Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Seguro de vida: todo lo que le aporta a tu seguridad

Seguro de vida: todo lo que le aporta a tu seguridad

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaLa vida puede ser muy complicada y, sobre todo, inesperada. Nunca se sabe lo que puede llegar a ocurrir de imprevisto sin venir a cuento. A nadie le gusta pensar en la muerte o en la catástrofe que significa sufrir un accidente que nos deje inválidos, pero son cosas que pueden pasar y para las que deberíamos estar preparados. Por eso la contratación de un seguro de vida es algo que se recomienda tanto a todo tipo de personas sin importar su trabajo, ritmo de vida o nivel de responsabilidades. Un seguro puede ayudar tanto en una situación inesperada que debería tenerse siempre en cuenta y nunca, por ninguno de los motivos, mirar atrás. Porque cuando lo contratemos será cuando comencemos a tener seguridad, a vivir con confianza de que si ocurre algo malo, tendremos la cobertura necesaria.

Una protección ante la incapacidad

Pensemos solo durante unos minutos lo que significaría para nuestra vida y familia que, mientras estamos en el trabajo, suframos un accidente y nos quedemos inválidos. Que sea un accidente grave que implique no que no podemos volver a participar en nuestro empleo, sino que ya no podemos emprender ningún tipo de oficio. Es decir, que nunca volveremos a trabajar pase lo que pase. Imaginemos esa situación en una familia que llega justa a final de mes y que necesita hasta el último euro de los sueldos de los dos cónyuges para subsistir. No solo implicaría que entraría un sueldo menos en la familia, sino que además habría un gasto mayor, porque la persona inválida tendría determinadas exigencias a satisfacer.

¿Cómo lo podría hacer esa familia a partir de ese momento? ¿Qué podría hacer para seguir adelante con un sueldo menos y un sueldo más? En poco tiempo todo se resentiría y la estabilidad del núcleo familiar se vería comprometida. Pero con un seguro de vida tendrían un capital que les cubriría y que les daría impulso para salir adelante.

Fallecimiento, la peor de las situaciones

No hay ningún tipo de duda de que el peor desenlace de un accidente o un imprevisto es el fallecimiento. En ese caso se produce el mismo efecto que en el ejemplo anterior, y aunque no existe ese gasto añadido de cuidar a una persona incapacitada, sí se tiene que afrontar los gastos relacionados con el funeral. Y no es precisamente un coste reducido, dado que este tipo de ceremonia y proceso implica una gran cantidad de gastos. En ocasiones pensamos que una incineración puede ser un sistema económico y ajustado para evitar gastos en el fallecimiento de una persona querida, pero ni ese proceso es de coste reducido. Todo cuesta dinero.

decoración funeral

Además de esto, el fallecimiento, como indicamos, acarrea otros problemas, especialmente psicológicos, lo que puede llevar a que se produzcan problemas internos en el resto de la familia. Al fin y al cabo, aunque una invalidez se recibe con dolor y tristeza, es todavía peor el fallecimiento, dado que no deja ningún tipo de margen a la esperanza. En este tipo de casos el seguro se ocupa de absolutamente todo, desde el pago de la ceremonia y los gastos relacionados, como de proporcionar el capital que estuviera pactado en el contrato y con el cual será posible subsistir.

A esto hay que sumar que tanto en invalidez como en fallecimiento se da una circunstancia por la cual el importe a obtener puede ser doble o incluso triple. Se trata de aquellas situaciones en las que se haya producido un accidente. En estos casos el capital se multiplica por dos en accidentes generales y se multiplica por tres en las situaciones en las que éste se haya producido en un coche. De esta manera se da cobertura a algunas de las situaciones más habituales ante las que se pueden encontrar las personas, puesto que los accidentes automovilísticos siguen estando en las primeras posiciones de las principales listas de motivos de fallecimiento en personas de todo el mundo.

Enfermedades graves

En último lugar, los seguros de vida también cubren bajo distintas condiciones las enfermedades más graves que pueden llegar a sufrir las personas. En este listado se incluyen algunas como el cáncer, el infarto de miocardio o el trasplante de los órganos vitales del cuerpo. En este caso hay que decir que existe una edad máxima para beneficiarse de la cobertura en cuestión siguiendo con la lógica de los seguros de vida. La idea es que puedan actuar en aquellos casos en los que la enfermedad aparezca de manera imprevista cuando existen mínimas posibilidades para que pase.

Con estas coberturas es fácil ver que los seguros de vida permiten vivir tranquilos por buenos motivos, puesto que se puede sentir que estamos cubiertos ante cualquier tipo de situación que se pueda llegar a producir de total imprevisto. Es lo que ha logrado que cada vez más personas tengan su propio seguro de vida.

Foto: UnsplashniekverlaanTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios