Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

¿Qué impuestos se tienen que pagar por el seguro de vida?

¿Qué impuestos se tienen que pagar por el seguro de vida?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaDisponer de un seguro de vida es mucho más que simplemente realizar la petición en una correduría de seguros y firmar los papeles necesarios para comenzar a disfrutar de este tipo de cobertura. En realidad hay que tener algunos factores en cuenta necesarios para cumplir con los aspectos legales que vienen de la mano con su contratación. Una de estas cosas son los impuestos que hay que pagar por disponer del seguro de vida. Podemos hablar de ellos en dos grupos: los que se ajustan al pagar las primas y aquellos que hay que afrontar en el momento de cobrar la prestación garantizada.

Impuestos al pagar las primas

Como indicamos, hay dos fases en las que se divide un seguro: antes y después de cobrar la prestación en cuestión. Cuando nos encontramos pagando las primas (o lo que es lo mismo, el periodo de “antes”), solo hay que abonar impuestos en el caso del seguro de vida-riesgo. En el seguro de vida-ahorro no se cobra ningún tipo de impuesto, eso es algo que conviene tener en cuenta.

Profundizando en los impuestos del seguro de vida-riesgo, el desglose de las facturas que proporcionan las entidades aseguradoras incluye tres impuestos distintos: IPS, RLEA y CCS. El IPS es lo que también conocemos como “Impuestos sobre primas” y se trata de un 6% de la prima que corresponda a todas las garantías complementarias, pero no teniendo en cuenta la garantía de fallecimiento que se considera como principal. Por su lado, el RLEA es un recargo que supone el 0,15% de la prima también en las garantías complementarias. En este caso tampoco se tiene en cuenta la prima de garantía de fallecimiento. En último lugar conocemos el consorcio CCS, que en este caso sí se enfoca en el capital de fallecimiento, así como en los capitales correspondientes a los accidentes. La cifra de porcentaje en este caso es de solo el 0,005%.

Impuestos al cobrar la prestación garantizada

Todo cambia cuando se refiere a los impuestos que se dan cita en la ecuación cuando sí se ha cobrado la prestación garantizada por el seguro. Hay tres posibles casos que también determinan el porcentaje. Uno de ellos se produce cuando el asegurado fallece, tratándose del seguro de vida-riesgo. En este caso lo que hay que abonar, por parte del beneficiario, es el ISD, también conocido como impuesto sobre sucesiones y donaciones. No existe una norma que indique una cantidad determinada a abonar, puesto que se trata de una cifra que estipula cada comunidad autónoma del país. Es la propia comunidad la que obtiene este impuesto a su beneficio.

Impuestos de un seguro

Para una mayor facilidad por parte de las familias, es habitual poder disfrutar de deducciones de tipo especial dependiendo de cuál sea la relación que mantenga el beneficiario con el tomador. El importe se reduce prácticamente a cero en el caso de que exista una relación directa entre las dos personas. La intención es ayudar lo máximo posible a las familias. Si el beneficiario no es una persona, sino una entidad jurídica, en ese caso no se cobra ningún tipo de impuesto. Este es un ejemplo que se suele producir en el caso de préstamos de tipo hipotecario.

Otro de los casos se da en aquella situación en un seguro de vida-ahorro en el cual se produce la supervivencia. En ese caso el impuesto a tener en cuenta es el IPRF al producirse el cobro del seguro a través de capital. Este es un rendimiento de capital y se debe tributar en base al beneficio que se ha obtenido. No se tiene en cuenta, por lo tanto, todo el dinero obtenido en la prestación, sino solo la diferencia que exista con las primas pagadas con anterioridad. Puede haber excepciones en algunos tipos de seguro, como el PIAS.

En último lugar y como variante de este anterior caso, se puede llegar a dar la situación en la cual se produzca la invalidez del asegurado. En ese tipo de situación el tipo de tributo que se realiza es también de rendimiento de capital. Pero hay que tener en cuenta que existen algunas circunstancias que llevan a que las exenciones permitan que asciendan incluso a cifras del 75% para beneficio del asegurado. Todo depende de varios factores entre los que se incluye el tiempo que llevara contratada la póliza.

Esta información siempre se puede expandir al hablar con las corredurías de seguros, que no tienen ningún tipo de inconveniente en proporcionar todos los datos que sean necesarios a sus clientes. Siempre es positivo estar informados sobre los distintos elementos que toman parte en la contratación de un seguro y es bueno saber que cumplir con los impuestos no llega a tener una gran complicación en este sentido. El sector de los seguros se ocupa de que los clientes que confían en ellos puedan disfrutar de un buen soporte en términos de impuestos.

Foto: stevepbstevepbTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios