Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

¿Qué es un seguro de vida?

¿Qué peculiaridades tiene un seguro de vida?

El seguro de vida es un contrato (póliza) por el cual la Entidad Aseguradora  se compromete, mediante el cobro de una prima única o periódica que recibe del Tomador del seguro, a pagar al Beneficiario la prestación estipulada en el caso de que se cumpla la circunstancia prevista: que el Asegurado fallezca o sobreviva en el plazo convenido como duración del contrato.

  • Puede contratarse sobre la vida propia o la de un tercero.

  • Puede cubrir a uno o varios asegurados.

  • Incluye todos los riesgos que puedan afectar a la existencia del asegurado (vida o muerte).

  • Como la vida humana no se puede valorar económicamente, en los seguros de vida quién contrata  decide cuánto capital quiere asegurar.

 

Entidad aseguradora

Con ellas se contrata el seguro. Asume el riesgo y paga la prestación establecida en la póliza (el contrato)

Tomador del seguro (contratante)

Es la persona física o jurídica que firma el contrato y asume el pago de la prima.

iconos_producto_3_queEsSeguroVida

 Asegurado

Es la persona física sobre cuya vida se establece el seguro

Beneficiario

La persona designada por el Tomador del seguro para cobrar la prestación garantizada por el seguro.

El tomador y el asegurado pueden ser la misma persona. En los seguros de vida-ahorro la misma persona también puede ser beneficiario.

Características propias del seguro de vida

Un instrumento ideal para la previsión familiar.

Indisputabilidad

La Entidad Aseguradora no puede rescindir la póliza una vez transcurrido el primer año, salvo que el Tomador del seguro (Contratante) haya actuado con dolo.

En caso de reticencia e inexactitud en las declaraciones del Tomador del seguro (Contratante), que influyan en la estimación del riesgo, se estará a lo establecido en las disposiciones generales de la Ley de seguros.

Sin embargo, la Entidad Aseguradora no podrá impugnar el contrato una vez transcurrido el plazo de un año, a contar desde la fecha de su conclusión, a no ser que las partes hayan fijado un término más breve en la póliza y, en todo caso, salvo que el Tomador del seguro (Contratante), haya actuado con dolo.

Se exceptúa de esta norma la declaración inexacta relativa a la edad del Asegurado, que tiene una regulación especial.

¿Quieres contratar o cambiar tu seguro de vida?

Solicita aquí información

 

Inembargabilidad

Las prestaciones pagadas por el seguro de vida son inembargables, incluso contra las reclamaciones de los herederos o acreedores del Tomador del seguro (Contratante). Sin embargo, estos podrán exigir al Beneficiario la devolución de las primas pagadas en fraude de sus derechos.

Esto es importante en los seguros en caso de fallecimiento, en los que se tiene la garantía de que los Beneficiarios (normalmente cónyuge e hijos) no se quedaran en la indigencia, aunque el Tomador del seguro (Contratante), pueda tener deudas.

Sin embargo, los herederos o acreedores podrán exigir al Beneficiario la devolución de las primas pagadas en fraude de sus derechos. Esto puede tener importancia cuando el Tomador del seguro (Contratante), pague primas de importe muy elevado para que cobre el Asegurado o Beneficiario en caso de vida, tratando de evitar el pago de cantidades a sus acreedores.

 

Suicidio

Está cubierto a partir de transcurrido un año desde la contratación del seguro (habitual en seguros individuales), salvo que expresamente se haya pactado un periodo inferior al año (habitual en seguros colectivos).

El plazo de un año parece responder a que se considera un tiempo prudencial para suponer que nadie hace planes de suicidio a dicha duración. En seguros colectivos, las empresas suelen negociar plazos más cortos ya que la decisión de contratar el seguro está tomada por una entidad distinta a los que van a ser Asegurados, y normalmente por motivos distintos al hecho que nos ocupa.

En cualquier caso, si se produce el suicidio durante el plazo determinado, en seguros distintos a los de vida-riesgo de modalidad temporal, se pagará por la Entidad Aseguradora, la reserva matemática existente en ese momento.

Se entiende por suicidio la muerte causada consciente y voluntariamente por el propio Asegurado.

 

Independencia de la Seguridad Social

Las prestaciones del seguro de vida se pagan además de lo que le corresponda cobrar al Beneficiario por la Seguridad Social, por lo que se pueden cobrar tantas prestaciones como seguros se tengan, sin ninguna limitación, ni de número ni de importe.

Es decir, que además de las prestaciones de jubilación, viudedad u orfandad que se perciban de la Seguridad Social, e incluso de Fondos y Planes de Pensiones, los Beneficiarios cobrarán todos los importes que les correspondan, sin que estas instituciones puedan alegar nada por la existencia de estos seguros, que en cualquier caso tienen un carácter totalmente privado.

 

Plazo de gracia

El Tomador del seguro tiene un plazo de gracia para pagar la prima de 30 días a contar desde la fecha de vencimiento del recibo, continuando en vigor el seguro a todos los efectos durante ese plazo.

Transcurrido este plazo, en los seguros de vida-riesgo de modalidad temporal, la póliza quedará anulada sin obligación de indemnización alguna por parte de la Entidad Aseguradora. En el resto de casos, se aplicará el valor de reducción, siempre y cuando se hayan pagado las primas correspondientes a la primera anualidad y dicho valor fuera positivo.

Summary
¿Qué es un seguro de vida?
Article Name
¿Qué es un seguro de vida?
Description
Qué es un seguro de vida, qué características tiene y cómo contratar tu seguro de vida.
Author