Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

¿Qué debo saber antes de cobrar un seguro de vida?

¿Qué debo saber antes de cobrar un seguro de vida?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaAunque podamos pensar lo contrario, cobrar un seguro de vida no es algo tan sencillo como simplemente acudir a una notaría y firmar un documento en el cual se incluya una autorización con un número de cuenta bancaria. En realidad hay más que hacer al margen de eso. Lo que debemos tener en cuenta son una serie de condiciones que tendremos que cubrir antes de llevar a cabo el cobro del seguro de vida. Descubriremos que en los pequeños detalles se encuentra el secreto de conseguir que el capital de un seguro llegue a buenas manos en el menor tiempo posible.

Comenzando desde el principio

Lo primero que deben hacer los familiares de la persona que haya fallecido es ponerse en contacto con la correduría de seguros y la aseguradora con el objetivo de informar sobre lo que ha ocurrido. Se debe dar cuenta del fallecimiento para que el proceso de abono del capital correspondiente pueda comenzar el circuito habitual. Es importante que tengamos algún tipo de información sobre la existencia del seguro de vida, puesto que habrá que saber con qué aseguradora contactar. Por eso es recomendable echar un vistazo a los documentos que tuviera en su posesión la persona que ha fallecido. A partir de ahí el contacto con la aseguradora deberá servir para que esta empresa proporcione a la familia del asegurado una serie de documentos.

Entre estos papeles nunca deben faltar todos los datos del asegurado, un certificado en el cual se incluya el importe que se busca cobrar, la lista de las personas que son beneficiarias de la póliza y en último lugar el número de póliza exacto. Esta información es imprescindible a la hora de continuar con el proceso de cobro.

¿Y si no encontramos los documentos que confirmen que la persona asegurada tenía un seguro de vida? En el caso de que esto ocurra la buena noticia es que hay una opción. Lo que debemos hacer es contactar con el Ministerio de Justicia y solicitar un informe de la persona que ha fallecido en el entorno de la familia. Cuando recibamos el documento sabremos si había algún seguro. De haberlo recibiremos la información completa sobre el seguro y podremos proceder a contactar con la aseguradora. Si no hay seguro lo sabremos de inmediato.

Impuesto de sucesiones

A partir de la recepción de la documentación que proporcione la aseguradora, ya será posible acercarse más al final del proceso. El siguiente paso consistirá en llevar a cabo el pago del impuesto de sucesiones y donaciones (ISD), cuyas condiciones y características cambian dependiendo de cada una de las comunidades autonómicas.

Impuesto de sucesiones

Para hacer este pago no solo se valora la cantidad que va a recibir el beneficiario del seguro, ya que también se suma el valor completo de los valores que formen la herencia. Por fortuna, dado que puede ser un poco complicado afrontar el pago del ISD en condiciones normales, existe la opción de tramitar una autoliquidación parcial, tomando como base el valor que tenga la póliza en cuestión. A partir de aquí se proporciona un margen mayor de flexibilidad, puesto que los beneficiarios tendrán seis meses de margen para autoliquidar el resto de la herencia.

Ahora que conocemos la autoliquidación parcial, lo más probable es que sea el sistema que utilicemos. Si no tenemos conocimiento será positivo pedir ayuda a alguien que ya tenga experiencia con este tipo de autoliquidación. Os avanzamos que es necesario presentar el modelo 652 (esta en casos en los que la póliza sea previa a 1987) o el 650 dependiendo de la situación. Una vez completada la autoliquidación haremos el pago correspondiente, ya sea en una oficina de gestión tributaria o en una de las entidades bancarias autorizadas para ello.

Se nos dará un certificado con el cual podremos volver a ponernos en contacto con la aseguradora para que, ahora sí, se lleve a cabo el pago del capital asegurado. Con esto habremos terminado, al menos, la fase mayor en lo vinculado con el proceso de cobrar un seguro del que somos beneficiarios, aunque no habrá que olvidar que todo esto deberá quedar reflejado posteriormente en la declaración de la renta.

Cabe destacar que sin pagar el ISD no será posible obtener el pago del capital, puesto que se trata de un factor condicionante y fundamental por parte de la aseguradora. Esto es lo que a veces puede complicar un poco a las familias, sobre todo a aquellas que no tienen facilidad económica para afrontar un gasto imprevisto. Pero teóricamente cualquier gasto que se realice en el pago del ISD quedará después debidamente compensado una vez se lleve a cabo el cobro de todo el capital que estuviera pendiente de aceptación. Hoy por hoy esta es la forma en la cual nos aseguramos de cobrar los seguros de vida de los que hayamos resultado beneficiarios.

Foto: AlexanderSteinjarmolukTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios