Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

¿Sabemos si nuestros familiares tienen seguro de vida?

¿Sabemos si nuestros familiares tienen seguro de vida?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaA lo largo de nuestra vida tenemos una relación muy activa con nuestros familiares, con quienes nos reunimos en numerosos momentos, pero hay cosas de las que nunca hablamos. Es posible porque nos de reparto o quizá debido a que pensemos que no se trata de un tema de rigor que les deba interesar a los demás. La cuestión es que no solemos hablar de los seguros de vida, de la muerte y de todas esas cosas que producen que un ambiente pueda enrarecerse debido a un tema polémico.

Una noticia que sorprende

Recientemente se ha publicado un dato muy interesante en la prensa: en el pasado año 2015 una cantidad superior a 170 mil personas descubrió que algún familiar que había fallecido disponía de un seguro de vida a su nombre. Estas personas no tenían conocimiento de la existencia de ese seguro tal y como mencionábamos antes, y aunque no era una regla, en muchos de los casos las personas que lo descubrieron resultaron ser las beneficiarias del capital. El sistema por el cual llegaron a la noticia de la existencia del seguro en cuestión fue con una consulta en el Ministerio de Justicia, que desde el año 2007 dispone de un registro en el cual queda registro de todas las pólizas de seguros que se realizan. El objetivo de la creación de este registro se encontró originariamente en conseguir que no hubiera tantas pólizas que se quedaban sin cobrar y que daban al traste con sus objetivos originales. De esta forma las familias pueden hacer la consulta de rigor cuando fallece un familiar y descubrir si, por casualidad, hay algún seguro de vida esperándoles con un capital de refuerzo.

En total como decíamos, fueron más de 170 mil, exactamente 172.710 casos en los que la consulta de rigor resultó dar un resultado positivo. También se dieron 240.936 casos en los que la consulta no dejó ningún tipo de seguro, por lo que en realidad el resultado está muy equilibrado. Los datos fueron negativos en el 58,2% de los casos, que fueron más de 400 mil en total. Esto demuestra que hay una gran cantidad de personas que desconoce si sus familiares disponen de seguros de vida y también personas que prefieren asegurarse por si las moscas, dado que nunca se sabe qué podría haber llegado a ocurrirle a la persona fallecida.

Lo que sí se ha apreciado en 2015 es que los resultados que han llevado a la existencia de un seguro han aumentado un 14% en comparación a las cifras de 2014. En total, desde que el registro fuera creado, hay 1.167.450 personas que han descubierto que existía un seguro de vida de su familiar fallecido del que no tenían constancia. Esto demuestra dos cosas. La primera: que las familias indudablemente no se comunican aspectos tan importantes como este, lo cual se puede deber a multitud de motivos. La segunda: que la tasa de obtención de seguros de vida sigue creciendo año tras año de forma imparable. Son nueve años los que lleva el registro abierto y durante este periodo casi se han gestionado 3 millones de consultas.

Documentos de seguros de vida

¿Cómo comprobarlo por nosotros mismos?

Cuando fallece una persona de nuestra familia todos tenemos la posibilidad y el derecho de consultar al registro de seguros con el objetivo de llegar a la conclusión de si hay algún tipo de póliza de la cual no tengamos conocimiento. Lo primero que hay que hacer es esperar a que transcurran quince días desde que se produzca el fallecimiento. Luego habrá que acercarse al registro y presentar una solicitud rellena, así como el certificado de defunción de la persona sobre la cual vamos a hacer la consultar.

Como respuesta a esto el registro nos proporcionará una certificación en la cual se incluirá la información sobre todos los seguros que la persona fallecida tuviera a su nombre. Esta información será muy valiosa, dado que será lo que necesitarán los familiares para ir a las aseguradoras en las que consten los seguros para realizar una segunda consulta. Esta última consulta se tratará de comprobar quién es el beneficiario de la póliza. Es posible que sean las personas que lo han consultado u otros familiares y también se pueden dar casos en los que haya varios individuos quienes estén como beneficiarios de la póliza. Eso sí, las aseguradoras no tienen que desvelar la identidad de la persona que es beneficiaria del seguro salvo que coincida con quien está haciendo esta solicitud. Esto significaría que la póliza no se pagaría, al menos de momento, si la persona que hubiera accedido al registro no fuera la que estuviera listada como beneficiaria.

El beneficiario real debería comenzar el proceso de solicitar la información al registro y acudir por su propio pie a la aseguradora, algo que quizá no haga debido a que no piense en la posible existencia del seguro o a que decida no invertir tiempo en este tipo de proceso. No obstante, el Ministerio de Justicia se ha ocupado de que la solicitud de esta información sea lo más flexible posible. Es por ello que ya es un trámite que se puede realizar online, entrando en la dirección web www.mjusticia.gob.es, para aligerar los procesos. Por supuesto, la solicitud también se puede realizar por correo o de forma presencial, pero hay que reconocer que el método online lo simplifica todo mucho.

Como complemento a este servicio hay otra posibilidad, y es que cada persona pueda solicitar al Ministerio un informe sobre si ella misma tiene alguna póliza a su nombre. Esto se hace mientras estamos con vida y sirve para salir de dudas, porque a veces es difícil tener constancia de ello si, por ejemplo, contratamos un seguro de vida hace mucho tiempo y nos hemos olvidado de él. O quizá un tercero ha contratado un seguro para cubrirnos las espaldas y no tenemos constancia de ello. Este servicio también goza de cierta popularidad, dado que desde el año 2007 se han respondido a más de 35 mil solicitudes.

La mayor parte de solicitudes que se realizan al registro no las hacen los particulares, sino que se encargan de ello las notarías en el proceso de información cuando trabajan con los herederos para resolver los aspectos pendientes de la persona que haya fallecido. La parte de España donde se ha registrado en el año 2015 un mayor volumen de recepción de solicitudes fue La Rioja, con la Comunidad de Madrid en segundo lugar y Granada en tercero. Le siguen en el ranking Valencia, Barcelona y Oviedo.

Foto: epiciocistevepbTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios