fbpx
Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

Seguro de dependencia: ¿qué es y a quiénes beneficia?

Seguro de dependencia: ¿qué es y a quiénes beneficia?

Te regalamos el 15% del importe de tu seguro en un cheque regalo amazonEl seguro de dependencia es un producto cada día más valorado por la sociedad española, ya que está creciendo la sensibilidad hacia los problemas de invalidez que afectan a un amplio sector de la población. Un porcentaje que, por la creciente tendencia al envejecimiento de nuestro país, comienza a ser tan numeroso que exige soluciones tanto desde el prisma individual de quienes padecen la dependencia de cerca como desde las posiciones institucionales de quienes han de aportar remedios a estas situaciones.

A continuación te contamos cómo las compañías aseguradoras pueden contribuir mediante su oferta a mejorar las condiciones de vida de los dependientes y de las personas que les rodean. Presta atención.

La dependencia es una forma de invalidez permanente

Efectivamente, invalidez permanente es el concepto que sirve para interpretar una situación de dependencia. Ten en cuenta que esta invalidez puede variar en sus grados, pero su permanencia implica que resulta irreversible.

Por lo tanto, ante la complejidad que supone sufrir esta invalidez durante el resto de la vida, estas personas necesitan una ayuda. Sin duda, las dificultades que les impone una enfermedad física o mental incapacitante les hacen perder autonomía. Nos referimos a que requieren la ayuda de una tercera persona a la hora de realizar las acciones rutinarias y básicas del día a día, como comer, asearse o acostarse.

Seguro invalidez

Les hace falta la contribución de un asistente, que puede ser familiar o técnico, varias veces o una vez al día. Respectivamente, esta gradación de necesidades nos remite a las valoraciones de gran dependencia, dependencia severa o dependencia moderada según sean tres, dos o una. Se trata de las categorías que establece la Ley de Dependencia de 2006 para estipular qué ayudas públicas corresponden a cada persona que tenga sus capacidades físicas o psicológicas mermadas.

No obstante, es una realidad que estas ayudas pueden no llegar a ser suficientes para que los dependientes disfruten de una vida segura y digna. No solo les hace falta contar con el apoyo de un cuidador, sino que también requieren productos específicos para sus tratamientos.

En las siguientes líneas te contamos cómo los seguros de dependencia pueden contribuir a paliar estas carencias.

Un producto de las compañías aseguradoras para ayudar a quienes tienen sus capacidades físicas o psicológicas mermadas

Como las ayudas que promueve la Ley de Dependencia pueden resultar insuficientes o, incluso, por deficiencias administrativas no llegar a sus beneficiarios, puede valer la pena optar por una cobertura económica que suponga tanto una ayuda asistencial como fondos para comprar los materiales y productos que el enfermo requiera.

Los seguros de dependencia han de ser contratados antes de que se resuelva la valoración en este sentido sobre el interesado. Cuando una persona llega a los treinta o cuarenta años es un buen momento para plantearse una de estas pólizas, que es diferente a la de un seguro de discapacidad. Recuerda que los discapacitados pueden tener una mayor autonomía que los dependientes.

Seguro personas dependientes

La indemnización podrá cobrarse mediante pago único o según distintos periodos (mensual, trimestral, etc.). Cuanto más alto sea el grado de dependencia, mayor cuantía alcanzarán estas coberturas. Además, pueden llegar a incluir a cónyuges, padres e hijos. Es evidente que una situación de dependencia suele afectar a las personas más cercanas.

Por consiguiente, puede ofrecerse la asistencia familiar en diferentes formatos. Formatos como la teleasistencia, el asesoramiento telefónico o la ayuda domiciliaria. Finalmente, acuérdate de que en algunos casos existe un periodo de carencia, pero en accidentes graves no se establece un mínimo de tiempo para cobrar la indemnización.

En definitiva, tómate en serio la posibilidad de suscribir un seguro de dependencia, pues te aportaría calidad de vida si un accidente te restase autonomía.