Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

¿Qué ocurre si mi cónyuge fallece?

¿Qué ocurre si mi cónyuge fallece?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaAunque a nadie le gusta tener que pasar por el mal trago de tener que enterrar a un ser querido, lo cierto es que en algunos casos es una situación inevitable. En medio de ese trance, el cónyuge de la persona que fallece deberá hacerse cargo de un gran número de gestiones, desde la organización del funeral hasta la comprobación de documentos y la obtención de certificados. Si nuestra pareja fallece nos tendremos que enfrentar a dos partes, por un lado todo lo relacionado con el funeral y el entierro y por otro lo que hay que hacer en términos burocráticos.

En primer lugar, desde el momento que se produce el fallecimiento tendremos que gestionar el entierro. En este sentido lo principal es obtener el Certificado Médico de Defunción (CMD) que acredite que esa persona ha muerto. Este certificado se puede pedir a partir de las 24 horas que se haya producido el fallecimiento y se obtiene, si no hay ningún problema, en un plazo máximo de 48 horas. Cuando tengamos este certificado deberemos dirigirnos al registro civil para inscribir la muerte de nuestro cónyuge. Lo habitual también es hacerlo a partir de las 24 horas del fallecimiento y con esta inscripción podremos obtener la licencia de entierro.

Para llevar a cabo esta acción debemos rellenar un formulario añadiendo el nombre y apellidos del fallecido, los nombres de sus padres, la nacionalidad, el estado civil, última residencia, lugar y fecha de nacimiento, lugar, día y hora de la muerte y dónde se producirá el entierro. Una vez que aportemos todos estos datos, podremos solicitar la licencia de entierro a las 24 horas. Luego, habrá que trasladar al fallecido al cementerio o crematorio, pero en este caso se encargará la compañía funeraria que hayamos contratado. Los gastos de este proceso son elevados, por lo que siempre es recomendable tener un seguro de vida contratado para cubrirlos. Y finalmente se producirá el entierro o la incineración. Pasado el funeral, llegan los trámites burocráticos

Como has podido darte cuenta, para poder enterrar a nuestro ser querido hay que llevar a cabo un gran número de pasos pero, una vez que los realizamos, nos quedan muchas más cosas a las que debemos hacer frente. En este sentido tenemos que decir que ahora debemos reunir una serie de documentos, como el certificado de actos de Última Voluntad, el testamento, el certificado de Seguros, el inventario de bienes y la partición de la herencia. Vamos a ver en qué consiste cada uno de ellos.

Certificado de Última Voluntad

Es el documento en el que se establecen las últimas voluntades del fallecido, en relación a la repartición de la herencia y a los beneficiarios. Se tiene que solicitar tras el fallecimiento, durante los siguientes 15 días hábiles. Hay que entregar el DNI del fallecido y pagar una tasa de 3.70 euros.

burocracia fallecimiento

Certificado de Seguros

En el caso de que el fallecido tuviera contratado un seguro con cobertura de fallecimiento, habrá que solicitarlo a la compañía correspondiente, para conocer si contamos con indemnizaciones, ayudas o saber los beneficiarios.

Testamento

En este caso pueden ocurrir dos cosas: que el fallecido tuviera testamento o que no, por lo que habría que hacer una declaración de herederos. En el primer caso, para solicitarlo, debemos aportar el certificado de Última Voluntad y el de defunción, ambos originales. Debemos hacer una copia de los mismos, y el coste dependerá de la cantidad de folios que tengan. En el segundo caso, la declaración de herederos es un proceso más elaborado, y siempre la tendremos que hacer ante notario. Hay que aportar mucha más documentación como el certificado de defunción original, el DNI del fallecido, la Última Voluntad, libro de familia y certificado de nacimiento de todos los herederos, además de que tienen que ir dos testigos que conozcan a la familia para que corroboren la situación. Una vez que se firme el acta, tardará unos 20 días hábiles en validarse y este proceso puede tener un coste mínimo de 100 euros.

Inventario de bienes y partición

Finalmente, debemos realizar un inventario con todos los bienes que tenía el fallecido y darle valor, como los inmuebles, las acciones, los vehículos… pero también aquí entran las deudas. Una vez que se haya valorado todo esto, se procederá a la repartición, que es un proceso complejo que debe hacer un abogado. Aquí debemos pagar dos impuestos, por un lado el de sucesiones, que tenemos un plazo de 6 meses prorrogables y por la demora, aumentará el porcentaje de intereses y por otro lado el impuesto sobre cada inmueble recibido. Todo este proceso es largo y costoso y puede llevarnos bastante tiempo, además de que conlleva a un gasto considerable. Sin embargo, si contamos con un seguro, no vamos a tener problemas al respecto, puesto que la compañía que hayamos contratado se hará cargo de todos estos trámites y podremos agilizar este trabajo, además de no tener que preocuparnos de nada en un momento tan delicado para la familia.

Foto: PilotBrentjarmolukTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Guia gratis sobre como contratar un seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios