Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

¿Podemos incluir el seguro de dependencia en el seguro de vida?

¿Podemos incluir el seguro de dependencia en el seguro de vida?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaNo cabe duda de que en el momento en el cual decidimos contratar un seguro de vida lo primero que tenemos que hacer es conocer todas las coberturas que nos ofrece. Ya sabemos que esta póliza en sí misma proporciona un gran número de servicios, pero la gran mayoría de las compañías también ponen a nuestra disposición otros adicionales para hacer nuestro seguro más completo. Es aquí donde entra el seguro de dependencia. Para ponerte en situación debes saber que este tipo de póliza surge a raíz de la aprobación de la Ley de dependencia en 2006. Aunque muchos creen que se trata de seguros independientes lo cierto es que la póliza de dependencia se puede incluir perfectamente en el seguro de vida. Es más, esta acción es recomendable si queremos gozar en un futuro de las mejores coberturas.

Prevenir ante todo

Principalmente el seguro de dependencia se basa en ofrecer servicios a aquellas personas que por diversos motivos están limitadas y no pueden llevar a cabo las tareas diarias. Es decir, necesitan ayuda para hacer prácticamente cualquier cosa. Tener un accidente o contraer una enfermedad pueden ser causas para que empecemos a tener deficiencias físicas o psíquicas. Es aquí donde el seguro de dependencia cobra un especial protagonismo, puesto que a través de este las compañías nos proporcionan servicios que nos ayudan a llevar a cabo nuestras actividades habituales. Tenemos que tener en cuenta que no todas las limitaciones son iguales, algunas serán más acusadas y otras menos, pero para eso la ley establece tres niveles de discapacidad. En cualquier caso, el seguro de dependencia nos proporcionará una cuantía adicional para hacer frente a estos cambios en nuestra vida o si lo necesitamos servicios personales sobre todo relacionados con las ayudas sanitarias o de acompañamiento.

Tal y como hemos comentado, las personas que son dependientes no presentan las mismas carencias. Es por ello que el Estado establece tres niveles de grado en limitaciones y según cada uno las pólizas cubren unas necesidades u otras. En primer lugar hablaremos de la dependencia en nivel I o también conocida como moderada. En esta fase se incluyen todas las personas que necesitan una ayuda para realizar sus tareas diarias. La gran mayoría de personas que encajan en este grupo siguen teniendo autonomía por sí mismos, por lo que normalmente no van a necesitar más de un servicio al día.

En el siguiente escalón se establece la dependencia severa de nivel II. Aquí el asegurado necesita de un mayor número de cuidados, sigue teniendo esa autonomía pero en mucho menor grado comparado con el caso anterior. La mayoría de personas que se encuentran en este nivel requieren uno servicios de ayuda de entre 2 y 3 veces al día. Por último, el tercer nivel es el denominado como el de gran dependencia. En este caso los afectados no tienen autonomía para llevar a cabo sus actividades, por lo que necesitan de unos cuidados continuos durante todo el día.

Enfermo con dependencia

Las coberturas del seguro

Teniendo en cuenta los diferentes niveles de dependencia establecidos por el Estado, las compañías incluyen más o menos coberturas. A las ya incluidas en los seguros de vida se le añaden otras relacionadas con las limitaciones de los asegurados. Así, todo aquel que tenga contratado un seguro de dependencia y se encuentre dentro de los niveles II y III contará con una indemnización cuya cuantía variará según las limitaciones que presente el afectado. Las cantidades pueden oscilar entre los 500 y los 2500 euros aproximadamente y la podemos adquirir en forma de capital o como una renta mensual.

Además de la cobertura económica, las compañías también proporcionan un servicio de asistencia familiar, incluyéndose en este caso todos los pacientes de los tres niveles. Aquí contamos con teleasistencia de forma ilimitada para aquellos que necesiten una atención sanitaria urgente. También tenemos asesoramiento telefónico, tanto a afectados como familiares y si se necesita incluso podemos pedir ayuda a domicilio, donde una persona designada por la compañía acudirá a nuestro hogar un cierto número de horas al mes. Por norma general los seguros de dependencia ofrecen coberturas anualmente, aunque en los casos en los que el contratante presenta alguna enfermedad mental el periodo puede extenderse hasta 3 años.

Siempre que demostremos que esta dependencia la hemos adquirido después de contratar este seguro no tendremos problemas en hacer uso de estos servicios que además los tendremos disponibles hasta los 75 años. Para aquellos que lo necesiten la renovación de la póliza puede hacerse hasta los 85 años en algunos casos. Si queremos contratar un seguro de vida con esta póliza complementaria tendremos que presentar un informe médico impoluto y no tener problemas de alcohol o drogas, así como no realizar prácticas de riesgo. Las compañías tampoco se hacen responsables si la dependencia que hemos adquirido ha sido consecuencia de un intento de suicidio o por secuelas de conflictos donde haya habido armas.

Foto: Alterfines27707Te mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios