Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

¿Quién es el beneficiario de un seguro de vida? Resolvemos dudas

¿Quién es el beneficiario de un seguro de vida? Resolvemos dudas

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaEs normal y muy habitual que antes de realizar la contratación de un seguro de vida pensemos en multitud de dudas que se nos pueden pasar por la cabeza. No es raro, dado que es normal que tengamos muchas preguntas por responder antes de elegir uno de estos seguros. Algo habitual es plantearnos quién es el beneficiario de los seguros de vida. ¿Quién puede cobrar la cobertura del seguro si se llega a producir la muerte de una persona? A continuación vamos a resolver dudas teniendo en cuenta varios ejemplos.

Beneficiarios comunes

En la contratación de un seguro de vida es muy frecuente que se designen como beneficiarios familiares directos de la persona en cuestión. Dicho de otro modo, los padres eligen como beneficiarios a sus parejas para que estas puedan tener lo que hace falta para seguir adelante si algo les llegase a ocurrir. En el caso de personas que no tengan pareja, la elección más inteligente suele encontrarse en sus progenitores, que pueden tener una edad más avanzada pero todavía disponer de una larga esperanza de vida. La idea es vincular a un familiar con el puesto de beneficiario de una cobertura del seguro de vida a fin de que si se produce le fallecimiento no haya problemas en que el importe en cuestión llegue a la persona correcta.

Para personas solteras que además no dispongan de vínculos familiares directos o que puede que hayan perdido el contacto directo con su familia, otra buena opción son los amigos. Una buena amistad puede llegar a ser tan firme como el vínculo que se tiene con personas con las que se comparten lazos sanguíneos, por lo que también es una opción adecuada.

Entre personas que tienen una gran amistad entre sí, amigos de toda la vida y personas en las que siempre se puede confiar, es común ver que se contratan seguros de vida con beneficiarios cruzados. Esto significa que si uno de los dos amigos fallece, el otro será el que reciba el importe determinado de la garantía del seguro. Es extraño que ambos lleguen a fallecer de forma simultánea, por lo que no habría ningún problema en efectuar el cobro del seguro. No obstante, es lógico que tras fallecer uno de los dos, el otro tendría que reformular el contrato del seguro para elegir un nuevo beneficiario.

La familia feliz y reunida

En familias en las que ya hay niños de por medio y en las que estos han alcanzado una edad adecuada, es muy habitual que se les determine a ellos como beneficiarios. Al fin y al cabo, es lógico pensar que la esperanza de vida de los más pequeños será más larga que la de sus progenitores.

¿Y si hay varios beneficiarios?

Para una mayor seguridad también puede darse la situación en la que no se defina un único beneficiario, sino que la contratación del seguro defina varias personas ocupando este tipo de papel. En este caso hay un beneficiario principal y uno secundario que recibe de forma técnica el nombre de beneficiario contingente. El objetivo de este tipo de elección es cubrirse las espaldas de una forma todavía más profunda, dado que nunca se sabe lo que puede llegar a ocurrir.

La idea es que si el beneficiario de un seguro de vida fallece antes de que lo haga la persona que ha sido asegurada, pueda existir alguien que se convierta en el nuevo beneficiario. Esto significa que un padre puede determinar que su hijo, ya de edad adulta, sea el beneficiario, pero que su esposa, y madre del beneficiario, se transforme en quien ocupe el puesto de beneficiario contingente. Así es como las familias tienen más posibilidades de no encontrarse en situaciones apuradas debido a una situación inesperada, algo que siempre puede llegar a ocurrir en momentos inesperados.

En familias numerosas, donde las elecciones de una persona u otra como beneficiario son muy amplias, se tienen en cuenta diversos factores añadidos a la hora de tomar una decisión. Se busca definir como beneficiarios, sea el principal o el secundario, a personas que dispongan de una esperanza de vida superior a la media. Esto significa no tener un trabajo de riesgo, no fumar o no tener enfermedades, así como tener costumbre de realizar una serie de actividades de ocio que no supongan un riesgo para la vida. También hay otros factores, pero analizando la situación de una forma lógica estos son importantes para elegir entre distintos posibles beneficiarios.

En el fallecimiento de una persona que tenga un seguro de vida contratado, la correduría de seguros y la aseguradora se ocupan de contactar con el beneficiario para iniciar el proceso de pago de la cobertura especificada. A partir de aquí solo hay que pasar por los trámites obligatorios para que se produzca la concesión del importe que se haya establecido en la póliza.

Foto: jarmolukWhite77Te mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios