fbpx
Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

Los seguros de vida para enfermedades graves

Los seguros de vida para enfermedades graves

Te regalamos el 15% del importe de tu seguro en un cheque regalo amazonLos seguros de vida para enfermedades graves pueden ser un apoyo extra al que recurrir cuando las consecuencias de esta dolencia se vuelven más contundentes. En este artículo, se va a aportar información que cualquier persona en esta situación deberá valorar por el bien de su bienestar.

¿En qué consisten los seguros de vida para enfermedades graves?

Al contrario de lo que muchas personas piensan, el seguro de vida no solo cubre la muerte de la persona asegurada. En muchos casos, es posible contratar una cobertura añadida para enfermedades graves, según la cual el asegurado podría hacer uso de parte del capital contratado en caso de padecer una dolencia.

A fin de cuentas, los gastos que se derivan de este tipo de enfermedades suelen ser elevados. Y, por desgracia, en muchas ocasiones no se dispone del dinero necesario para cubrir todas las necesidades y mantener una calidad de vida adecuada.

Seguros de vida

¿Cuáles son las consideradas enfermedades graves?

Esto dependerá de cada aseguradora y de cada póliza, no obstante, hay una serie de patologías que sí se consideran graves que son las siguientes:

– Cáncer.

– Accidente cerebrovascular.

– Insuficiencia renal.

– Cualquier dolencia que afecte a la arteria coronaria.

– Trasplante de órgano vital.

– Parálisis física.

Alzhéimer.

Párkinson.

– Infarto agudo de miocardio.

En cualquier caso, siempre es importante revisar las dolencias que quedarían cubiertas por esta cobertura complementaria. Además de, claro está, informarse sobre la cuantía de la póliza a la que se podría acceder. Generalmente, se puede percibir hasta el 50 % del capital asegurado. Pero siempre conviene revisar el contrato para evitar sorpresas.

Diferencias entre seguros de salud y seguros para enfermedades graves

La diferencia principal entre ambos tipos de pólizas es que, mientras los seguros de salud están pensados para dar una cobertura extra a los pacientes de cualquier enfermedad grave, los seguros para enfermedades graves se centran en abastecer económicamente las posibles necesidades de estos pacientes. En cualquier caso, se va a profundizar en esta cuestión más detalladamente a continuación.

¿Cómo funcionan los seguros de salud?

Existen tres modalidades de seguro de salud. La primera de ellas es la del reembolso de los gastos médicos. Es decir, el asegurado abona estos gastos para después remitir un informe a la compañía, la cual posteriormente le devuelve el dinero. En este caso, el cliente elige libremente a qué centro sanitario acudir.

La segunda modalidad son las pólizas de asistencia sanitaria. En este caso, el cliente no tiene que pagar por adelantado, sino que recibirá la atención médica en alguno de los centros sanitarios que ofrece la aseguradora.

Y, por último, existe la modalidad de indemnización que consiste en recibir una cuantía estipulada en la póliza si las necesidades hospitalarias, de baja laboral y otras, requieren cuidados médicos especiales.

Seguro enfermedades graves

¿Cómo funcionan los seguros de vida para enfermedades graves?

A diferencia de la tipología anterior, estos no cubren los gastos médicos como tal. Es decir, cuando en el seguro de vida se añade el complemento de enfermedad grave, en caso de que esta sea diagnosticada, el asegurado deberá remitir el informe médico a la aseguradora.

Cuando esta lo recibe, deberá abonar al tomador del seguro la cuantía que se había acordado y que se refleja en los documentos de la póliza. Una vez recibido este dinero, el asegurado podrá emplearlo tanto en gastos médicos como en otras cuestiones como reformas del hogar y otras medidas que mejoren y mantengan su calidad de vida. 

De esta manera, en caso de requerir cuidados médicos más específicos, el asegurado podrá pagarlos con este dinero. Además de cualquier otra necesidad derivada de su estado de salud.

Así pues, los seguros de vida para enfermedades graves son una opción muy viable para cubrirse las espaldas y mantener la calidad de vida a pesar del estado de salud. ¡Contrátalo ahora!