Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Seguros de vida para conductores del transporte público

Seguros de vida para conductores del transporte público

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaHay pocas profesiones más peligrosas que aquellas que están relacionadas con la conducción de algún tipo de vehículo. No importa si nos referimos a un coche, un autobús, un tren o un avión. La conducción implica la presencia de una gran cantidad de factores en el proceso, siendo muchos de ellos sensibles de terminar acabando mal por efecto no del conductor, sino de una fuente externa. Por eso los conductores del transporte público tienen que tomarse muy en serio el disponer de una cobertura que les garantice su futuro.

La complicación del transporte público

Como decíamos, conducir es peligroso en todos los aspectos y lo es más si hay una gran cantidad de factores que puedan influir en el proceso. Los servicios de transporte privado están más aislados de los problemas externos, dado que en ellos solo entran en juego factores como la habilidad y atención del conductor, así como lo que realicen otros conductores con los que se puedan cruzar en la ruta. No obstante, con el transporte público hay que valorar que también entra en juego la presencia de las personas, los pasajeros, quienes pueden dar lugar a todo tipo de conflictos.

Esta puede ser una causa de multitud de accidentes y de momentos de tensión que es posible que terminen en un accidente, lo que implicaría graves problemas de no disponer de un seguro que nos garantice protección. Así es como los conductores de transporte público llegan a la conclusión de que siempre deben estar muy bien protegidos para que pase lo que pase nunca dejen a su familia desprovista de un soporte en el cual apoyarse a nivel económico.

Se pueden producir multitud de accidentes a lo largo de una jornada de trabajo siendo conductor de transporte público. El conductor de autobús no está exento de peligro en ningún momento. Sufre peligro cuando está conduciendo por la ciudad, debido al tráfico, a otros vehículos y a los peatones, que también pueden dar lugar a situaciones peligrosas. Los autobuses son vehículos complejos y aunque requieren unos profundos procesos de revisión y mantenimiento, siempre pueden ocurrir imprevistos. Por ejemplo, que alguna de las piezas del vehículo no funcione bien y que se produzca un choque o incluso que el autobús vuelque.

Los accidentes de autobuses no son tan poco frecuentes como se podría imaginar, así que se debe estar muy alerta respecto a ello. Además, también se pueden producir incidentes en los que el autobús se vea envuelto en otro tipo de altercado callejero, en el cual las consecuencias también sean de riesgo.

Vagón de metro

Otro buen ejemplo lo ponen los conductores del metro. Este tipo de transporte está mucho más controlado y tiene un menor nivel de riesgo, debido a que cada línea tiene su propia vía y todas actúan de manera independiente las unas con las otras. Pero es cierto que se han producido accidentes debido a trenes que no han seguido la trayectoria adecuada o cuyos motores les han dado impulsos que no debían mientras estaban entrando en una estación. Los accidentes de metro pueden ser realmente aparatosos debido a las altas velocidades que adoptan estos vehículos.

Los trenes tienen un rango similar de riesgos que el metro, pero disponen de algunos factores a tener en cuenta. El primero es que el índice de accidentes es superior, en este caso por la complejidad de las vías y la necesidad que existe de planificar el recorrido de los trenes para que estos no impacten entre sí. Al mismo tiempo, estas máquinas son más complejas y requieren un mayor nivel de supervisión para que no se produzcan accidentes debido a fallos en sus componentes.

Pensando en la familia

Los conductores de transporte público tienen un día a día rutinario, quizá más de lo que les gustaría, y eso puede llevar al error de creer que su trabajo no está rodeado de peligro. Pero es un concepto del que se debe huir cuanto antes, porque puede llevar al error de acabar sufriendo un accidente u otro tipo de situación peligrosa. Todos los trabajos, a cierto nivel tienen peligro, y el de estos conductores es mayor al que se podrían imaginar. Nunca deben perder el respeto a varios factores. El primero es que sea cual sea su trabajo están conduciendo un vehículo y que este vehículo puede llegar a tener un accidente. El segundo es que bajo su responsabilidad hay multitud de personas, puesto que el transporte público siempre está ligado a ello. Son factores que presionan, pero que se deben tener siempre muy en mente.

Para los conductores de transporte público pensar en su familia y el bienestar de la misma es imprescindible y algo que les ayudará a mantenerse siempre atentos a todo lo que ocurra mientras están conduciendo. Eso es algo en lo que siempre hay que mantener la mirada fija: en qué haría la familia si nosotros tuviéramos un accidente fatal.

Foto: WikiImagesUnsplashTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios