Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

¿En qué consiste el anticipo del capital asegurado por enfermedad en el seguro de vida?

¿En qué consiste el anticipo del capital asegurado por enfermedad en el seguro de vida?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaA veces tenemos un gran desconocimiento a la hora de contratar un seguro de vida, puesto que no tenemos claras las coberturas que nos ofrecen la mayoría de ellos. Eso de que nos cubre en caso de fallecimiento lo tenemos más o menos asimilado pero ¿sabes los otros muchos servicios que tiene? Sin ir más lejos, un seguro de vida puede cobrarse antes de morir. Te estarás preguntando en qué consiste esto, pero es muy sencillo. Con este tipo de pólizas existen múltiples servicios complementarios que podemos añadir al seguro principal. Uno de estos es el anticipo de capital asegurado. Esta cláusula se utiliza principalmente en caso de que tengamos una enfermedad grave.

Un anticipo que se debe conocer

Si desarrollamos algún tipo de afección que la compañía entienda que puede ser de gravedad podremos solicitar un anticipo de la cuantía que hayamos acumulado en nuestro seguro. Según las condiciones que tengamos establecidas en nuestro contrato la cantidad que recibimos puede llegar a ser hasta del 100%, aunque normalmente se suele obtener entre el 25% y el 50%. Eso sí, no hay que olvidar que el objetivo del seguro de vida es cubrir gastos en caso de fallecimiento, por tanto si decidimos obtener este dinero previamente para tratarnos una enfermedad inmediatamente el seguro quedará invalidado y no podrá cobrarse en un futuro.

Por lo tanto, tienes que tener muy claro que los seguros de vida no cubren las enfermedades, la cobertura de la que estamos hablando es un servicio complementario que tendrá que ser contratado aparte de la póliza principal, aunque se añadirá a la misma para así disfrutar de un servicio mucho más completo. Las principales características que presenta esta cláusula son que tienen vigencia anual, pudiendo renovar la misma de forma automática siempre que las dos partes estén de acuerdo. Aunque normalmente se establece un coste fijo, la cantidad que iremos pagando año tras año puede variar según las tarifas estatales o el tipo de enfermedad que hayamos contraído.

Debes saber que todas las personas mayores de edad pueden adquirir este seguro complementario y estaremos cubiertos hasta llegar a los 65 años. En cualquier caso, los servicios de anticipo de capital no tendrán efecto inmediato. Si queremos pedir esta cantidad antes de tiempo debemos demostrar que la enfermedad que presentemos no la hemos desarrollado antes del contrato o durante los tres primeros meses de la obtención del seguro.

paciente muy enfermo

Si en un primer momento decidiste adquirir este servicio, pero luego quieres dejar de pagarlo, no tendrás problema alguno en eliminar esta cobertura de tu seguro. Así, un mes antes de la fecha de vencimiento podrás comunicárselo a la compañía si no quieres renovarlo. En el caso de anulación, normalmente hay que hacerlo con 60 días de antelación y por supuesto la vigencia del mismo se acaba si pedimos ese anticipo de capital. Tampoco podremos disfrutar de este servicio una vez cumplidos los 65 años. Aunque estamos hablando de un servicio complementario al seguro de vida que nos cubre los gastos en el caso de contraer enfermedades, hay que tener en cuenta que no todas las afecciones están incluidas dentro de estas coberturas.

¿Qué enfermedades cubre?

Las aseguradoras son las encargadas de establecer qué tipo de enfermedades cubre este servicio adicional. Aunque existen diferencias entre unas y otras, la gran mayoría coinciden en las siguientes afecciones: cáncer, enfermedades cerebro-vasculares, infarto e intervenciones coronarias.

Todas las personas que tengan contratado un seguro de vida y el anticipo de capital pueden adquirir la cantidad asegurada en el caso de que presenten tumores malignos en el organismo. Aquí entran la mayoría de los cáncer, incluyendo la leucemia. Sobre las enfermedades cerebro-vasculares se incluyen infartos y embolias cerebrales o hemorragias. Para pedir el anticipo de capital la enfermedad debe dejar secuelas neurológicas de más de 24 horas y para conseguir un 100% de la cuantía la deficiencia neuronal tiene que estar presente en el paciente por un periodo superior a 3 meses.

El infarto de miocardio se entiende como tal en el ataque cardíaco que puede sufrir el asegurado que le haya provocado una pérdida parcial de las funciones del corazón. También se recogen aquellos pacientes que tengan secuelas en el sistema circulatorio. Por último, las operaciones quirúrgicas a corazón abierto o la colocación de un by-pass son también motivos por los que podemos hacer uso de este anticipo de capital. En este caso, si el asegurado necesita llevar a cabo esta operación tendrá que demostrárselo a la compañía a través de un informe médico.

Estas son las enfermedades principales que tienen cobertura con este servicio complementario, pero existen otras muy comunes en las que las aseguradoras se eximen de cualquier responsabilidad. Es el caso de las afecciones desarrolladas por el alcoholismo o el tabaquismo, aquellas que se han contraído por el virus de VIH, los cáncer que no tengan metástasis o los de piel que no sean invasivos y por último tampoco se incluyen las lesiones provocados por un intento de suicidio.

Foto: tpsdavesasintTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios