Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

¿Qué es el seguro de vida ‘a término’?

¿Qué es el seguro de vida ‘a término’?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaA lo largo de nuestra vida existen muchos momentos de cierta incertidumbre, sobre todo de índole económica, a los que no siempre podemos hacer frente. Una de las mayores preocupaciones que solemos tener es el bienestar de nuestras familias, para lo cual contratar un seguro de vida es una de las mejores opciones si queremos estar tranquilos de cara al futuro. Aunque existen muchos tipos de póliza una de las más utilizadas es la denominada como “a término”. Quizá no te suene demasiado, pero podemos decirte que son seguros de vida muy sencillos y fáciles de utilizar de los que ahora os vamos a hablar a fondo.

Otra forma de protegernos

La principal ventaja que nos aporta esta póliza es que nosotros mismos podemos fijar el importe que vamos a pagar por ella, así como la fecha de vencimiento de la misma. Otros seguros de vida te obligan a contratarlos por tiempo ilimitado, pero con los de tipo A término seremos nosotros quienes decidamos esta opción. Por regla general estos seguros de vida pueden contratarse entre 1 y 30 años y una vez que se llega a la fecha fijada nos ofrecen varias alternativas. Podremos renovarlos, cambiarlos por otros o incluso si no queremos seguir disfrutando de sus coberturas dejarlos vencer y olvidarnos de ellos.

La mayoría de los seguros de vida A término se contratan porque durante un tiempo determinado necesitamos una protección económica. Las aseguradoras son las encargadas de hacer frente a los pagos que necesitemos en el caso de fallecimiento, accidente o si nos encontramos en alguna situación que no nos permita seguir llevando a cabo esos gastos por un accidente o invalidez. El perfil de contratantes de estas pólizas normalmente son personas que han pedido un préstamo hipotecario o cuyos hijos son pequeños. En ambos casos hay que tener un fondo económico importante. Además, como bien decíamos antes, si nos ocurriese algo malo el seguro de vida nos garantizaría que no tendríamos de qué preocuparnos, dado que estos garantizan el futuro de las familias.

Otra de las ventajas que ofrecen las pólizas A término es que el coste no varía y se mantiene fijo durante todo el período de vigencia que dure nuestro contrato. Eso sí, para hacernos con uno de estos seguros se tiene muy en cuenta la edad, el sexo y el incremento del IPC. Por este motivo las personas mayores de 80 años no lo tienen nada fácil para contratar un seguro bajo estas características. En cualquier caso, existen varios tipos a los que podemos acceder, siendo la más popular la póliza de un año renovable anualmente.

Contrato de seguro a término

¿Cuántos tipos de seguros hay?

Aunque los seguros de vida A término presentan características comunes tal y como hemos apuntado, lo cierto es que las aseguradoras proporcionan varios tipos de estas pólizas que presentan algunas diferencias. Elegir una u otra dependerá exclusivamente de nosotros y sobre todo de las necesidades que tengamos.

En primer lugar hablaremos de la póliza renovable. Es una de las más utilizadas, puesto que tendremos que pagar un importe fijo y la cobertura que nos ofrecerá será por un tiempo determinado. En el momento en el cual se llegue a la fecha de vencimiento el seguro de vida nos permitirá renovarlo fácilmente, aunque estas renovaciones suelen ser limitadas dependiendo de las políticas de las aseguradoras. Si llegamos a un acuerdo con estas el proceso se realizará de forma automática anualmente hasta llegar a los 65 años. Es una de las opciones más económicas que existen y además para la renovación no es necesario presentar un nuevo examen de salud.

Por otro lado tenemos las pólizas convertibles. Aquí ocurre igual que en la anterior: el importe que pagamos es fijo. La diferencia es que al llegar a la fecha límite que hemos contratado el seguro nos permite cambiarlo por otro. Esta opción también es muy popular, puesto que permite variar de un seguro a otro rápidamente atendiendo a las necesidades que presentemos en determinados momentos de nuestra vida. Hay que destacar que los cambios de seguros pueden tener un incremento del coste del 20%.

Finalmente, puedes contratar dos tipos de pólizas más: la decreciente y la creciente. En la primera comenzaremos con un importe fijo que irá disminuyendo a medida que pase el tiempo del contrato. Así, al llegar a la fecha de vencimiento la cuantía será mucho menor respecto a la establecida al principio. Para hacernos con una póliza de este tipo tendremos que llevar a cabo un contrato de 3 años como mínimo. Igualmente, a los seguros A término decreciente no puede acceder todo el mundo. La edad mínima para adquirirlo es 18 años y la máxima 64. Estas pólizas son ideales para cubrir gastos hipotecarios.

En la de tipo creciente ocurre lo contrario. Contrataremos el seguro con un importe fijo y este se irá incrementando a medida que pasan los años. Para que te hagas una idea, es algo parecido a una cuenta de ahorro y por ello muchas personas lo utilizan como si fuera una pensión y sobre todo para hacer frente a los gastos educativos de los hijos.

Foto: tookapicgodoycordobaTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Guia gratis sobre como contratar un seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios