Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

¿Cómo contribuye un seguro de vida a la economía doméstica?

¿Cómo contribuye un seguro de vida a la economía doméstica?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaUna de las peores situaciones en las que se pueden encontrar las familias a lo largo de la vida está relacionada con el fallecimiento de una persona cercana. Si muere el padre o la madre las posibilidades de que se produzca una interferencia en el buen transcurso de la vida son altas. Los ingresos serán menores y asegurar el nivel de vida se convertirá en un proceso más complicado. La economía doméstica se verá muy afectada a partir de esa tragedia. Por eso será tan importante disponer de un seguro de vida, una herramienta que contribuye mucho más de lo imaginable a garantizar que la economía familiar se mantiene estable.

La seguridad de un buen colchón

Muchas de las personas que deciden contratar un seguro de vida lo hacen por prevención, por si la situación en el futuro no sale como ellos esperan. Los accidentes pueden ocurrir en cualquier tipo de momento y el seguro de vida es lo que puede marcar la diferencia entre conseguir mantener el nivel de vida y tener que ajustarse a una estabilidad mucho más reducida. Por eso cuando se define la contratación del seguro de vida siempre hay que revisar muy bien las características de la póliza, las condiciones y el capital asegurado. De esta manera, si algo sale mal, el seguro de vida se transformará en el colchón que ayudará a la familia a que su economía doméstica pueda seguir rindiendo al mismo nivel que antaño.

El uso de este apoyo a modo de colchón económico no solo se produce en momentos en los que uno de los cónyuges haya fallecido. También se puede disfrutar del capital en las situaciones en las que la conclusión haya sido una invalidez absoluta que signifique que no se puede volver a trabajar de ninguna de las maneras.

Situaciones muy reales

Pensemos en ejemplos claros que nos muestran que la vida es más dura y real de lo que se pueda creer. En una familia formada por los cabezas de la misma y tres hijos se produce un accidente de coche en el cual el padre pierde la vida. A partir de ese momento queda la madre y sus tres hijos, pero han visto cómo sus ingresos se reducían a la mitad. Además, tienen una hipoteca y un crédito personal que todavía están pagando de hace dos años cuando la familia decidió disfrutar de un viaje inolvidable. Los pagos se acumulan y a la madre, aunque haya buscado otro trabajo para las noches, no le salen las cuentas. Los abuelos han pasado a trabajar de nuevo, en este caso como niñeros de sus nietos. La familia trata de salir adelante, pero es difícil.

familia jugando

La hipoteca no perdona mes a mes y tampoco lo hacen los demás gastos a pagar. Lo peor es que la situación no tiene vistas de mejorar. La madre tiene un buen sueldo, pero el nivel de vida que se habían marcado es muy superior a lo que puede permitir un solo ingreso. Por eso se encuentra ante la necesidad de hacer algo. A partir de aquí se deben plantear nuevos créditos o trabajos extra que permitan trabajar los fines de semana, lo que hará que la madre se quede sin tiempo para estar con sus hijos. Su vida habrá quedado hipotecada.

Esta misma situación se puede ver bajo el prisma de una familia en la cual los dos cónyuges tenían un buen seguro de vida. Tras fallecer el marido la esposa cobra el capital de la póliza y de forma automática este se transforma en la representación económica de la prevención de su esposo mientras aún estaba con vida. Él siempre pensó en que pudiera llegar a ocurrir lo peor y se puso en este papel para contratar un seguro de vida que cuidara de toda su familia. Ahora ese seguro de vida es la base de la economía doméstica de la familia, en la cual la madre se puede apoyar. Además, ha podido quitarse de encima las deudas, por lo que si bien reducirá la calidad de su nivel de vida, no tendrá que sufrir un ritmo deteriorado que le aleje de la felicidad.

Este tipo de ejemplo es aplicable bajo muchos factores distintos y permite entender que un seguro de vida, aunque no es algo tangible y resulta algo a lo cual se suela no hacer caso, tiene más importancia de la que se pueda creer. En realidad, su relevancia es extrema. La vida de muchas personas, no solo del cónyuge, puede cambiar de forma absoluta entre tener un colchón económico y quedar totalmente desprotegido ante lo que pueda ocurrir. Las corredurías no se cansan de repetir la importancia de la contratación de seguros de vida y lo hacen porque de verdad es algo sin lo cual no se debería vivir, porque es lo que puede garantizar seguridad a las familias.

Foto: AdinaVoicurudyandersonTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios