Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

¿Cómo cambiar de compañía de seguros?

¿Cómo cambiar de compañía de seguros?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaUna de las preguntas que nos formulamos en ocasiones es qué podemos hacer en el momento en el cual deseamos cambiar de compañía de seguros. ¿Cómo lo hacemos? ¿por dónde empezar y cuáles son los aspectos que se tienen que tener en cuenta? Puede ser algo a priori difícil de enfocar, pero en realidad no acaba siendo tan complicado si lo hacemos todo bien. Y esto significa, de base, hablar con una correduría, dado que puede ayudarnos mucho a simplificar el proceso, aunque también lo podemos hacer por nuestra cuenta si queremos.

El proceso para cambiar de aseguradora

Lo único que debe tener en cuenta el asegurado a la hora de realizar el cambio de compañía es que la Ley de Contrato de Seguro indica que el proceso debe ser notificado dos meses antes de realizarse el cambio. Esto es obligatorio por ley, por lo que no hay que olvidarse nunca de avisar con dos meses de antelación si no queremos encontrarnos con problemas. A partir del aviso de traslado del seguro se podrá continuar con el proceso y buscar un nuevo seguro que nos interese más en otra de las aseguradoras disponibles.

¿Qué ocurre si no realizamos la notificación con los dos meses de rigor? En ese caso es muy posible que nos encontremos con dificultades legales. Hay distintos tipos de situación que apreciar que parten de la idea de que no hemos notificado a tiempo. La aseguradora con la que dejamos de trabajar puede reclamar a través de vías judiciales para demostrar que el asegurado no ha cumplido con su parte del contrato. En este caso se da inicio a un proceso largo, con mucho papeleo, discusiones y posibilidad de que terminemos durante un tiempo teniendo dos pólizas, la que teníamos contratada en la aseguradora que estamos abandonando y la que hemos contratado nueva en otra entidad. Suele ser un proceso pesado y correoso que siempre es recomendable evitar por todos los medios posibles.

Acuerdo para seguro

Otra de las opciones es que después de haber enviado la notificación tarde la aseguradora con la que intentamos romper lazos trate de convencernos para que sigamos en su servicio. Aquí la situación es similar a cuando intentamos trasladarnos de una operadora de telefonía móvil a otra. Las aseguradoras luchan para que sigamos con ellas y es posible que nos ofrezcan algún tipo de incentivo. Es una opción flexible que abre muchas posibilidades y que al menos no supone pasar por tribunales, denuncias o papeleo excesivo. A partir de la recepción de esas ofertas, algo que suele ocurrir por carta, el asegurado puede tomar la decisión de si quiere seguir con la aseguradora o si finalmente cambia de compañía tal y como ya había notificado con anterioridad.

La última de las posibilidades al haber hecho una notificación a destiempo es que la aseguradora con la que estamos abandonando el servicio simplemente no haga nada. En este caso dejaría pasar que se ha roto el contrato con el plazo de aviso y dejaría que el asegurado se fuera con la nueva entidad en la cual hubiera decidido confiar a partir de ese momento. Esto suele ocurrir en aquellos casos en los que las pólizas no son demasiado valiosas y les suponen a las empresas más esfuerzo del beneficio que van a obtener.

¿Por qué cambiar de aseguradora?

No podemos decir que no sea una buena pregunta a la vista de las muchas posibilidades con las que nos solemos encontrar. Es cierto que a veces tengamos un seguro de vida contratado sin haber revisado el resto de propuestas, sin haber recibido consejo o asesoramiento. Es frecuente que cuando nos hayamos animado a contratar un seguro lo hayamos hecho por algún tipo de información o estímulo con el cual nos hemos encontrado. ¿Pero y si hay algo mejor ahí fuera? Eso es lo que nos podemos plantear cuando ya ha pasado un tiempo y queremos mejorar el seguro de vida que tenemos contratado.

El cambio de aseguradora nos puede llevar a tener unas mejores coberturas, un importe de póliza superior en cuanto al capital asegurado o unas tarifas que resultan más cómodas y flexibles para nuestro día a día. Por otro lado, hay aseguradoras que se esfuerzan más en lo que se refiere al trato al cliente, que se vuelcan para ayudarle en todo y que se aseguran de que tienen una experiencia de usuario realmente satisfactoria. Por lo tanto, sí hay motivos por los que cambiar de aseguradora. Otro de ellos puede ser que hasta ahora no hayamos trabajado con una correduría de seguros y que lo comencemos a hacer para disfrutar de un asesoramiento personalizado. En este caso ellos se ocuparán de informarnos de las distintas opciones que tenemos a nuestra disposición y de lo que podemos hacer para mejorar nuestra situación cambiando de aseguradora.

Foto: Free-PhotosgeraltTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Guia gratis sobre como contratar un seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios