Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Matrimonios con hipoteca y sin hijos: simulación de seguro de vida recomendado

Matrimonios con hipoteca y sin hijos: simulación de seguro de vida recomendado

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaHay distintos factores que resulta importante tener en cuenta y valorar a la hora de la contratación de un seguro de vida. Para los matrimonios hay dos elementos que suelen derivar en ajustar el seguro de vida de una u otra manera: la hipoteca y los hijos. ¿Qué ocurre en los casos en los que el matrimonio no tiene hijos pero sí hipoteca? ¿Cuál es el seguro de vida que se les recomienda contratar y qué deben tener en cuenta?

La importancia de tener una hipoteca

La hipoteca es una de las responsabilidades financieras más habituales entre los matrimonios que se encuentran en un rango de edad a partir de los 25 años. En este momento de la vida es fundamental tener un seguro de vida que sea capaz de dar cobertura sobre el importe de la hipoteca existente, para que si uno de los miembros de la pareja fallece el otro pueda, al menos, tener un problema menos del que preocuparse. El valor de la hipoteca puede ser variable dependiendo del tiempo que quede hasta el pago de la vivienda o del precio de la misma, por lo que conviene ajustar el importe y la garantía del seguro de vida de forma que garantice el soporte sobre los pagos pendientes.

Que uno de los cónyuges tenga que superar el trauma y el dolor que supone perder a su ser más querido debido a un accidente ya es suficiente complicado como para, además, tener que pensar en el pago del importe pendiente de la hipoteca. Es por ello que las corredurías de seguros fomentan el realizar una cobertura que incluya este importe y que así sea posible levantar cabeza y organizarse la vida después de la pérdida de una manera un poco más sencilla.

Los seguros de vida-riesgo son fundamentales en este caso y se deben contratar por parte de ambos miembros del matrimonio, dado que nunca es posible pronosticar qué puede ocurrir y qué miembro de la pareja tiene más riesgo de fallecer de imprevisto. Los accidentes, tanto domésticos como laborables o en carretera, tienden a producirse de forma inesperada, así que cuanto mayor nivel de cobertura tengamos en el entorno de la pareja, más fácil será salir adelante en una situación difícil.

Felicidad en pareja

Ausencia de hijos, pero otras responsabilidades

Los productos de ahorro que proporcionan las entidades especializadas en seguros suelen recomendarse en el momento en el que se comienzan a tener hijos. Es una forma de pensar en su futuro y en garantizar que los niños puedan tener un crecimiento garantizado para gastos imprevistos con los que se encuentren en los años venideros. También es un recurso para calcular situaciones problemáticas y de ir solucionándolas antes de que ocurran.

Para los matrimonios que no tengan hijos existe cierto nivel de desasosiego en este sentido, dado que es una responsabilidad menos a la que hacer frente. No obstante, existe cierto margen de previsión que las parejas deben tener en cuenta, dado que un hijo puede llegar de manera inesperada si no se toman las precauciones adecuadas.

En este caso los matrimonios pueden evitar las soluciones de ahorro, salvo en el caso en el que prefieran prevenir o que sepan que tendrán un hijo pronto, y concentrar su interés en la contratación de un seguro de vida-riesgo que les proporcione un mayor nivel de seguridad. También es importante que se tengan en cuenta otros factores que pueden influir en la vida de la pareja, así como en el valor que deban asegurar por si acaso llegara a ocurrir una situación negativa en su entorno. Por ejemplo, en ocasiones estos matrimonios no tienen hijos a su cargo, pero sí dependen de ellos otras personas, como pueden ser los padres de uno de los miembros o incluso hermanos pequeños. Son personas que, aunque no sean descendientes, dependen de ellos y de la estabilidad financiera de la familia.

Recomendaciones

En la situación de un matrimonio con una hipoteca a la que hacer frente, pero sin la responsabilidad directa de los hijos, es recomendable realizar la valoración sobre un seguro de vida con capital decreciente. Este caso es similar al que se aplica en aquellas situaciones en las que se da cobertura a un préstamo pendiente. Cada año se realiza una revisión en el capital asegurado y este se va reduciendo teniendo en cuenta un importe determinado, en este caso el valor que todavía quede de amortizar de la hipoteca. Es una forma recomendable de contratar un seguro de vida de manera que siempre se pueda cubrir el valor pendiente de la hipoteca, pero al mismo tiempo ajustar los importes a pagar para que el asegurado pueda hacerle frente de una forma más cómoda. Sobre el capital recomendable, todo dependerá de la hipoteca que tengamos, en base a eso deberemos calcular qué capital mínimo necesitamos para cubrirla.

Foto: TakmeomeotakazartTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios