Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Los gastos de los trabajadores autónomos a lo largo de un año

Los gastos de los trabajadores autónomos a lo largo de un año

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaSer autónomo es una de las tendencias que se han estipulado como solución a las situaciones en las que multitud de personas no encuentran trabajo. Supone una oportunidad para intentar obtener el éxito profesional por cuenta propia, sin depender de jefes, empresas y otro tipo de personas que quizá no nos hayan permitido alcanzar nuestro máximo potencial en los últimos años. Pero los autónomos, además de muchas oportunidades, también tienen numerosas responsabilidades en cuanto a gastos con los que se van encontrando a lo largo del año.

Gastos ineludibles durante el año

Por mucho que el autónomo tenga una filosofía que implique ahorrar el máximo dinero posible en gastos, con el objetivo de ajustar sus cuentas y arriesgarse menos a nivel económico, hay una serie de cosas a las que no se puede escapar. El primer gasto y el cual se convierte en imprescindible desde el primer mes en el que se realiza un trabajo de autónomo es la cuota mensual que se abona a la Seguridad Social por disponer de esta oportunidad de trabajo profesional. Aunque hay una serie de ventajas de las que se pueden beneficiar los jóvenes en los primeros meses como autónomos, la tarifa mínima llega a estipularse en más de 250 euros. Este es un gasto mensual que no se puede esquivar de ninguna de las maneras y que se convierte en una cifra de más de 3000 euros anuales.

Además de esto, y aunque se enmarca dentro de la obligatoriedad de cruzar las cuentas, los autónomos también entienden como un gasto el pago de los recibos de IVA e IRPF. De forma trimestral hay que cumplir con el pago correspondiente de las tarifas que se hayan producido como diferencia entre los gastos y los ingresos. El IRPF se ajusta también anualmente, dando un resultado dispar dependiendo de cómo hayan sido las facturas a lo largo del años, siendo posible recibir una devolución, pero también hacer un pago compensatorio.

Muchos más gastos

Pero está claro que el autónomo va a tener muchos más gastos a lo largo del año, principalmente en lo relacionado con las herramientas que necesita para salir adelante en el sector profesional. Algunos gastos son fijos en la mayor parte de las situaciones. Por ejemplo, la línea de teléfono, imprescindible para hablar con clientes a los que se puedan ofrecer los servicios. Y en el mismo nivel la conexión a Internet. El autónomo también tiene que afrontar el gasto de transporte, ya sea público o la gasolina del coche que utilice para ir de un lado a otro, además de los billetes de tren o avión habituales que requiera para visitar oficinas de clientes potenciales.

Trabajando en casa

No hay que olvidar tampoco gastos mayores que se producen solo en momentos puntuales, pero que también pueden suponer que un autónomo reduzca su presupuesto de forma considerable. Es el caso, por ejemplo, de la adquisición de un nuevo ordenador o de cualquier otro tipo de dispositivo que le resulte necesario en el día a día. Un autónomo que dependa de su coche, porque tenga un papel de comercial, por ejemplo, requerirá además contar con su vehículo siempre disponible, ya sea en rendimiento o en lo referente a la adquisición de nuevos modelos.

Por lo tanto, podemos constatar que los gastos anuales de los autónomos son realmente altos. Y esto deriva en que los profesionales tengan que tener muy en mente siempre la necesidad de disponer del apoyo de un seguro para autónomos que les pueda proteger por si algo llegara a ocurrir y no pudieran seguir trabajando para mantener el flujo positivo de ingresos.

El seguro de baja laboral es uno de los más recomendables, puesto que pone a los autónomos en una situación positiva incluso cuando se encuentran en un momento en el cual no pueden seguir trabajando durante un periodo de tiempo temporal. Los autónomos cobrarán todos los días en que no puedan realizar su actividad laboral habitual, no teniendo así ningún tipo de inconveniente para poder recuperarse con tranquilidad sabiendo que los ingresos seguirán llegando sin problemas.

Otro buen seguro es el médico privado, con el cual se simplifican todos los procesos por los que los profesionales tendrán que pasar para resolver problemas de salud que hayan sufrido. Es la mejor forma de no tener que esperar enormes listas de espera y de saber que siempre se disfrutará del apoyo de los mejores profesionales del sector de la salud.

Pero por encima de todos los seguros nunca debe faltar el de vida, que será el que se ocupe de garantizar que en el caso de producirse el fallecimiento del autónomo, los pagos que este tenga pendientes quedarán cubiertos sin problemas. También será el que permitirá al profesional dejar a su familia un colchón de seguridad que les permitirá seguir adelante sin los ingresos que el autónomo se encarga de garantizar en el día a día. La vida de los autónomos es emocionante, pero también muy activa y siempre está esperando el transcurso del trabajo a diario, por lo que no se debe olvidar nunca mantener contratado un buen seguro de vida.

Foto: StartupStockPhotosmoleshkoTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios