fbpx
Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

La diferencia entre invalidez permanente absoluta e invalidez total profesional

La diferencia entre invalidez permanente absoluta e invalidez total profesional

Te regalamos el 15% del importe de tu seguro en un cheque regalo amazonEn este artículo, se van a exponer las diferencias entre la invalidez permanente absoluta y la invalidez total profesional para entender cómo afectan estas dos cuestiones al seguro de vidaEs muy importante asegurarse de que en la póliza del seguro que se contrate, estas dos posibilidades se contemplen y se aplique una indemnización total o parcial del mismo.

De lo contrario, podría ocurrir que la compañía se negase a indemnizar al afectado, lo cual podría suponer un duro varapalo para su estatus económico.

¿Qué supone la invalidez permanente absoluta?

La invalidez permanente absoluta supone para el asegurado que, por cuestiones de salud, le será imposible realizar cualquier tipo de actividad profesional. Normalmente, para conceder esta invalidez, es necesario que el afectado esté un periodo de tiempo de baja laboral, además de someterse a diversas pruebas médicas y exámenes.

invalidez total

Es importante recordar que las aseguradoras solo reconocerán que el asegurado sufre esta invalidez cuando el Instituto Nacional de la Seguridad Social emita el documento de resolución de la invalidez. Es en este punto donde existe una controversia importante que se debe al Dictamen Propuesta.

Si en este dictamen se refleja que la invalidez es revisable, puede que la compañía aseguradora se niegue a indemnizar al asegurado. Hoy en día, lo más común es que todas las resoluciones de invalidez se revisen al año o los dos años dependiendo de la gravedad de la enfermedad.

Tras estas revisiones, la invalidez del individuo puede aumentar o descender. Por ello, en muchos casos las compañías de seguros pueden poner problemas a la hora de indemnizar. En este respecto hay entidades más favorables que otras y ante la negativa, la opción que le queda al consumidor es la de poner una reclamación.

Por otro lado, conviene prestar atención al tipo de invalidez que cubren. Esta puede ser física o psíquica y lo ideal es que se cubran ambas posibilidades para evitar sorpresas en caso de que ocurra cualquier accidente.

¿Qué supone la invalidez total profesional?

La invalidez total profesional implica que, por una situación física o psíquica irreversible, el profesional en cuestión no podrá volver a ejercer su profesión habitual. A la hora de reclamar la indemnización acordada en el seguro de vida, pueden darse diversos problemas.

El primero de ellos es que, para que la compañía acepte la indemnización, en la póliza se ha de recoger que la invalidez total profesional sí está cubierta por la póliza. En ciertos casos, puede que solo se cubra la incapacidad permanente absoluta y, por desgracia, el afectado no tendría derecho a percibir ninguna cuantía por parte de la aseguradora.

invalidez profesional

Por otro lado, es importante que se especifique cuál es la profesión habitual del asegurado. Solo así la aseguradora tendrá constancia de que la imposibilidad de ejercer dicha labor conllevará la indemnización de su cliente.

¿Se incluyen estas coberturas en el seguro de vida?

Una cuestión relevante es el hecho de que en las coberturas básicas del seguro de vida no se incluyen estas casuísticas. Es decir, por defecto, una póliza de seguros únicamente cubre el fallecimiento del asegurado y solo en este caso se haría efectiva la indemnización.

Si por cuestiones personales el asegurado tuviera interés en añadir la cobertura por incapacidad permanente absoluta y total profesional, esto será algo que tendrá que solicitar. Por tanto, lo más común es que suponga un sobrecoste de la prima a pagar.

La realidad es que nunca se sabe si por un accidente o por una enfermedad una persona podría quedar incapacitada para realizar cualquier trabajo o para ejercer su profesión. Por ello, te animamos a consultar las condiciones de invalidez permanente absoluta e invalidez total profesional en el seguro de vida.