Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Seguros de vida para celadores de prisiones

Seguros de vida para celadores de prisiones

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaHay multitud de lugares en los que trabajar significa poner en riesgo la vida, principalmente por el ambiente o por la presencia de peligros directos que pueden amenazar a los profesionales. Uno de estos trabajos en los que nunca se sabe qué puede llegar a ocurrir es el de celador de prisión. Las personas que ocupan este puesto de trabajo se enfrentan ante el reto de estar rodeadas por cientos de delincuentes y eso no es algo que pueda significar nada bueno a la hora de garantizar la seguridad de quien está realizando su trabajo.

Rodeados de peligros

Uno de los factores indudables que hace más complicado el trabajo de un celador de prisión se encuentra relacionado directamente con los prisioneros. En las cárceles el ambiente de convivencia es complejo. La aparente estabilidad que existe entre los presos puede desaparecer en cuestión de unos pocos minutos debido a que son personas que no tienen tanto autocontrol como otras, dejándose llevar por sus sentimientos y no teniendo en cuenta la magnitud de sus acciones. Los celadores se encuentran en el ojo del huracán, como único recurso que separa a los presos de la libertad más allá de los muros que representan las prisiones.

Por eso este trabajo siempre parte de un punto de vista de riesgo, sabiendo los celadores de prisiones que se enfrentan al reto de mantener el orden en un ambiente donde puede haber cientos de delincuentes con ganas de desestabilizar el lugar y crear oportunidades de conflicto.

Hay varios momentos a lo largo de la jornada en los que los celadores de prisiones tienen a su alrededor un mayor nivel de riesgo. Son los momentos en los que deben coordinar la salida de los presos de sus prisiones personales. Es en esa situación cuando se han producido muchos incidentes, puesto que hay presos que tienen planes con el objetivo de escapar o de cobrarse venganza con otro de los delincuentes aprisionados. Los celadores suelen quedar en el medio de estas situaciones y aunque están presentes para intentar mantener el orden, pueden acabar siendo las primeras víctimas de las acciones premeditadas de los delincuentes.

En otros casos también se convierte en un duro reto el vigilar y controlar las zonas abiertas en las que los presos tienen derecho a disfrutar del esparcimiento personal. Los celadores deben vigilar que todos mantienen el orden y que ninguno ha conseguido ningún objeto que pueda ser considerado un arma. De descubrir a alguien que está preparando una acción violenta es el celador el que debe acercarse al presidiario para disuadirle de lo que tiene pensado hacer. Esto supone una situación de gran riesgo, debido a que nunca se sabe cómo va a reaccionar el preso, quien quizá decide ir a por el celador como primer paso para quedar libre momentáneamente y así llevar a cabo su plan.

Cárcel con presos

Un trabajo complicado

Los celadores de prisiones vigilan día y noche, puesto que no hay ningún momento en el que puedan abandonar la tarea de mantener vigilados a los presos. Estos podrían aprovechar aquellas situaciones de despiste para trazar planes que les permitan huir o intentar atacar a otra de las personas que se encuentran encerradas con ellos. Por lo tanto, los celadores se mantienen activos durante las 24 horas y están al punto del cañón por si algo llegara a ocurrir. Dada la naturaleza inestable y peligrosa de quienes se encuentran encerrados en las prisiones, los celadores saben que en cualquier momento puede surgir una situación de riesgo en la cual pongan su vida en peligro.

Motivos como estos hacen que las familias de los celadores de prisión se encuentren nerviosas por lo que les pueda ocurrir cada vez que salen de casa. Tienen en cuenta que sus seres queridos que trabajan en estas posiciones lo que están haciendo cada día es introducirse en un lugar peligroso. Un lugar del cual es posible que algún día no lleguen a volver, dado que las revueltas en las prisiones son más frecuentes de lo que se podría imaginar. Y cuando estas ocurren los celadores suelen estar entre las primeras personas que acaban malparadas por estar entre los presos y su opción de obtener la libertad por la fuerza.

Los profesionales de las prisiones ya conocen sus riesgos y por eso no dudan en contratar seguros de vida desde el primer día de trabajo. Su empleo es voluble, tanto que cualquier día se puede producir un incidente que les deje en una situación preocupante, por lo que tener un seguro de vida les permite contar con la seguridad de que su familia estará cubierta si algo les llegara a ocurrir. A la vista del riesgo que supone el trabajo tener una protección que pueda ocuparse de los seres queridos si al celador le pasa algo es totalmente recomendable y lógico. Porque quién sabe qué es lo que está planeando un preso encerrado mientras los celadores le vigilan.

Foto: vero_vig_050HaloJimTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios