Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

Seguro de vida para aficionados al Salto Base

Seguro de vida para aficionados al Salto Base

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaAunque sabemos que los deportes extremos pueden llevarnos hacia una muerte inesperada, porque disponen de unos niveles de riesgo elevados, somos conscientes de ello y los practicamos. Nos encantan este tipo de actividades por la adrenalina que nos llevan a consumir y eso hace que no podamos dejarlos. Y entre los muchos deportes extremos que triunfan en el mundo entero el salto base está considerado como uno de los más peligroso de todos y el que ostenta un mayor nivel de mortalidad.

Un deporte de gran riesgo

Las estadísticas indican que de cada 2300 personas que practican el salto base hay una que fallece. Son cifras realmente preocupantes que hacen que tengamos que tener muy en cuenta todos los factores cuando nos disponemos a practicar este tipo de actividad, porque nunca se sabe lo que puede ocurrir o si seremos nosotros esa persona de las 2300 que han saltado sin problemas que termina falleciendo durante el salto.

Aunque pueda parecerlo en algunos aspectos, el salto base no es idéntico al paracaidismo, dado que cuentan con aspectos distintivos que los separan. El término original de BASE, que son siglas que representan a los términos Edificio, Antena, Viaducto y Tierra (es una palabra que procede del inglés), se comenzó a utilizar a finales de los años 70. Fue entonces cuando un director de cine rodó los saltos que se realizaban en la formación rocosa El Capitán del Parque Nacional de Yosemite, en Estados Unidos. Ya entonces se utilizaban las ideas que se mantienen en la actualidad, aunque en estas décadas se ha perfeccionado la práctica para incrementar la seguridad y los resultados.

¿Pero en qué consiste entonces el salto base? La práctica se basa en dar un salto desde una distancia elevada con el uso de un paracaídas de diseño especial que está perfeccionado para esta actividad. Se considera una práctica aérea y no es frecuente que se utilicen dos paracaídas, aunque es posible hacerlo dependiendo de la confianza y de las condiciones del salto.

Son saltos de una duración escasa en comparación al paracaidismo y esto implica que hay una serie de factores clave distintos en el proceso de salto, como fuerzas y tiempos de apertura del paracaídas alternativos. Para realizar salto base es frecuente que se utilicen lugares altos que pueden llegar a tener incluso 600 metros. Es importante que quienes lo practiquen piensen muy bien cómo realizarán el salto, que calculen y que ante todo tengan mucha experiencia previa en caída libre.

salto paracaídas

El peligro siempre está esperando

Uno de los principales aspectos que deben cuidar las personas que practican salto base es la preparación. No se trata de algo tan imprevisible como el paracaidismo, en el cual hay tiempo de sobras para realizar la apertura del paracaídas y disfrutar de la sensación de estar en el aire. Aquí todo es más inmediato y requiere que tengamos unos tiempos de respuesta rápidos. De ahí la necesidad de calcularlo todo, de visualizar el objetivo y de valorar todos los factores que pueden llegar a tener un papel crucial en la realización del salto. Puede ser más complicado de lo que se imagina, pero también es una práctica aérea muy reconfortante y emocionante, lo que compensa el volumen de riesgo.

Para no tener problemas en el salto base es recomendable que todos aquellos que lo quieran practicar hayan realizado antes caída libre en una alta medida, con una media de 200 saltos previos. Esto aportará suficiente confianza y experiencia como para que sea posible responder a las necesidades de este tipo de saltos. Por otro lado, como decíamos, es poco habitual usar un segundo paracaídas como sí se hace al lanzarse desde aviones en paracaidismo. El motivo de ello es que el tiempo que tenemos para abrirlo es reducido y no habría realmente posibilidad de sacar un segundo paracaídas. Por este factor el primer paracaídas del salto base es muy parecido al segundo paracaídas del paracaidismo.

Otra de las formas de practicarlo es usando el wingsuit, un traje aéreo que dispone de sus propias alas y que da la oportunidad de planear de una manera más natural, convirtiendo esta práctica en toda una experiencia capaz de proporcionar grandes sensaciones. Algo que no elimina el riesgo, por lo que siempre hay que ser conscientes cuando practicamos esta actividad del peligro al que nos exponemos. Por eso antes de lanzarnos en salto base siempre se recomienda tener un seguro de vida y haber dejado todo el papeleo correctamente formalizado para que si llegara a ocurrir un incidente no hubiera problemas para cubrir a toda la familia y sus necesidades presentes y futuras. Nunca hay que dejar de practicar una actividad que nos gusta por miedo, pero sí hay que hacerlo con precaución y habiendo tomado las medidas necesarias para que pase lo que pase nuestros seres queridos tengan lo que necesiten.

Foto: skeeze27707Te mejoramos el precio de tu seguro de vida

Guia gratis sobre como contratar un seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios