Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Primer embarazo: es el momento de pensar en el futuro

Primer embarazo: es el momento de pensar en el futuro

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaCuando somos jóvenes no tenemos preocupaciones. Nos limitamos a vivir sin pensar en el futuro y dejando que sean nuestros padres quienes se ocupen de todo. No hay que complicarse porque sabemos que siempre hay alguien detrás que nos cubre las espaldas. ¿Pero y cuando llega el momento de convertirnos nosotros mismos en los padres? La balanza de la vida se vuelve a equilibrar y, en ese momento, nos encontramos con que necesitamos ser nosotros quienes les cubran las espaldas a quienes vienen detrás.

Enfocando el futuro con un primer embarazo

Los padres primerizos se encuentran ante una situación en la cual hay que reaccionar de forma directa. Es un momento en el cual se toman muchas decisiones. No ocurre lo mismo en el segundo hijo, situación en la cual las parejas ya tienen cierta experiencia acumulada que les permite saber cómo reaccionar de forma más adecuada. La llegada del primer hijo y el proceso de embarazo que lo precede, es el periodo de tiempo en el cual más cosas cambian para el status quo de una pareja. Lo que hasta ahora era una simple pareja pasa a transformarse en una familia, pequeña inicialmente, pero que apunta a que podría seguir creciendo en el futuro.

Una de las decisiones que se toman en este proceso de cambio es la de contratar un seguro de vida que proteja a la familia por si algo inesperado se llegara a producir en el futuro, tanto antes como después.

¿Qué ocurriría si una de las dos personas de la pareja fallece sin previo aviso? Su cónyuge se encontraría con que de la noche a la mañana tiene que afrontar el cuidado de su primer hijo sin el apoyo de su pareja y posiblemente sin el sueldo que esta persona introdujera en el hogar. Dicho de otro modo, sería una situación muy problemática de la cual sería difícil salir sin algún tipo de apoyo. Y ese apoyo, de una u otra manera, siempre tiene que estar representado por la contratación de un seguro de vida.

Cobrar las cuantías determinadas de un seguro de vida proporcionaría al cónyuge la oportunidad de salir adelante en los primeros años, de criar a su hijo de forma adecuada y de poder cubrir con los gastos que implique la organización del funeral. Se trata de un recurso muy bienvenido que ayuda, al menos, a que el periodo de duelo no se deba acrecentar en dolor y preocupación por no saber cómo afrontar los gastos derivados de lo ocurrido.

Bebé y su padre

Una cobertura a largo plazo

Lógicamente, los padres primerizos no se plantean que, mientras están esperando su primer hijo, algo negativo les pueda llegar a ocurrir. Se trata de un periodo en el cual las sensaciones son positivas y los sentimientos alegres. Pero esto no implica que no se pueda hacer uso de toda la precaución posible para evitar situaciones inesperadas. Además, lo mejor de todo y lo más importante, es que la contratación del seguro de vida se plantea en una ocasión pero se lleva a cabo a largo plazo.

Y esto es realmente lo importante, porque las familias no se tienen que preocupar acerca de lo que ocurrirá en el futuro. La contratación del seguro de vida las mantendrá protegidas, cubriendo a los dos padres con el objetivo de estar listos ocurra lo que ocurra en los años posteriores. A medida que el niño crezca las necesidades y los cuidados que tendrá serán mayores. La pareja deberá tener la seguridad de poder contar con sus dos sueldos y con su disponibilidad de tiempo para que el niño no quede abandonado y pueda tener a sus padres en todo momento.

Pero si se produce un accidente, la estabilidad se trunca y solo la cobertura de un seguro de vida sale al paso para ayudar a quien se queda al cargo del niño. En una situación todavía más problemática, en la cual los dos miembros de la familia pierdan la vida, la importancia de tener un seguro de vida aún es mayor. Solo así el niño podrá tener la garantía de que podrá continuar con su vida arropado por la garantía que le proporcionará la cobertura proporcionada por los dos seguros contratados por los padres.

Plantear una posible situación problemática derivada del fallecimiento de uno de los padres o de los dos y pensar en el futuro del hijo es algo que lleva a comprobar que no puede haber ninguna decisión más recomendable que la contratación de un seguro de vida. Se recomienda a los padres primerizos que lo tengan en cuenta. Una vez vayan naciendo sus siguientes hijos ya podrán quedarse tranquilos por saber que no deberán preocuparse de nada. Esta es la mayor recomendación para que las familias tengan la oportunidad de salir del paso incluso en los momentos más problemáticos.

Foto: PublicDomainPicturesPublicDomainPicturesTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios