Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Recomendaciones para personas con diabetes

Recomendaciones para personas con diabetes

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaLa diabetes es una de las enfermedades más comunes entre las personas. Si bien su presencia difiere teniendo en cuenta el país, grandes sociedades avanzadas, como la norteamericana, la sufren de una manera extrema. La mayor parte de la sociedad estadounidense tiene uno de los dos tipos de diabetes y el resto está condenado a sufrirla antes o después. Es el resultado de diversos hábitos poco saludables, desde la falta de ejercicio y la vida sedentaria hasta la mala alimentación y el abuso de productos de comida rápida. La obesidad también puede derivar en diabetes y es más común de lo que se pueda imaginar. Por ello hoy vamos a hablar de algunas de las cosas que pueden hacer las personas que tienen diabetes para mejorar su día a día.

Hacer ejercicio

Uno de los principales errores que se pueden cometer siendo diabéticos es optar por un tipo de vida sedentaria que implique que estamos todo el día sentados sin movernos de casa. En realidad es mucho mejor salir a la calle, pasear y realizar actividades de ejercicio moderado. No hay que forzarse, no hay que correr la maratón si no somos capaces de hacerlo. Es necesario buscar un nivel de actividad que esté en la línea de lo que nos podemos permitir en términos físicos, dado que tampoco buscamos pasarlo mal por hacer ejercicio. Hay que saber que la enfermedad se puede combatir y mantener a raya si nos ejercitamos y estamos activos, así que esto será algo por lo cual optaremos a diario.

Los profesionales recomiendan que si vamos a adoptar un modo de vida con una cierta carga de ejercicio lo hagamos teniendo en mente que las sesiones diarias deberían ser de unos 30 minutos. Eso sí, es importante tener en cuenta que la idea consiste en hacer ejercicio 30 minutos al día y no practicarlo 4 horas seguidas un día para cubrir todo lo que no hemos hecho en toda la semana. Eso no serviría y posiblemente nos pondría en una situación peligrosa en la cual podríamos sufrir problemas de salud como hipoglucemias. Es necesario que seamos constantes, que nos mentalicemos de la importancia de hacer ejercicio todos los días aunque no lo tengamos en la cabeza y queramos dedicar nuestro tiempo a otras cosas.

No obstante, hablamos de un ejercicio suave y nada exigente. El simple proceso de caminar ya os puede servir para cubrir esos 30 minutos de los que estamos hablando. También podéis ir en bicicleta o nadar, esto último estando muy recomendable por lo terapeútico que resulta a todos los niveles. Y si tenemos un poco de marcha en el cuerpo también tenemos la oportunidad de irnos a bailar. En cualquier caso, la intención es que nos movamos un poco sin que sea un ejercicio exagerado para evitar problemas de salud y físicos.

Insulina

Cuidemos la alimentación

El otro gran pilar en la vida de los diabéticos se encuentra representado por la alimentación. Un diabético se tiene que mentalizar de que a partir del momento en el cual se le diagnostica la enfermedad todo cambia respecto a lo que va a poder comer y lo que no. Tenemos un problema de azúcar y hay que ser consecuentes con eso, evitando ciertas comidas que no ayudan al organismo debido a que tienen demasiados hidratos de carbono. Ese momento marca el punto de inflexión de las personas y la forma en la que se alimentan de ciertos productos, sobre todo dulces y pastas. Quedan prohibidos alimentos como los bollos, los pasteles o las tartas. También se desaconsejan, aunque dependiendo de su estilo, los helados, el azúcar en general y las mermeladas. El diabético se tiene que hacer a la idea de que su vida, a partir de ese momento, es sin azúcar. Y por eso podrá buscar sustitutivos en las secciones de los supermercados habilitadas para ello o en alternativas al azúcar como la stevia.

Además de eliminar de la ecuación ciertos alimentos hay que potenciar otros que quizá no se estén consumiendo de forma habitual. Si hemos sido más de dieta americana que mediterránea ahora será el momento de cambiar. Optaremos por los alimentos frescos, aquellos que vienen de la tierra y que nos proporcionan un excelente sabor cuando los ingerimos frescos. La lista incluye desde verduras hasta patatas, frutas o cereales y frutos secos. En la variedad está el gusto y lo cierto es que dentro de este segmento, el de los alimentos que proceden de origen vegetal, hay pocas cantidades de azúcar, porlo que se pueden consumir sin problemas. Aunque no solo vamos a comer eso. También podremos incluir en la dieta pollo, queso, pescado o yogurt, siempre teniendo en cuenta que las cantidades no deberían ser demasiado elevadas. Lo que sí queda de lado es la carne roja, debido a que estamos buscando controlar el aumento de grasa. Con este tipo de dieta las bases de la diabetes estarán mejor controladas y habrá menos opción de que desarrollemos enfermedades complementarias.

Lo bueno es que incluso si somos diabéticos podemos llevar a cabo la contratación de un seguro de vida, algo que deberíamos hacer ahora que sabemos que tenemos una enfermedad preocupante a cierta escala. Esta condición hay que comunicarla en el proceso de solicitud de la póliza del seguro, pero en muchos de los casos está incluida y contemplada, por lo que no hay de qué preocuparse. El motivo de ello es que, como decíamos antes, cada vez hay una mayor cantidad de personas con diabetes.

Foto: ashokorg0huntlhTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios