Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Seguros de vida para aficionados a la escalada

Seguros de vida para aficionados a la escalada

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaEntre las aficiones exóticas que podemos tener si somos aficionados al deporte la escalada se presenta como una de las más peligrosas. Es lógico teniendo en cuenta que practicamos esta actividad deportiva en un contexto de riesgo, en un lugar que es ajeno a nosotros y en el cual puede haber elementos externos que nos afecten y en los que quizá no hayamos llegado a pensar. Para un escalador tener una protección es fundamental, así como estar atento a todo lo que ocurre a su alrededor para evitar multitud de riesgos a los que se enfrenta.

Un entorno peligroso

El escalador tiene que enfrentarse a diario a la caída de roca. Este es un peligro real y constante para las personas a las que les gusta la escalada. Escalar en un entorno real en vez de en la típica pared artificial tiene sus inconvenientes y uno de ellos es que podrá haber desprendimientos de rocas tanto pequeñas como grandes. Hay que estar atentos para evitarlas en la medida de lo posible y que así un impacto de roca no sea lo que nos lleve a caernos y fallecer en el proceso. Los golpes de roca no solo nos tienen que tirar, sino que también pueden simplemente dañarnos o producirnos heridas con las que luego será complicado seguir escalando. Si bien no hay forma de proteger todo el cuerpo, un buen método de apoyo para combatir estas rocas es ponerse el casco de forma adecuada.

Los escaladores también se enfrentan al clima como elemento peligroso. Aunque es posible pronosticar cuál será el clima que hará durante los procesos de escalada, siempre pueden ocurrir situaciones en las que la previsión cambie y se complique más de lo que podríamos haber imaginado. En ese tipo de momento habrá que prestar atención a todo lo que nos rodea y tener mil ojos para que el tiempo no se transforme en nuestra peor pesadilla.

Como podemos ver, los aficionados a la escalada tienen un buen número de problemas a los que enfrentarse y que podrían desestabilizar su progresión de forma notable. Es por ello que a estas personas nunca se les recomienda salir hacia la montaña sin tener un seguro de vida que les proteja en este tipo de situaciones, no de forma física, pero sí con una póliza que garantice a su familia que tendrán un apoyo si algo llegase a ir mal.

Escalando por la montaña

Más peligros a los que enfrentarse

Al fin y al cabo, el escalador lo que hace es enfrentarse a la naturaleza y lo hace sin que exista igualdad en las condiciones. Dejando de lado los procesos de escalada menos peligrosos, de baja altura y con poco riesgo en el entorno, las situaciones en las que se suele ver el escalador son más agresivas. Hay otros peligros que se complementan con la caída de rocas y el clima. Por ejemplo, la fauna. Hay mucha vida salvaje en la montaña y conviene respetarla de manera conveniente para que no tengamos un susto mientras estamos escalando. Estas personas se pueden llegar a ver en situaciones problemáticas con serpientes, osos o pumas, entre otros animales. Hay muchos peligros e incluso algunos pueden estar representados por algo tan aparentemente inocente como un insecto que nos afecte mientras estamos en el proceso de escalada. Saber comportarse ante este tipo de encuentros ayudará a incrementar la tasa de supervivencia, pero como decimos, no hay que escalar sin asegurarse de que nuestra familia tendrá aquello que necesita si algo nos ocurre.

En último lugar, haciendo el repaso de peligros a los que se enfrentará el escalador tenemos el equipo en mal estado. Por desgracia, los errores humanos en la preparación de la sesión de escalada suelen ser demasiado frecuentes y derivar en accidentes y catástrofes que se podrían haber evitado. Antes de cada salida a la montaña hay que asegurarse de que todo el equipo se encuentra en buen estado y que no hay nada que esté dañado o antiguo. Siempre hay que tener las mejores herramientas, puesto que al fin y al cabo se está arriesgando la vida cada vez que se lleva a cabo este tipo de acción. Los errores humanos en la escalada también pueden existir e incluso se conocen accidentes de escalada producidos por un fallo de los participantes, pero son más comunes las muertes provocadas debido a que un material no estaba en buen estado.

Eso nos lleva a darnos cuenta que, en general, escalar no es cosa de niños. Se trata de una práctica que está reducida a los profesionales o a los aficionados que sepan perfectamente cómo introducirse en esta acción sufriendo el menor riesgo posible o cubriéndose las espaldas por si algo llegase a salir mal. Al mismo tiempo, hay que reconocer que es una práctica emocionante y que por ello cada día que pasa suma más adeptos a los que les encanta llegar donde en teoría el ser humano quizá no debería llegar.

Foto: UnsplashtpsdaveTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios