Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

La crisis de los 40: ¿en qué debemos ir pensando?

La crisis de los 40: ¿en qué debemos ir pensando?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaEs inevitable. La crisis de los 40 llega a todo tipo de personas, tanto hombres como mujeres. En especial afecta a los hombres, que se encuentran en un momento clave en su desarrollo personal, enfrentándose ante una serie de obstáculos que en ocasiones resulta difícil superar. Por eso ante la inminente llegada de esta crisis existencial los hombres tienen que prepararse y estar listos para afrontar diversos momentos clave.

Un momento trascendente

La crisis de los 40 implica comenzar a realizar determinas acciones y tareas que hasta ahora no nos habíamos planteado. Cada persona afronta este momento crucial de la vida de una manera diferente. Hay quienes intentan conectar con su versión de la juventud y esto conlleva todo tipo de ideas. Por ejemplo, algo que podemos hacer es viajar a lugares que marcaron la infancia de cada persona, como un destino frecuente de vacaciones o la ciudad de residencia de aquel entonces. En otros casos también se pueden llevar a cabo acciones y actividades que fueran parte de la juventud, lo que puede llegar a ser un poco peligroso. Por ejemplo, es muy frecuente que retomemos el uso de monopatines o bicicletas que hayamos dejado de utilizar hace muchos años. Y aunque ir en bicicleta es algo que nunca se olvida, seguro que intentamos hacer movimientos demasiado arriesgados que al final nos llevan a sufrir golpes o pequeños accidentes.

Pensar en la muerte también se convierte en una práctica más frecuente de lo habitual. Antes de los 40 años no hemos dedicado casi tiempo a este aspecto, porque éramos más jóvenes y no nos preocupaba fallecer a la vista de que aún nos quedaba mucho tiempo por delante. Pero la crisis de los 40 nos indica que ya es posible que hayamos vivido más de la mitad de nuestra vida si nos fijamos en personas de nuestra familia que quizá han fallecido antes de los 80 años. Al fin y al cabo, la medida de esperanza de vida no es tan alta como se podría imaginar. Esto deriva en que sea más frecuente realizar la contratación de seguros de vida, puesto que preocupa que la muerte esté acechando y que pueda producirse en cualquier momento sin previo aviso.

Vuelta a la infancia

Pensamientos importantes

No obstante, pensar en el futuro más inmediato y en lo que ocurrirá en la vida de las personas a partir de los 40 años no es nada descabellado. En realidad es cierto que la vida se va complicando y que poco a poco tanto hombres como mujeres se tienen que hacer a la idea de que su volumen de riesgo comienza a ser mayor. Para superar esta crisis se siguen perpetuando comportamientos un poco descontrolados que se salen de la media habitual. Es frecuente que se compren vehículos de gran potencia como respuesta a esta incertidumbre que se siente a esta edad. Y la conducción de estos coches o motos a máxima velocidad puede llevar a que se sufran accidentes. Con el objetivo de estar preparados ante esta posible situación es conveniente disponer del seguro de vida más adecuado que pueda cubrir en todo tipo de situaciones.

El exceso en la consecución de las nuevas metas personales también puede llevar a que las personas se encuentren ante riesgos que pongan su vida en peligro. Estas metas incluyen intentar cumplir una meta que no se ha alcanzado desde tiempo atrás, solventar de forma exitosa un remordimiento que haya quedado pendiente o lograr disfrutar de nuevo de una sensación propia de la infancia que haya quedado atrás. Todo esto puede llevar a conductas para las que no estaremos preparados y que quizá por despiste o por exceso de temeridad nos conduzcan a sufrir problemas. El alcoholismo es una nota característica derivada de esta crisis, pero también el sufrir deudas de juego debido a la búsqueda de satisfacción a través de esta práctica.

Cada persona representa la crisis de una forma distinta. Algunas de estas situaciones pueden poner en peligro la vida, mientras que otras quizá solo afecten a la cartera. En algunos casos todo lo que produce la crisis de los 40 es positivo. Se conocen ejemplos de personas que a partir de sufrir la crisis de los 40 se han comenzado a cuidar más, a controlar mejor lo que comen, el ejercicio que hacen e incluso su apariencia física.

Son personas que han visto llegar a esta edad como un toque de atención, como una ocasión para saber que tienen que hacer algo para que sus asuntos se encuentren bajo control de forma adecuada y que su familia, en caso de que algo ocurra, esté protegida. Por eso se contratan tantos seguros a partir de los 40, porque es el momento de la vida a partir del cual comenzamos a ser conscientes de lo que ocurre a nuestro alrededor. Aún con peligros, la crisis de los 40 puede ser incluso positiva para algunas personas que saben cómo aceptarla.

Foto: PezibearUnsplashTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios