Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

Seguro de vida para hacer expediciones en alta montaña

Seguro de vida para hacer expediciones en alta montaña

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaHacer expediciones en alta montaña es una de esas actividades que gustan a todo tipo de personas y que tiene un alto volumen de posibilidades de permitirnos disfrutar de nuevas experiencias. Pero no debemos olvidar en ningún momento que llevar a cabo este tipo de aventuras supone enfrentarnos con un nivel de riesgo que en ocasiones es superior a lo que podemos imaginar.

Al fin y al cabo, estaremos explorando un territorio que en muchos casos no tiene unas condiciones precisamente buenas y que normalmente se encuentra bajo efectos adversos variados, como es el caso de tormentas o ventiscas.

Enfrentándonos a condiciones extremas

Viajar a un lugar de alta montaña donde la temperatura es propia del ártico implica que vamos a tener que prepararnos de una manera conveniente si no queremos tener sorpresas negativas. La preparación es lo primero y se trata de un paso clave para poder evitar situaciones de gran riesgo. Por eso hay que realizar un estudio de la zona y utilizar el equipamiento adecuado. Son cosas muy básicas que conviene recordar aunque sea de pasada, dado que una vez lleguemos al punto de inicio de la expedición ya no habrá marcha atrás.

Comentado esto hay otra serie de detalles que se tienen que añadir y que están vinculados a garantizar nuestra supervivencia en la montaña. ¿Qué es lo que siempre debemos hacer pase lo que pase si nos vemos en una situación complicada? ¿qué es aquello que nos puede salvar la vida cuando todo parezca haber llegado a su final?

En este aspecto tenemos que asegurarnos de cosas como que la ropa que llevamos puesta nunca se moje. Para ello podemos confiar en que el equipamiento que hemos elegido es el adecuado, incorporando suficiente impermeabilidad como para resistir el contacto con el agua. No obstante, una vez pasada la defensa básica contra el agua, lo que tenemos que hacer es asegurarnos de que no nos mojamos en ningún momento.

Que se moje la ropa implicaría vernos afectados por una bajada de temperatura notable y por dificultades para el movimiento, lo que no ayudará nada si nos vemos en un momento de tensión.

El segundo factor que hay que tener siempre en mente que ante un momento complicado tenemos que proceder a la construcción de un refugio que se encuentre suficientemente aislado. Esto nos permitirá protegernos de la adversidad y poder superar los momentos en los que la temperatura baje de forma más extrema, así como esperar hasta que recibamos apoyo. En el caso de vernos en esta situación no tenemos que olvidar, como tercer factor fundamental, que hay que estar siempre en movimiento. Esto garantizará que tendremos calor corporal de sobras para mantenernos calientes por dentro y que nuestro organismo no se vea afectado en extremo por la temperatura.

Como dos últimos factores vamos a destacar la necesidad de mantener alta nuestra hidratación y el realizar fogatas si tenemos la oportunidad de hacerlo, dado que esto último no siempre es posible por la situación en la que nos encontremos.

Descubriendo la alta montaña

¿Qué hacer en una situación de gran riesgo?

Mantenernos con vida en la alta montaña es complicado de por sí, pero resulta aún más difícil si todo se pone en nuestra contra. En situaciones de gran riesgo hay que reaccionar con cabeza suficiente y actuar de manera metódica a fin de garantizar que sobreviviremos a algunos de los peores momentos de nuestra vida. Lo primero de todo es básico y lógico: si vemos que hay peligro cerca debemos alejarnos de él lo máximo posible. Salgamos rápido del estado de shock en el cual nos podemos ver envueltos cuando una tormenta se avecine contra nosotros o algún otro tipo de peligro similar. Reaccionemos con rapidez para evitar todos los riesgos.

Si no hemos sido suficientemente rápidos como para reaccionar al riesgo y hemos sufrido una herida, será imprescindible que la curemos de inmediato. En este tipo de expediciones siempre tenemos que llevar las herramientas necesarias para los primeros auxilios, así que no debería ser complicado poner solución a una herida que hayamos sufrido durante el camino. Si al ver sangre o tras lo ocurrido perdemos la concentración y entramos en estado de pánico deberemos recordar la situación en la que nos encontramos y nuestras ganas de sobrevivir para recuperar la cordura y la calma. Y si todo va mal, lo mejor será buscar un refugio en el que protegernos hasta que nos encontremos en forma.

Una vez llegados al refugio, si la situación de peligro sigue vigente, habrá que tomar la decisión de movernos o quedarnos allí esperando ayuda. Tomar esta decisión dependerá del clima, de las previsiones meteorológicas, de la visibilidad que haya, de las condiciones del terreno y nuestro conocimiento del mismo o de si contamos con herramientas de apoyo. Todo cuenta y puede influir en que sobrevivamos, así que nunca nos olvidemos de mantener abiertas todas las posibilidades. Y tampoco olvidemos que debido al gran volumen de riesgo de estas expediciones, siempre es necesario que las hagamos teniendo un buen seguro que nos cubra de todo.

Foto: Free-PhotosFree-PhotosTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Guia gratis sobre como contratar un seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios