fbpx
Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

Cambiar al beneficiario en un seguro de vida

Cambiar al beneficiario en un seguro de vida

Te regalamos el 15% del importe de tu seguro en un cheque regalo amazonCambiar al beneficiario de un seguro de vida es un trámite más frecuente de lo que en un principio pudiera pensarse. Las razones son muchas: en ocasiones, personales, pues tienen que ver con la relación entre el titular y el propio beneficiario, o especulativas, como es el caso de los cambios motivados por la cuestión tributaria.

En los siguientes apartados se tratan ambos escenarios y se ofrece una visión general de las implicaciones asociadas al proceso de cambio de destinatario de la indemnización por fallecimiento.

¿Puede cambiarse al beneficiario del seguro de vida?

Antes de entrar en materia, conviene recordar que en los seguros de vida de naturaleza individual, el beneficiario es nombrado por el tomador del seguro, que no en todos los casos coincide con la persona asegurada. El citado tomador, que contrata y paga la prima, es quien tiene el derecho a designar y cambiar al beneficiario.

beneficiario seguro de vida

Partiendo de la base de que el beneficiario no tiene un derecho todavía consolidado, sino expectación sobre el mismo, la modificación de esta figura está asegurada en la mayoría de las pólizas. En términos legales, el beneficiario es más bien el destino de la posible indemnización que una persona física con identidad definida.

Claro está, puede imponerse una cláusula de beneficiario irrevocable, en cuyo caso el tomador no podrá designar a otro que no sea el que figura en la primera firma. Esto es igual en casi todas las pólizas, incluidas las de aseguración de enfermos crónicos.

¿Cómo pueden modificarse los beneficiarios?

Si el tomador disfruta del derecho a cambiar al beneficiario y quiere ejercerlo, deberá hacerlo por escrito o servirse de otros procedimientos como la modificación del testamento o del documento firmado.

Los expertos recomiendan tomar las mayores precauciones y dejar un rastro escrito del proceso dirigido tanto a la aseguradora como al notario que modifica el testamento.

¿Qué pasa si el beneficiario ha fallecido?

En caso de que el beneficiario hubiera sido designado como irrevocable, escenario que ya tratamos anteriormente, su muerte no significa la renuncia a la cantidad a percibir; esta se incorpora a su patrimonio y puede ser heredada por sus hijos o testamentarios.

Por otra parte, si se da una situación estándar, se procederá según el siguiente protocolo:

– Si había otros beneficiarios establecidos en la póliza, estos tendrán derecho a la parte del fallecido en función de la proporción indicada en un primer momento.

– Si solo había un beneficiario y este fallece, la cantidad a percibir será para el tomador, que asimilará la indemnización como parte de su patrimonio personal. Puede darse el caso de que los dos, tomador y beneficiario, fallezcan a la vez; aquí la prestación iría a parar a las arcas del beneficiario.

Otros ejemplos que pueden darse son los siguientes:

– Si el beneficiario asesina al tomador, este último recibirá toda la indemnización designada por la póliza de forma unilateral.

– En caso de que no pudiera determinarse quién es el beneficiario o no hubiera sido designado durante el proceso de contratación del seguro, la cantidad a percibir iría, de nuevo, al patrimonio del tomador. Puede darse el caso de que hubiera sido designado pero no se encontrase disponible durante el periodo de reclamación; en este caso, el tomador se haría cargo de la prestación.

beneficiario seguro de vida

En caso de estar pensando en cambiar al beneficiario de un seguro de vida, es conveniente tener en cuenta todo lo expuesto anteriormente, especialmente el apartado fiscal, uno de los factores más decisivos para llevar a cabo este tipo de actuaciones.

Y recuerda que en Segurodevida.es puedes comparar entre cientos de ofertas de diferentes compañías y quedarte con la póliza que mejor se adapte a tus necesidades.