fbpx
Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

¿Cuál es el plazo máximo para informar de un deceso y cobrar un seguro de vida?

¿Cuál es el plazo máximo para informar de un deceso y cobrar un seguro de vida?

Te regalamos el 15% del importe de tu seguro en un cheque regalo amazonAunque puede haber circunstancias especiales en función de la compañía aseguradora, el plazo fijado por la ley para reclamar la indemnización del seguro de vida es de tan solo 7 días. Lo cierto es que este plazo se antoja escaso, si tenemos en cuenta la gran cantidad de trámites que requiere atestiguar el siniestro asociado a la concesión de la mencionada indemnización.

Tal y como se indica en el art. 16 de la Ley 50/1980 (8 de octubre), el beneficiario deberá hacer saber al asegurador el suceso que ha ocasionado el deceso en un plazo máximo de una semana. No obstante, tiene prioridad el texto de la póliza, de modo que si existe una cláusula especial a este respecto, se aplicará en todo caso.

Cabe señalar que el beneficiario, en nombre del tomador, deberá aportar toda la información requerida por la empresa aseguradora para esclarecer las circunstancias del siniestro. En caso de negarse, podrá perder el derecho a reclamar la indemnización asociada al fallecimiento del asegurado.

Sin embargo, en ocasiones no resulta sencillo conseguir a tiempo la documentación exigida por la compañía, especialmente si el siniestro ha tenido lugar mientras el tomador realizaba una actividad de riesgo lejos de su lugar de residencia, o porque se encontraba en algún país extranjero mientras tuvo lugar el incidente.

7 días es poco tiempo

A veces, muchos beneficiarios no estaban al tanto de la existencia de un seguro de vida. En otros casos, la familia desconoce la compañía o correduría en la que se contrató; y la mayoría desconoce los trámites a seguir en un momento en el que todos los factores ajenos al duelo carecen de importancia.

Aunque la compañía se ocupa de llevar a cabo el papeleo, no es una actuación excesiva contar con asesoramiento legal especializado que proteja los intereses familiares ante la aseguradora.

En caso de optar por resolver uno mismo el procedimiento, lo primero es comprobar la tenencia o no del seguro en cuestión. Para ello, se requiere solicitar un certificado de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento, un documento que informa, de manera oficial, de la titularidad de este tipo de pólizas. Se puede tramitar ante el Ministerio de Justicia, mediante la presentación del Modelo 790 de manera presencial, online o por correo.

El trato con la aseguradora

Lógicamente, cuando la cobertura por deceso esté incluida en un seguro de hogar, por ejemplo, se comprobará que no hay negligencia previa por parte del tomador o del beneficiario, beneficiarios. Así, no informar de la existencia de un problema de mantenimiento que ha sido la causa de la muerte del asegurado, puede ser un motivo que descalifique a la familia para cobrar la indemnización.

El artículo mencionado al principio que recoge los derechos de los beneficiarios también indica que, en caso de que no exista dolo o mala fe, se podrán extender los plazos estipulados en un principio, siempre y cuando se pueda demostrar que la comunicación del deceso se ha realizado nada más conocer el suceso o en los días inmediatamente posteriores.

Existe un plazo de prescripción, si el siniestro no se conoce e informa en un plazo determinado, que suele ser de 5 años. Sin embargo, en caso de que haya un esclarecimiento de las circunstancias de la muerte en el largo plazo, la compañía está obligada a abrir el expediente.

Finalmente, conviene recordar la importancia de cumplir con el plazo establecido por la ley, o en su defecto por el establecido por la aseguradora para no perder la ocasión de cobrar las indemnización del seguro de vida. Por otro lado, si no dispones de una póliza de esta clase, recuerda la importancia de asegurar el seguro de tu familia. Utiliza nuestro comparador para orientar tu búsqueda y acceder a las mejores condiciones de contratación.