fbpx
Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

¿Puede contratar un seguro de vida una persona con una enfermedad crónica?

¿Puede contratar un seguro de vida una persona con una enfermedad crónica?

Te regalamos el 15% del importe de tu seguro en un cheque regalo amazonNo todas las compañías aseguradoras están dispuestas a negociar un seguro de vida con personas que sufren afecciones crónicas o enfermedades graves. Así, padecer enfermedades como el cáncer o la diabetes puede suponer un motivo de peso para la no concesión de este tipo de pólizas.

En los casos en los que el asegurado es un enfermo crónico, la empresa de seguros no tiene la certeza de que su esperanza de vida alcance el límite de rentabilidad, y en el caso de enfermedades graves, obviamente existe un riesgo de fallecimiento más alto que si se asegura a una persona sana.

Enfermedad crónica

¿Se puede contratar un seguro de vida padeciendo alguna enfermedad crónica?

Si no se puede ser taxativos al respecto, lo más normal es que las aseguradoras se nieguen a negociar estos contratos.

Tal y como indica la LCS (Ley de Contrato Seguro), en su artículo 10 concretamente, la persona interesada en contratar un seguro de vida, o de salud, debe declarar su condición de enferma crónica, o cualquier otra información relativa a su estado físico. De esta forma, la compañía puede hacer una valoración del riesgo más oportuna y, en contados casos, realizar una proposición que tenga en cuenta las mencionadas condiciones.

Durante la fase negociación, el agente encargado de la misma preguntará al interesado o interesada al respecto. Cumpliendo con lo estipulado por la Ley, este (o esta) deberán ser sinceros cuando se les pregunte si tienen una enfermedad crónica o enfermedad grave. En este último caso, es decir, cuando la persona interesada presenta patologías preexistentes, sean o no crónicas, también deberá informarlas en la declaración de salud.

Ni que decir tiene, la empresa de seguros realizará un examen médico para comprobar que la información declarada por el solicitante sea, en efecto, cierta. Sin embargo, ciertas afecciones podrían pasar desapercibidas en el examen preliminar.

¿Existe algún mecanismo de defensa para las aseguradoras en caso de intento de estafa?

Incluso si procede a expedir un seguro de vida a una persona que ha mentido en el cuestionario, la compañía aseguradora podrá reservarse el derecho de no pagar la indemnización si descubre, a posteriori, que el titular o la titular mintieron durante la fase de negociación. Por ejemplo, si un hombre padece cáncer, lo oculta en la declaración de salud y contrata un seguro de vida cuyo beneficiario es su hijo menor, a pesar de que muera por otras causas diferentes, la empresa no tendrá por qué abonar el dinero estipulado en el contrato.

Factores de Riesgo

Antes se aludió a la capacidad de las aseguradoras para estimar el riesgo de sus operaciones. Y es que una compañía de seguros basa la prima de un seguro de vida, o lo que es lo mismo, su precio, en función de los denominados factores de riesgo.

Seguro para crónicos

Una enfermedad crónica es un buen ejemplo de factor de riesgo, en este caso, uno definitivo para muchas iniciativas que no contemplan la contratación de pólizas en tales circunstancias.

Otro factor es la obesidad, por ejemplo. Las personas obesas tienen más probabilidades de sufrir un infarto y, por tanto, pagan más en su seguro de vida. Para estimar el riesgo asociado a esta condición cuantitativamente se usa el índice de masa corporal del solicitante.

Igualmente, los fumadores, cuya longevidad está determinada, en ciertos casos, por este hábito deberán pagar primas más altas que las personas que mantengan un estilo de vida saludable.

En todo caso, no se puede ser categórico sobre la cuestión principal que se trata: ¿se puede contratar un seguro de vida teniendo una enfermedad crónica? Lo mejor es iniciar una investigación por tu cuenta y este es el mejor sitio donde empezar.