Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

¿Cubre un seguro de vida el suicidio?

¿Cubre un seguro de vida el suicidio?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaA nadie le gusta pensar en la muerte, ni en el fallecimiento inesperado ni en el que sabemos que va a llegar por determinados motivos. De todas maneras, es necesario pensar y plantearnos ciertas cosas por si llegáramos a vernos en una situación complicada. Dentro de estos temas tabú, ese tipo de aspectos que no se comentan precisamente en una comida familiar, el suicidio es uno de los más controvertidos. Es una realidad de nuestro tiempo, algo por lo que optan personas que han perdido las ganas de vivir y cualquier tipo de esperanza. ¿Pero qué relación tiene con la contratación de un seguro de vida? Y hablando en plata: ¿cubre el seguro un suicidio?

Respondiendo preguntas sensibles

Hay ejemplos en la historia reciente en España de situaciones en las que se han producido encontronazos entre las aseguradoras y los beneficiarios de los seguros. Porque suena factible que una persona se sacrifique por su familia y se suicide después de haber contratado un seguro para que quienes dependían de ella puedan vivir sin problemas el resto de su vida. Suena duro, pero asumible por algunas personas que tienen ese grado de sacrificio. ¿Pero es legal?

La respuesta es negativa: no es legal. En realidad la ley protege a las aseguradoras contra este tipo de fraudes al asegurarse que no habrá ningún tipo de pago a las familias de quienes se hayan suicidado antes de que transcurra un año desde la contratación del seguro. Eso es lo primero que se debe tener en cuenta.

Lo segundo a valorar es ¿qué ocurre si el suicidio se lleva a cabo una vez ha transcurrido ese año? En ese caso la aseguradora dará inicio a un proceso de investigación con la intención de discernir si el suicidio ha sido intencionado con la intención de cobrar el seguro o si hay otros motivos que se tengan que tener en cuenta. Hablamos de la vida de una persona y del capital de un seguro que podría ser elevado, por lo que se trata de temas serios. Esto hace que las aseguradoras investiguen a fondo con expertos que puedan conseguir pruebas y analizar todo lo que ha ocurrido.

final de vida

Distintas posibilidades

Se han dado muchos casos en este tipo de situación. Hay veces en las que se ha constatado que el suicidio ha sido provocado por una serie de factores atenuantes que han aparecido posteriormente a la contratación del seguro. Es decir, no existían esos factores antes de haberse contratado, sino que aparecieron en años posteriores. Por ejemplo, un hombre que tenía un importante puesto en una empresa y que terminó en el paro sin posibilidad de encontrar otro trabajo y cuya depresión provocada por ello le empujó al suicidio. La contratación del seguro no habría tenido ningún tipo de peso en lo ocurrido, por lo que la aseguradora tendría que abonar la cobertura a la familia.

En otro tipo de situación el asegurado ya sufría problemas psicológicos cuando contrató el seguro, los ocultó a la aseguradora y además de esto había un importante historial familiar de otras personas que también habían cometido suicidio. En este caso la investigación podría determinar que no se cumplieron determinadas condiciones del contrato y es posible que el importe no se pagara. Todo dependería de la decisión del juez, dado que hay distintos tipos de situación en este mismo contexto.

Por último, tampoco nos queríamos olvidar de la situación en la que el asegurado no tiene responsabilidad de lo ocurrido aunque lo pueda parecer a primera vista. Las investigaciones de las aseguradoras pueden incluso llegar más lejos que las de las propias autoridades y resolver que un asegurado no se suicidó, sino que alguien cercano decidió acabar con su vida para poder cobrar el seguro. Esto es algo que ha ocurrido en casos de matrimonios sin hijos en los que uno de los cónyuges ha acabado con el otro y que al final se ha descubierto todo mediante la investigación. Por supuesto, en este caso no habría condición de abonar la cantidad del seguro.

El suicidio no es una broma, es un problema que afecta a millones de personas en todo el mundo y que en silencio se lleva las vidas de quienes están pasando por un mal momento. A veces su problemática se oculta del mundo y queda ensombrecida por otras enfermedades más activas, pero se trata de algo a lo que hay que prestar atención. Por supuesto, nadie debería suicidarse y mucho menos hacerlo con la intención de ofrecerle a su familia la cobertura del seguro, tanto porque quizá finalmente no sirva de nada como porque hay que pensar en la pérdida humana. Siempre hay que intentar dar con una solución alternativa a los problemas y, ante una situación dramática, solicitar ayuda a alguien que pueda evitar una catástrofe que haga mucho daño a la familia.

Foto: Counsellingdoctor-aTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Guia gratis sobre como contratar un seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios