Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

¿Quién nos protege ante un problema con el seguro?

¿Quién nos protege ante un problema con el seguro?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaLos seguros, sean del tipo que sean, existen para que podamos vivir un poco más tranquilos. En su contratación nos interesa buscar las mejores condiciones a fin de tener una cobertura que nos protegería a nosotros o a nuestra familia en momentos muy específicos de la vida o la muerte. ¿Pero y si tenemos un problema con el seguro? ¿Qué ocurriría en ese caso y con quién se podría hablar para recibir ayuda?

Buscando una solución

Cuando nos encontramos ante un posible problema con el seguro no hay duda de que lo primero que se debe hacer es contactar con la propia aseguradora que nos proporciona el servicio. Es un paso de cortesía con la intención de encontrar una solución a lo que nos haya surgido. Para ello solo tendremos que llamar por teléfono a la aseguradora o, como mejor opción, contactar con el agente que se ocupe de llevar nuestro caso. Una explicación del problema y la presentación de nuestros intereses debería ser más que suficiente para recibir la ayuda necesaria para solucionar el problema.

¿Pero qué ocurriría si desde la aseguradora no nos dieran la solución al problema? ¿Y si nos ponen alguna pega o levantan un muro en contra de nuestros intereses? Nos queda una última opción que es el Defensor del Asegurado. Todas las compañías están obligadas por Ley a disponer de este servicio para sus asegurados. Debemos de trasladarle todas las circunstancias de la reclamación y respuesta de la compañía y se supone que de una manera imparcial debe pronunciarse sobre quien tiene razón en función de los derechos y obligaciones de la póliza para cada una de las partes.

Lo más fácil y recomendable sería contactar con la figura de la correduría de seguros. Este tipo de empresas se han especializado como una de las entidades más importantes del sector, contando con experimentados equipos formados para satisfacer a los clientes en todo lo que necesiten. Gracias a su experiencia y dedicación contar con los servicios de una correduría es, de por sí, una decisión muy positiva que hay que tener en cuenta cuando estemos pensando en contratar un seguro. Esto se debe a que ellos realmente no tienen un contrato directo con una aseguradora, sino que trabajan con la mayor variedad posible a fin de encontrar el mejor plan para cada uno de los clientes.

Por eso, en el momento en el cual surge algún tipo de problema, las corredurías de seguros se ponen a trabajar manos a la obra totalmente a fondo con la intención de buscar una solución. Su principal cometido se encuentra en ayudarnos, en darnos todo el apoyo que sea necesario hasta que logremos haber encontrado solución al problema. Al fin y al cabo, como indicamos, a las corredurías les importa que sus clientes se encuentren contentos y a gusto y no tanto lo relacionado con el servicio que proporcionan las aseguradoras.

¿En quién es posible confiar?

Problemas mayores

A partir del punto en el cual se manifieste un problema con una aseguradora, será la correduría la que proporcionará toda la información necesaria al cliente para que pueda alcanzar una solución beneficiosa para él. Si esto no llegara a ocurrir de forma sencilla, porque quizá se trata de un problema mayor de lo que podríamos haber imaginado, la correduría informaría al cliente de lo que tiene que hacer a continuación. Depende del contexto y la situación, pero las disputas legales con aseguradoras nunca se sabe cómo terminarán exactamente, dependiendo sobre todo de los factores que se vean implicados en cada caso.

Un caso se puede presentar ante las asociaciones de consumidores pertinentes para que hagan fuerza si la queja lo merece o pasar a un sistema arbitral. En última instancia se proporciona ayuda para elevar el caso a los tribunales si la situación es demasiado extrema.

En cualquier situación, eso sí, se puede confiar en el apoyo, como hemos dicho, de la correduría. Se trata de un camino que puede ser más largo de la cuenta, sobre todo si no nos conformamos con una solución a medias, y por ello es recomendable poder disponer de una entidad al lado que proporcione la información, el apoyo y los medios que necesitamos. Las corredurías ya están experimentadas en la resolución de disputas y en muchos casos son lo que puede marcar la diferencia a la hora de disfrutar de una victoria o una derrota.

Los clientes de las aseguradoras deben tener muy claro que si se encuentran con un problema que les produzca algún tipo de disconformidad, no deben dejarlo pasar y simplemente aceptar lo que se haya impuesto por parte de la firma que proporciona el seguro. Es mucho más adecuado hacer las reclamaciones pertinentes para intentar obtener solución al problema que nos haya podido surgir. Es así como nos podremos asegurar, si salimos bien parados, de que este tipo de situación no volverá a ocurrir y que tampoco le pasará a otro cliente que se encuentre en una situación similar.

Esforzarnos ante un problema y una reclamación y saber que las corredurías siempre pueden ayudar mucho en estos momentos es algo fundamental si queremos obtener un resultado satisfactorio.

Foto: UnsplashedarTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios