fbpx
Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

Seguro de vida con enfermedades graves

Las enfermedades graves cambian tu vida y la de tu familia.

Un seguro de vida con enfermedades graves te ayuda a afrontar las situaciones más difíciles y a centrarte en lo que más importa: tu recuperación.

¿Qué es un seguro de vida con la garantía de enfermedades graves?

Es un seguro de vida que indemniza a quien tú decidas por la cantidad que tú quieras en el caso de que fallezcas y que, además, te ayuda a ti económicamente si sufres una enfermedad grave como cáncer, infarto, insuficiencia renal, etc. o si necesitas una operación como un trasplante. También puede cubrir los accidentes. Se trata de una opción completa para vivir tranquilo pase lo que pase.

¿Qué enfermedades suele cubrir?

Cada compañía y cada póliza son diferentes, pero lo habitual es que todas cubran el cáncer, una enfermedad que crece y que se prevé afectará a 24 millones de personas para 2035. Estos seguros pueden ser más completos y cubrir el infarto, los accidentes cerebrovasculares, la insuficiencia renal crónica, la esclerosis múltiple, los trasplantes, la parálisis e incluso el párkinson y el alzhéimer.

¿Hay algún tipo de exclusión?

Sí, unas cuantas. Cada póliza detalla las suyas, por ejemplo, estos seguros no suelen cubrir las enfermedades graves derivadas de un intento de suicidio, por abuso de alcohol y drogas, por actos terroristas, por guerras o por algunos trabajos y deportes especialmente peligrosos. Así que habrá que leerse atentamente las coberturas y elegir la póliza más completa y acorde con nuestro estilo de vida.

¿Quién cobra el seguro de vida con enfermedades graves?

El propio asegurado en caso de enfermedad o accidente. El seguro de vida con enfermedades graves pagará un capital al asegurado en el caso de que se diagnostique un problema de salud, bien por accidente, o bien por enfermedad, según los supuestos cubiertos por la póliza. Si el asegurado fallece, cobrarán quienes él haya designado o, si no los ha consignado, sus herederos legales.

¿Qué otras coberturas tienen?

Varias. Además de indemnizar al asegurado si sufre una enfermedad grave detallada en el condicionado de su póliza, también suelen ser seguros de vida, es decir, indemnizan a los beneficiarios si el tomador del seguro fallece. Por añadidura, pueden ofrecer una prestación económica para casos de hospitalización e invalidez y tener otras ventajas, como una segunda opinión médica, anticipo de una parte del capital, cobertura en viajes, etc.

¿Cuánto se cobra?

El seguro de vida con enfermedades graves es una indemnización que permite pagar los tratamientos, si fuera necesario, o los cuidados de la persona enferma, en caso de que necesite contratar a alguien, pero también ayuda a paliar el fuerte impacto económico que sufre la familia ante la aparición de una enfermedad grave. La cantidad que se cobra está en función del capital contratado; es decir, el asegurado debe elegir lo que quiere cobrar y, según eso, le costará más o menos pagar su seguro. Ahora bien, estos seguros a veces no indemnizan la enfermedad grave por la totalidad del capital contratado para fallecimiento, sino solo un porcentaje. Esto hay que tenerlo claro y conocerlo antes de firmar la póliza.

Una vez restablecido de la enfermedad grave, ¿continúa el seguro de vida?

No. La póliza queda anulada una vez que se ha pagado el capital por enfermedad. Se considera que ya se ha cumplido con el objeto del seguro.

¿En qué casos se debe contratar este seguro?

Cualquiera lo puede necesitar. Nadie está libre de sufrir un cáncer a cualquier edad, sea cual sea su estilo de vida y sus condiciones de salud. Y muchas otras enfermedades graves afectan también a personas jóvenes, deportistas, sin sobrepeso… Pero especialmente este seguro debería contratarse cuando hay hijos pequeños o familiares que dependen de nuestro trabajo, si somos autónomos, cuando existen antecedentes genéticos de determinadas enfermedades, si tenemos deudas pendientes o si estamos solos y sin nadie que pueda cuidar de nosotros.

¿Qué compañías venden seguros de vida con enfermedad grave?

Prácticamente todas las empresas aseguradoras de vida han incorporado los seguros de vida con enfermedades graves, conocedoras de que la esperanza de vida se alarga y, por tanto, aumenta el riesgo de sufrir problemas de salud, como el cáncer. En nuestro comparador se incluyen las compañías más importantes y las coberturas para enfermedades graves.

¿Cómo se contrata el seguro de vida con enfermedades graves?

Se puede hacer online, a través de nuestra página web, desde el ordenador, la tableta o el smartphone. Si lo prefieres, también puedes llamarnos y un corredor experto en seguros de vida con enfermedades graves te orientará sobre qué es mejor para tu caso y para tus requisitos económicos.

¿Si ya tengo una enfermedad, puedo contratar este seguro?

No. La aseguradora pedirá rellenar un cuestionario de salud en el que hay que decir la verdad. En el caso de que haya que pagar al asegurado por una enfermedad grave, la compañía investigará. Mentir puede ser causa de anulación del seguro.

¿Hace falta justificar gastos y presentar facturas para que nos indemnicen?

No. Basta con que el asegurado o sus representantes presenten la información que acredite la enfermedad grave que da lugar a la indemnización conforme a las condiciones de la póliza.

¿Se pueden asegurar varios miembros de una misma familia?

Sí, todos los que quieran. El seguro de enfermedad grave solo cubre a quien lo contrata, así que no está mal pensado hacerlo para cada persona, con el fin de que toda la familia esté asegurada. En estos casos, las compañías suelen aplicar importantes descuentos para la segunda póliza y las sucesivas.

¿Estos seguros tienen una fecha de caducidad?

Sí. Normalmente, se limitan a los 65 o los 67 años de edad para la cobertura de enfermedades graves, aunque algunos siguen en vigor hasta los 70 como seguros de vida. Las variaciones en cuanto a caducidad no son muchas entre unas compañías y otras.

Si se cobra el capital por enfermedad grave, ¿hay que pagar a Hacienda?

Sí, tributa por IRPF como rendimiento de capital mobiliario. Se considera rendimiento la diferencia entre el capital percibido y la totalidad de las primas pagadas correspondientes al ejercicio en el que se cobra la prestación.