Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Enfermedades infantiles: una situación inesperada que nos hace reflexionar

Enfermedades infantiles: una situación inesperada que nos hace reflexionar

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaA lo largo de la vida nos encontramos ante momentos que nos hacen replantearnos muchas de las cosas que consideramos normales e importantes en nuestro día a día. Las enfermedades son algo que de forma habitual vinculamos prácticamente de manera exclusiva con el progreso de la edad. Creemos que solo las personas mayores pueden enfermar y llegar a encontrarse con dificultades para sobrevivir debido a que ya han alcanzado una edad avanzada. Pero hay ocasiones en las que todo cambia para nosotros, especialmente cuando descubrimos que la persona enferma es un niño que todavía no ha llegado a cumplir una edad elevada.

Eso provoca muchos cambios de filosofía en la vida, principalmente dirigidos a confirmarnos que, por mucho que no nos guste reconocerlo, el transcurso de la existencia no se puede controlar. No hay manera de controlar qué ocurrirá en el futuro ni tampoco a quién. Ni los niños ni los adolescentes están a salvo de las enfermedades simplemente por ser jóvenes. Las enfermedades infantiles son muy frecuentes y es necesario estar preparados para las eventualidades que se puedan producir derivadas de ellas. Y esto es lo que aporta cada vez una mayor importancia a saber que la familia está cubierta con un seguro que pueda reaccionar ante cualquier tipo de imprevisto.

Enfermedades infantiles de todos los tipos

Son muchas las enfermedades infantiles que existen, y al menos hay que entender que no todas tienen el mismo nivel de gravedad. Algunas de estas enfermedades no producen efectos secundarios a largo plazo en los niños, quienes pasan una temporada mala, pero que luego se curan y olvidan lo ocurrido en un tiempo adecuado. Otras enfermedades no desaparecen con tanta facilidad y pueden llegar a derivar en problemas a largo plazo para los niños.

Algunas de estas enfermedades se pueden evitar por medio de las vacunas, que siguen siendo imprescindibles para los más pequeños, mientras que otras son insuperables incluso de esta manera y se pueden producir de forma inesperada. Son enfermedades que, similares a las de los adultos, pueden aparecer sin encontrar un motivo determinado y que tienen posibilidades de acabar con la vida de los niños y de hacerles pasar por duros procesos de tratamiento. La fragilidad de los niños se encuentra, en este tipo de situaciones, con un muro difícil de superar y que por ello requiere toda la ayuda que se pueda imaginar, tanto de la mano de sus padres como por parte de los especialistas médicos que les traten.

Estar preparados ante cualquier situación

Tal y como las enfermedades infantiles hacen reflexionar a las personas sobre la fragilidad general de la condición humana, se llega a la conclusión de reforzar la idea de contratar un seguro. Existen distintos tipos de seguro dirigidos a cada tipo de momento. Los seguros de vida son los más extendidos y que se pueden contratar con una amplia flexibilidad, disponiendo de planes especiales para los niños, que indudablemente tienen otro tipo de necesidades a las de sus padres. Los seguros de los niños se enfocan en proporcionar a la familia una serie de garantías dentro del marco de lo que supone una salud sana en el momento de la contratación.

Un seguro que también encaja en este aspecto y que cada vez es más común entre las familias es el de decesos. Si bien en el pasado quizá se veía más como oportunidad de cubrir el posible fallecimiento de un adulto, ahora, por todo lo aprendido a través de las enfermedades infantiles, es frecuente que se contrate con cualquier tipo de miembro de la familia. Los niños ya no se quedan al margen y reciben el mismo tratamiento que sus progenitores en la contratación de este tipo de seguro. Los padres saben que nunca se puede tener constancia de qué ocurrirá en el futuro, y aunque se suele pensar con el corazón y creer que nada le puede ocurrir a un niño, pensar con la cabeza y contratar estos seguros es cada vez más frecuente.

Sobre todo porque si se produce un incidente y fallece algún miembro de la familia, como un niño, el seguro de decesos se encarga de la cobertura de todos los gastos. Esto puede ser fundamental para que la familia pueda seguir viviendo de forma adecuada y seguir cuidando a sus hijos con todo lo que necesiten sin preocuparse, dado que afrontar un funeral imprevisto podría ser un acontecimiento demasiado devastador en términos financieros.

Los seguros de decesos, contratados para niños o mayores, se ocupan de la cobertura principal de los gastos del funeral y también de todos los papeles y documentos que haya que rellenar una vez producido el incidente. Esto para las familias supone una doble tranquilidad, por lo que se podrán concentrar en tratar de superar el dolor de la pérdida en vez de tener el dolor de cabeza de pensar en cómo obtener el dinero necesario para el funeral.

 Te mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios