Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Seguridad en el hogar: proteger la vivienda y la familia

Seguridad en el hogar: proteger la vivienda y la familia

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaTodas las personas tienen un sentimiento de búsqueda de seguridad que les lleva a tratar de sentirse lo más protegidos posibles sin importar el lugar donde se encuentren. En el hogar suele ser donde más confiados nos encontramos, porque es nuestro territorio personal y donde sabemos que no nos puede ocurrir nada que no tengamos controlado dentro de unos límites. Esta seguridad incluye también la protección de la propia vivienda y de la familia, algo sobre lo cual quizá no siempre tenemos tanto control.

Hay mucho que depende de los cabezas de familia en el entorno del hogar. La seguridad del mismo puede depender de él para el pago de la hipoteca o del alquiler todos los meses. La familia se ve muy necesitada de la presencia de las personas que traen el dinero a casa, dado que son los pilares de la misma y quienes se ocupan de que todo funcione de manera correcta. ¿Pero y si algo les llegara a ocurrir? ¿Qué sería de la seguridad que ha habido siempre en el hogar hasta ese momento? ¿Se vería truncada por esta ausencia? Posiblemente habría malas consecuencias si no existiera un buen seguro de vida cubriendo a las personas que se ocupan de mantener la estabilidad familiar.

El hogar y sus muchos gastos

Asegurarse de que el hogar disfruta de la protección adecuada es la medida necesaria que se debe tomar para tener relajación suficiente a la hora de afrontar el día a día más tranquilamente. No es fácil cubrir todas las necesidades mensuales que tiene un hogar y los miembros que habitan en el mismo. Primero, hay que hacer el pago mensualmente del recibo de la hipoteca o del alquiler, dependiendo del caso en el que nos encontremos. Segundo, hay una serie de gastos relacionados con la gestión del hogar, como puede ser la luz o el agua.

Además de esto, en el entorno del hogar se produce un gasto constante en lo referente a la comida. Los distintos miembros de la casa tienen unas necesidades alimenticias que hay que cubrir y que son cada vez mayores a medida que aumentan los miembros de la familia. Cuando se tienen hijos este gasto aumenta y va aumentando de forma paralela a la manera en la que estos niños se hacen mayores. Es un gasto que se ve complementado por otros relacionados, como los de ropa, libros o utensilios para el colegio y otros gastos imprescindibles e inevitables.

Hogar protegido

Una vez valoramos los gastos que tiene un hogar familiar normal vemos que es imprescindible que los sueldos de los padres sigan llegando a casa sin que se vean interrumpidos. De producirse algún tipo de incidente, como el fallecimiento de uno de los progenitores, su cónyuge se encontraría ante serias dificultades para poder mantener el mismo nivel de vida y cubrir todos los gastos que fueran apareciendo. Sería inevitable que algunos se acumularan y que poco a poco se tuvieran que hacer recortes, ya fuera en la ropa, en la calidad de la alimentación o incluso en el tipo de vivienda en el que se viviera a partir de ese momento.

Proteger la vivienda

Por eso llegamos a la conclusión de que mantener una familia, un hogar y una vivienda sin sobresaltos, no es posible, en el caso de sufrir un imprevisto, sin tener algún tipo de ayuda. Es frecuente confiar en la familia para que eche una mano en este tipo de casos, pero eso supone arrastrar y depender de otros seres queridos que posiblemente no se encuentren tampoco en un momento en el cual tengan la oportunidad de ayudar sin sufrir consecuencias.

Esto implica que la mejor opción es tener una cobertura que pueda asegurar que la familia siga viviendo de la misma manera por mucho que se tuerzan las cosas en el entorno familiar. Si uno de los progenitores fallece o sufre una invalidez y no vuelve a introducir en el hogar el sueldo que recibía todos los meses, tener un seguro de vida que cubra esta situación puede ser lo que haga que todo pueda permanecer igual. No hay duda de que el entorno familiar se verá alterado por la tristeza de lo ocurrido y por tener que ajustarse a un nuevo día a día, pero al menos con seguridad económica no se tendrá que prestar preocupación a temas como pagar la hipoteca, cubrir las necesidades de alimentación o el pago de los estudios de los niños.

A la hora de formar un hogar, de ver lo que es necesario y lo que resulta imprescindible, contratar un seguro de vida llega a ser una de las principales cosas que se deben hacer. Solo así podremos continuar con nuestra vida sabiendo que nuestros seres queridos no se tendrán que preocupar de nada por mucho que la situación se vea alterada de forma grave.

Foto: UnsplashlailajulianaTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios