Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

¿Qué es el Impuesto sobre Primas (IPS)?

¿Qué es el Impuesto sobre Primas (IPS)?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaNo hay ninguna duda de que los impuestos se han convertido en una parte de la vida de las personas. Nos acompañan y nos preocupan a partes iguales. Aunque en ocasiones no lo pensemos, la realidad es que los impuestos están en todas partes, incluso en los seguros de vida. En este caso hay que hablar del IPS, el Impuesto sobre Primas de Seguros, que se trata de un 6% de la prima que corresponda, pero sin incluir la garantía de fallecimiento.

Un impuesto bien asentado

Han pasado más de 20 años desde que este impuesto comenzara a utilizarse en nuestro país. Se trata, tal y como hemos mencionado, de un impuesto de tipo impositivo. Cubre el 6% de la prima neta y se puede apreciar su presencia en los recibos que reciben los asegurados. Es habitual que desde las corredurías ilustren a los clientes a que tengan en cuenta la importancia de que este impuesto queda reflejado de manera conveniente en los recibos que se les entregan. Es importante para garantizar que se está cumpliendo de manera adecuada con las exigencias en términos de impuestos. Tampoco está de más que los asegurados tengan control sobre las facturas con la intención de ver que el servicio en el cual han confiado sabe cómo implementar este tipo de impuesto.

Lo que hay que tener en cuenta es que no todos los seguros cubren este tipo de tributo. Según la legislación existente no es algo que se tenga que pagar en todos los tipos de seguro. Por ejemplo, en el caso del seguro de vida no se debe tributar de por sí, solo en el caso de las garantías complementarias que hemos mencionado unas líneas más arriba. Es decir, el tributo se aplicará sobre las garantías añadidas, como puede ser un seguro de vida que incluya también cobertura en el caso de accidentes.

Es habitual que el impuesto IPS se encuentre presente en todos los seguros y primas en los que se implica algún tipo de daño. Este tipo de seguros, que incluyen los tan habituales como seguros de coche o de vivienda, incluyen el impuesto. Ocurre lo mismo en las operaciones de capitalización, pero se quedan al margen los seguros de personas menos en las excepciones comentadas. Es una manera de crear una imposición lógica y justa tanto para las aseguradoras como para los asegurados, que pueden tener la tranquilidad de estar pagando unos tributos bien implementados.

El pago de impuestos

Otras excepciones

Hay otros casos en el sector de los seguros en los que el IPS tampoco se tiene que pagar. Por ejemplo, esto ocurre en los seguros que están enfocados a la asistencia sanitaria. También entran en este mismo grupo los seguros de enfermedad, cuya contratación es muy frecuente entre todo tipo de personas. Y el seguro de crédito, así como el de caución, tampoco entran en este grupo, quedando libres del impuesto de manera legal y definitiva. Los seguros sociales obligatorios están también en el conjunto de los que no tienen que cubrir el IPS, incluyéndose entre ellos los fondos de pensiones y sistemas que se estipulen de una manera alternativa a los planes.

Por último, algunos tipos de operación se quedan al margen del impuesto. Por ejemplo, destacan las operaciones que engloban la contratación de planes de revisión, las que se enfocan en el reaseguro y los procesos que estén relacionados con transporte de mercancías de cobertura internacional. En este tipo de casos tampoco hay de qué preocuparse con este impuesto.

Un impuesto a conocer

Aunque todo lo relacionado con los impuestos y tributos no suele ser el tema preferido de conversación de las personas, si nos estamos planteando realizar la contratación de un seguro es imprescindible que estemos informados de ello. Con los especialistas que trabajan en las corredurías de seguros se puede tener ese tipo de ayuda que necesitamos, puesto que se ocuparán de informarnos de todo y de conseguir que estemos al tanto de aquello que tenemos que conocer.

Por suerte, se trata de un impuesto aislado y no hay muchos más a los que haya que prestar atención. También tenemos que conocer, eso sí, el ISD (Impuesto de Sucesiones y Donaciones) al cobrar una prestación garantizada en el momento de producirse un fallecimiento. Por su lado, en el momento en el que cobremos un seguro de vida-ahorro tras haber sobrevivido al incidente, lo que haremos será tributar en base al IRPF.

Hay algunas excepciones y diferencias respecto a estos impuestos dependiendo de la situación y del seguro contratado, pero en general todo es fácil de gestionar. Así mismo, no hay que olvidar el CCS (Consorcio de Compensación de Seguros), que supone un 0,005% del capital de fallecimiento principal. Cumplir con todos los impuestos ayudará a que las familias tengan muchos menos quebraderos de cabeza en momentos en los que posiblemente tengan otras preocupaciones en mente.

Foto: stevepbstevepbTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios