente. No siempre es posible obtener una confirmación clara sobre ello o puede que nos encontremos con una falsa respuesta que luego nos lleve a sufrir una derrota una vez iniciado el negocio. Pero en base es muy recomendable analizar y buscar cualquier señal que nos proporcione confianza para descubrir si realmente puede haber alguien que esté interesado en nuestro servicio o proyecto.

Realizar un plan de viabilidad

El proyecto se va poniendo serio y cada vez tenemos más cosas en la cabeza relacionadas con él. Antes de seguir hay que crear un plan de viabilidad. Esto se encuentra conectado con el punto anterior, pero nos va a proporcionar un resultado mucho más profundo y detallado. El plan de viabilidad nos permitirá ver si realmente podemos permitirnos iniciar este negocio, con o sin ayuda, si hay margen de beneficio suficiente o si la competencia será tan elevada que nos impedirá crecer con facilidad. Cualquier detalle que se genere dentro del plan de viabilidad puede acabar siendo determinante para que planteemos el negocio de una u otra manera.

Trabajo del emprendedor

Elegir opciones de financiación

Es más que probable que no tengamos los medios para iniciar el negocio de la nada, así que tendremos que buscar la mejor opción de financiación para nosotros. Las opciones son claras y fáciles de encontrar, aunque no tan sencillas de convencer. Nos puede proporcionar financiación una entidad bancaria, una aceleradora de proyectos de emprendedores o incluso un inversor ángel. Antes de aceptar las condiciones de financiación que nos ofrezcan habrá que valorar todos los detalles de la propuesta y comprobar si cumple con lo que estamos buscando. En este sentido, por ejemplo, valoraremos las comisiones y los plazos de devolución.

Ser ambicioso pero a la vez prudente

Con dinero en las manos gracias a la financiación podemos sufrir algo que les ha pasado a muchos emprendedores: ser demasiado ambiciosos. Nunca hay que olvidar tener ambición, pero también hay que disponer de un buen grado de prudencia que dirija nuestros actos. La combinación ideal de ambos factores nos permitirá tirarnos a la piscina sin sufrir consecuencias negativas. Por ejemplo, es recomendable no gastar todo el dinero de la financiación en muy poco tiempo y de manera desproporcionada, porque quizá nos encontremos con que necesitamos más dinero rápidamente para otros gastos. La prudencia nunca se debe dejar de lado si queremos progresar con eficiencia.

Proteger a la familia

Las pequeñas empresas lideradas por emprendedores acaban afectando a la familia de estos. Hay que pensar que la familia siempre debe estar protegida por mucho que nuestro principal objetivo económico sea fomentar la expansión de nuestra empresa. Por eso tenemos que plantearnos, desde el primer momento, la contratación de un seguro de vida que pueda cubrir los pagos pendientes que tengamos en la empresa por la financiación solicitada con anterioridad. De esta manera, si sufrimos un accidente o tenemos un percance grave de salud, nuestra familia no se tendrá que preocupar de acarrear con la devolución de la financiación que hayamos utilizado en el desarrollo de nuestra empresa.

Foto: StartupStockPhotosCQuadratNetTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios