fbpx
Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

¿Cuántas pólizas de seguro de vida puedo contratar?

¿Cuántas pólizas de seguro de vida puedo contratar?

Te regalamos el 15% del importe de tu seguro en un cheque regalo amazonContratar un seguro de vida es una garantía que permite al asegurado saber que, en caso de deceso, su familia u otros beneficiarios de la póliza no se quedarán desamparados. Puede darse el caso en el que se necesite más de un seguro de vida, por lo que dudar de cuántas pólizas se pueden contratar es perfectamente normal.

¿Cuántos seguros de vida se pueden contratar?

Normalmente los bancos exigen un seguro de vida a la hora de firmar una hipoteca para garantizarse el pago de la misma en caso de que el titular fallezca. En este tipo de seguros siempre figura como titular de la póliza la entidad bancaria. Pero ¿qué pasa si el titular además quiere contratar otra póliza en la que los beneficiarios sean sus familiares?

En este caso, es importante saber que la ley no pone límite al número de pólizas de seguro de vida para un mismo asegurado. La única condición que establece es que el contratante debe informar a la compañía aseguradora de que dispone de otros seguros contratados antes de firmar el contrato.

polizas de seguro de vida

Otra circunstancia habitual en la que se pueden tener contratados varios seguros es cuando se trata de pólizas de distintas modalidades. Si el cliente tiene una póliza de riesgo (seguro de vida) y otra de ahorro (seguro de supervivencia) estará pagando por dos servicios muy distintos y perfectamente compatibles. En el  primer caso los beneficiarios cobrarán en caso de fallecimiento, mientras que en el segundo funcionará como un seguro de riesgo hasta una determinada edad para después funcionar como un plan de pensiones.

Un último ejemplo en el que el cliente puede necesitar varios seguros es cuando desea tener distintos beneficiarios. Con varios contratos podrá determinar quién recibe la indemnización de cada uno de ellos, sean miembros de su familia directa o no.

Además, es conveniente saber que las pólizas de vida son perfectamente compatibles con las indemnizaciones de los seguros en caso de defunción, como las que se cobrarían con motivo de un accidente de coche o de un accidente laboral.

¿Cuáles son los límites?

Realmente no existen límites legales que indiquen cuántas pólizas de seguro de vida se pueden contratar. El número máximo dependerá de la seguridad que quiera tener el asegurado, así como de la cantidad de dinero que esté dispuesto a pagar. Un dato curioso es que, especialmente si se contratan todas con la misma aseguradora, el precio de las pólizas disminuirá.

No obstante, no conviene olvidar que siempre es recomendable informar a los beneficiarios de la existencia de los seguros contratados. Más del 10 % de las pólizas de vida quedan desiertas por desconocimiento de su existencia por parte de los beneficiarios.

Otro dato que hay que tener en cuenta es que, de no indicarse beneficiarios explícitamente en el contrato, la indemnización se pagará por este orden de prioridad: al cónyuge, a los hijos y a los padres del asegurado. De estar indicados los beneficiarios, la indemnización no se considera patrimonio del difunto, por lo que se puede nombrar a cualquiera.

últimas voluntades

Como dato curioso, la última voluntad es la que prevalece legalmente, por lo que si el asegurado desea cambiar de beneficiario en el último momento no tendrá que cambiar el contrato, sino simplemente indicarlo en un testamento abierto notarial. Además, incluir los seguros en el mismo supone una garantía de que los herederos son informados debidamente y de que se cobrarán las indemnizaciones.

En definitiva, a la hora de contratar un seguro de vida no existen límites legales en la cantidad de pólizas por persona que se pueden firmar. El límite lo ponen los deseos del asegurado, así como la cantidad de dinero que esté dispuesto a invertir en la seguridad económica de su familia.