Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

Estrés, una de las enfermedades más silenciosas y mortales

Estrés, una de las enfermedades más silenciosas y mortales

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaHay muchas enfermedades que pueden llevar a que tengamos problemas serios a nivel de salud a lo largo de la vida. Pensamos que lo más peligroso es el cáncer y que algo como un infarto nos tiene que quitar el sueño, pero que no hay muchas más enfermedades con ese nivel de problemática. Por supuesto, este es un error común, dado que el mundo está lleno de enfermedades que pueden hacer que nuestra salud se ponga en riesgo y que podamos fallecer casi de forma imprevista. Y dentro de este contexto, ¿y si os decimos que el estrés es una de las enfermedades más silenciosas y mortales con las que nos podemos encontrar? Eso es algo que nunca deberíamos olvidar.

Consecuencias de gestionar mal el estrés

Lo positivo de lidiar con una enfermedad como el estrés es que de base no es mortal. Es decir, no nos vamos a morir por tener estrés hoy, mañana o pasado mañana. El estrés se acumula, daña el cuerpo y el organismo, así como la mente. Es un problema que está presente de forma inmediata, que nos persigue y que puede derivar en grandes problemas de salud a posteriori. Eso es real y es un problema que hay que tratar cuanto antes, pero que sabemos que puede llegar a convertirse en aquello que termine por acabar con nuestra vida si no tenemos cuidado. El estrés mal gestionado ha llevado a que millones de personas lleguen a enfermar y a tener serios problemas de salud, causando consecuencias muy drásticas solo por no saber cómo gestionarlo.

Los infartos son uno de los problemas principales en los que pueden acabar los altos niveles de estrés. Las personas acumulan dolores de cabeza que se convierten en migrañas que se convierten en ataques de ansiedad y que poco a poco van haciendo que el nivel de salud y de sensibilidad se vean afectados. Cada vez es más difícil plantarse ante la adversidad y lo que antaño podría parecer un problema pequeño ahora puede llegar a ser tan drástico que haga que no se pueda encontrar la luz al final del túnel. Todo ello, si no se supera, si solo se va acumulando un día detrás de otro sin más, terminará haciendo que las personas se expongan a grandes riesgos producidos por el estrés. Los infartos están a la orden del día en el momento en el cual el problema se va extiendo, se agranda y llega a un punto en el que no tiene ninguna otra forma de liberarse que “explotando”. El riesgo de muerte en este aspecto es demasiado elevado y son millones de personas las que fallecen todos los años debido a infartos.

Más problemas de salud

Los infartos son una de las principales consecuencias que se producen en aquellas personas que sufren elevados niveles de estrés, pero hay más enfermedades que pueden producirse y que se apoyan en este tipo de situación. Pensemos, por ejemplo, en las úlceras que se producen cuando los niveles de estrés también llegan mucho más allá de lo que está establecido como normal. Las úlceras se pueden tratar en primera instancia, pero dejar que sigan expandiéndose y haciendo daño en el organismo podría llevar a que los problemas de salud relacionados con ellas sean todavía mayores. Lo mismo podemos decir de los problemas intestinales y de cómo el estrés también se puede extender a la espalda. Si bien puede sonar demasiado exagerado, hay algunas personas que han llegado a sufrir serios problemas de espalda que les han dejado inmovilizados y con niveles de invalidez que les han impedido seguir trabajando. Y lo más frustrante en estos casos es que todo había comenzado simplemente por un alto nivel de estrés.

Enfrentamientos y situaciones descontroladas

El estrés también lleva a que las personas que lo sufren en altos niveles busquen distintas formas de liberarlo y de conseguir recuperar el control de sus vidas. Es frecuente que haya personas que recurran al alcohol o las drogas, sustancias que de forma excesiva pueden alterar mucho el comportamiento y hacer que quienes están sufriendo estrés actúen de manera errónea. Esto puede llevar a tener enfrentamientos en los que la situación se descontrole y que la vida de los enfermos se ponga en riesgo.

Ante la aparición de indicios de estrés es necesario que las personas que se vean afectadas por ello actúan con urgencia y que busquen soluciones para reducirlos y encontrarse mejor. No obstante, nunca hay que descartar que la situación sea demasiado preocupante y que pueda llevar a que haya consecuencias mayores. Fallecer debido a una enfermedad producida por un alto nivel de estrés o sufrir un gran invalidez es algo viable, por lo que contratar un seguro de vida será recomendable en este tipo de casos. Así las familias estarán protegidas y sabrán que no tendrán que preocuparse en el aspecto económico ocurra lo que ocurra.Te mejoramos el precio de tu seguro de vida

Guia gratis sobre como contratar un seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios