Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Enfermedades de la piel: todo cuidado es poco

Enfermedades de la piel: todo cuidado es poco

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaNuestro cuerpo es amplio, pero hay algo que lo recubre en su totalidad y que siempre se debe cuidar al máximo: la piel. Sufrir enfermedades de la piel nos puede colocar en una situación muy problemática, dado que se trata de una de nuestras partes fundamentales. Por eso, y sabiendo que existen muchas enfermedades que nos pueden afectar a la piel, es imprescindible que tratemos de cuidarla siempre, porque todo cuidado es poco. Esto evitará en la medida de lo posible que suframos algún tipo de enfermedad derivada.

Cuidado con el sol

De manera paradójica, el sol es imprescindible en nuestra vida para muchas cosas, pero si no tenemos cuidado también se puede convertir en nuestro mayor dolor de cabeza. El sol se encuentra iluminándonos a lo largo del día, dándonos calor con sus rayos y ayudando a nuestro organismo de distintas maneras. Una dosis de sol siempre es reconfortante y puede resultar muy beneficiosa en distintos aspectos. Pero hay que tener cuidado con no excedernos con el sol, dado que en una cantidad extrema se puede convertir en aquello que nos produzca una enfermedad. Los rayos solares se han llegado a responsabilizar de multitud de enfermedades y problemas relacionados con la piel, como el cáncer, por lo que conviene tomárselo muy en serio.

Para evitar incidentes con el sol es conveniente que se eviten las horas más intensas en los meses de verano, aprovechando las zonas de sombra cuando no haya otro remedio que salir. También es recomendable mantenerse muy bien hidratados, puesto que la piel necesita hidratación para no sufrir las consecuencias del contacto directo con el sol. Y en el caso de necesitarlo, no hay que dudar en utilizar protectores solares que nos puedan garantizar que mantendremos alejadas todas las enfermedades de la piel.

El bronceado mejor controlado

Desde tiempo atrás se han puesto de moda las salas de bronceado, en las que es posible adoptar un color más tostado propio del verano. Hay personas que las visitan durante todo el año, puesto que les permite mantener el color que han ganado en el verano y así lucirse entre sus conocidos. De todas formas, las autoridades sanitarias ya han hablado en varias ocasiones de cómo es preferible tener cuidado con estos servicios que, en algunos casos, pueden llevar a sufrir cáncer de piel. Por eso el bronceado es mucho mejor planearlo de manera natural y teniendo en cuenta, como hemos indicado antes, no tomar el sol en los momentos más agresivos.

Flor en la cara

Una higiene correcta

Pero si hay algo importante para que la piel se mantenga en una alta calidad y lo más sana posible es la higiene. No se puede pensar que sin realizar una higiene correcta se vaya a poder vivir muchos años sin sufrir algún tipo de problema con la piel. Esto es algo que se debe inculcar a los niños desde pequeños para que adopten un comportamiento responsable hacia su piel. Por ejemplo, hay que limpiarse la cara antes de dormir, ponerse algún tipo de crema de noche que ayude a reparar el tejido de la piel mientras descansamos. Por la mañana, al despertar, es imprescindible que nos lavemos la cara con agua fría para que así las toxinas y cualquier componente de grasa que hayamos liberado mientras dormimos desaparezca. Pero no es necesario que nos lavemos la cara a conciencia, sino solo de una manera normal y rutinaria.

Alimentarse en condiciones

A veces no pensamos en ello, pero la piel está muy relacionada con la alimentación de la que disfrutamos. Es recomendable que llevemos una dieta equilibrada, que abandonemos las grasas y que comamos alimentos que tengan muchas proteínas y vitaminas. Al mismo tiempo, beber agua es absolutamente fundamental, puesto que tiene capacidad para proporcionarnos la hidratación que necesitamos. Nunca hay que olvidarse de la importancia de la comida si queremos mantener una piel suave y saludable.

No falles

Por último hay que hacer especial hincapié en dos aspectos que están relacionados con cada persona. El primero es que se requiere mucha constancia a la hora de poner en práctica estos cuidados de la piel. No se pueden llevar a cabo durante unos días, después abandonar 1 mes y luego volver a realizarlos pensando en que la piel no sufrirá ningún tipo de repercusión. Con un poco de constancia se puede llegar a disfrutar de una piel sana durante mucho tiempo.

El segundo aspecto es que hay que controlarse a uno mismo y ser capaces de apreciar cualquier tipo de irregularidad que tengamos en la piel. De encontrarnos alguna cosa extraña no hay que dudar en solicitar una revisión por parte de un dermatólogo, dado que será la manera de saber si puede existir algún problema relacionado con nuestra salud. En todos los casos es importante que pongamos mucha parte de voluntad y que nos mentalicemos de lo importante que es tener una piel adecuada.

Foto: PublicDomainPicturesnanshyTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios