Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Llega 2016: ¿qué debemos saber sobre la tributación de nuestro seguro de vida?

Llega 2016: ¿qué debemos saber sobre la tributación de nuestro seguro de vida?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaPronto comienza un nuevo año y eso significa prepararse para los posibles cambios que se vayan a introducir en el sector financiero y que nos afecten. Es bueno estar informados de las últimas noticias en cuanto a datos económicos para saber bien qué es lo que deberemos pagar, cuáles serán los ajustes realizados en impuestos y de qué forma nos podríamos beneficiar. Cuanto más preparados estemos para el inicio de año menos sustos tendremos posteriormente una vez comiencen a producirse movimientos en nuestras cuentas bancarias o nos lleguen cartas indicando la obligación de realizar determinados pagos.

Entre otros posibles costes y gastos que podamos tener en temas de impuestos hay algo a lo cual prestar una atención especial: el seguro de vida. ¿Sabemos cómo tributa nuestro seguro de vida? ¿Estamos preparados para el próximo año 2016 y para lo que significa disponer de esta protección contratada que cubra a nuestra familia por si nos llega a ocurrir algo? Si tenemos una buena dosis de información y conocimientos no habrá que preocuparse por nada una vez llegue el momento y el transcurso de los primeros meses de año.

A continuación vamos a hacer un repaso de lo que debemos saber cara al próximo año 2016 en cuanto a los impuestos del seguro de vida en dos fases distintas. Primero, cuando nos encontramos pagando las primas. Segundo, en el momento en el cual se lleva a cabo el cobro de la prestación que se ha garantizado.

Tributar el seguro de vida pagando primas

Es bueno recordar que si nos encontramos pagando la prima de un seguro de vida-ahorro no vamos a tener que ocuparnos de realizar el pago de ningún tipo de impuesto. Esta es una buena noticia y algo que nos permite quedarnos tranquilos respecto a ello. La situación es distinta con los seguros de vida-riesgo, algo que podemos apreciar si echamos un vistazo al recibo del pago de las primas. En él apreciaremos que las Entidades Aseguradoras se ocupan de cargar una serie de impuestos. Se trata de tres cargos distintos: el IPS (o Impuesto sobre primas), el RLEA (recargo de Liquidación de Entidades Aseguradoras) y el CCS (Consorcio de Compensación de Seguros).

Tributación de seguro de vida

El cargo que se realiza en base al IPS se trata de un 6% de la prima que corresponda a nuestra póliza, estando representado por las garantías complementarias. En este cargo no se tiene en cuenta la garantía de fallecimiento al ser la principal. Por su lado, el RLEA simboliza un 0,15% del total de la prima, mientras que el CCS supone el pago de un 0,005%, en este caso del capital que queda implicado por fallecimiento, sumando también lo referente a los accidentes. Tener en clara la cuenta completa de estos impuestos nos permitirá saber mejor cuánto pagaremos en total cada vez que debamos abonar una de las primas.

Tributar por cobrar la prestación garantizada

La situación varía dependiendo de cuál sea el motivo por el cual se realiza el cobro de la prestación. Hay tres posibilidades: por fallecimiento (con seguro de vida-riesgo), en momento de supervivencia (con seguro de vida-ahorro) y en caso de invalidez. En el primero de los casos el impuesto que hay que afrontar es el correspondiente al ISD (Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones). Es importante conocer que la cantidad de este impuesto varía dependiendo de la comunidad autónoma en la cual nos encontremos, lo que lleva a que la cifra pueda ser distinta en una situación u otra.

Resulta bueno saber, no obstante, que hay distintas condiciones que afectan también al importe de forma definitoria. En los casos en los que existe una relación de tipo directo entre la persona que ha fallecido y el beneficiario, como si se trata de un padre y su hijo o de un cónyuge, los importes del impuesto se reducen de forma notable. Hay algunos casos en los que el importe se puede reducir hasta a cero dependiendo de la comunidad. De forma directa, si el beneficiario del seguro es una entidad jurídica, no se cobra ningún importe.

Si se produce una situación de supervivencia la tributación se lleva a cabo a través del IRPF (Impuesto de la Renta de Personas Físicas) en el caso de que la póliza se haya cobrado en capital, que viene a ser lo más común en la mayor parte de los casos. Además, hay que decir que el tributo solo se realiza por el beneficio que haya llegado a obtener el asegurado. Para saber cuál es el beneficio se debe restar el capital obtenido de las primas que se hayan pagado previamente.

Por último, para las personas que sufren una invalidez, este importe se llega a tributar como si se tratara de un rendimiento de capital. Hay varios factores que juegan un papel determinante en este sentido, como puede ser la antigüedad del seguro en cuestión. En general se puede llegar a un 75% en exenciones dependiendo de factores como este.

Foto: stevepbjarmolukTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios