Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Consejos de protección para familias monoparentales

Consejos de protección para familias monoparentales

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaEn los últimos años se ha convertido en una tendencia cada vez más habitual el que existan multitud de familias monoparentales. Se trata de los núcleos familiares en los que hay un progenitor y un hijo o varios. Estos pueden ser adoptados o biológicos, no importando a la hora de considerar la familia de tipo monoparental. También se considera este mismo tipo de familia cuando esta combinación de padre e hijos vive rodeada por familiares relacionados, como tíos o abuelos.

El mayor crecimiento de estos núcleos familiares se ha producido en casos en los que la persona adulta es una mujer que tiene a sus hijos bajo su cuidado independiente. Para que se constituya este tipo de familia monoparental puede darse el caso de que el padre sea viudo, soltero, divorciado o que esté separado, entre otras posibles situaciones. Para este tipo de familias que poco a poco se están convirtiendo en un motor de la sociedad actual es importante tener siempre en cuenta una serie de consejos que les ayudan a tener una mayor protección.

Porque es cierto que si bien la familia monoparental no tiene porqué disponer de ninguna carencia, sí es más complicado cuando un imprevisto afecta al padre encargado de los niños. Simplemente por proporción las posibilidades de dejar a sus hijos en una situación complicada aumentan.

No olvidarse nunca de uno mismo

Ser el cabeza de familia de un núcleo monoparental es complicado y dispone de una gran responsabilidad. Sobre todo cuando los niños son pequeños hay que tener claro que dependen de una persona y que esa persona, nosotros, no podemos dejarles en la estacada en ningún momento. Eso significa tener muchos más motivos por los que cuidarse. Y aunque el primer pensamiento siempre está dirigido a cuidar a los niños y darles todo lo que necesitan, no hay que olvidar nunca que protegiéndonos a nosotros estamos realizando una inversión de futuro. Porque siempre va a ser más conveniente que los niños puedan contar con nosotros a diario que llegado un día les dejemos abandonados por no haber cuidado de nuestra salud de manera conveniente.

Todo esto nos lleva a que cuidemos nuestra salud, que nos alimentemos en condiciones y que descansemos las horas necesarias para que nuestro cuerpo se reinicie de forma apropiada. De otra manera podríamos estar arriesgándonos a sufrir enfermedades quizá no hoy, pero sí en el futuro.

Familia de padre e hija

Tener una protección por lo que pudiera ocurrir

Pero por mucho que nos cuidemos y que hagamos todo lo posible para tener un buen estado de salud, las circunstancias de la vida nos pueden llevar a sufrir un accidente o una enfermedad imprevista. Si llegamos a vernos en la situación de un fallecimiento inminente o incluso si morimos en un accidente sin tener ocasión de verlo venir, habrá que asegurarse de que nuestros hijos quedan protegidos. Es importante más allá de saber que podrán contar con alguien, con un familiar por ejemplo, dejarles una cobertura económica que les permita salir adelante en los años venideros. Por eso es tan recomendable contratar un seguro de vida que se ocupe de que los hijos tengan lo que necesitan por si un día, aunque nunca pensemos en ello, nos ocurre algo y les dejamos solos.

En otro tipo de familias, donde existen dos cónyuges, este factor aunque importante, no es tan drástico. Pero en este tipo de caso, en el cual los niños se van a quedar muy abandonados a su suerte, resulta imprescindible que tengamos un plan B con el cual asegurar su futuro para que puedan llegar a convertirse en jóvenes de provecho. La cobertura de un seguro de vida es más que suficiente para que esto ocurra y que no haya que preocuparse de ello de nuevo.

Planificar todo lo posible

El máximo responsable de una familia monoparental no se puede dar el lujo de dejar las cosas en el aire para ver si se acaban solucionando de una manera automática. Hay que tenerlo todo calculado, saber qué puede ocurrir y anticiparse a cualquier tipo de problema. Nunca se está trabajando de más si se piensa en todas las posibles variantes a las que se puede llegar con una situación inesperada. Lo mismo se aplica al cuidado de los hijos, para lo cual habrá que estar preparados al máximo. Por ejemplo, habrá que tener suficientes medicinas en casa con el objetivo de poder resolver una urgencia a altas horas de la madrugada o saber a qué teléfono llamar si la situación fuera más complicada y resultara necesaria una ambulancia.

Como padres monoparentales hay que recordar que no hay nadie que nos dará apoyo en ciertos momentos. Es muy recomendable crear una cultura de comunidad alrededor de la familia, consiguiendo una buena relación con el resto de la familia y amigos, pero en última instancia todo acaba dependiendo del único padre, que será el que tendrá que deducir cómo hacer las cosas con la máxima urgencia posible.

Foto: PublicDomainPicturesUnsplashTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios