Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

Seguros de vida para practicar bungee jumping

Seguros de vida para practicar bungee jumping

Te mejoramos el precio de tu seguro de vida¿A quién no le han atraído los deportes extremos en alguna ocasión? Sentir la adrenalina de hacer algo impensable a primera vista, emocionarse por estar desafiando al universo, vivir la vida de una manera diferente y totalmente radical a lo habitual. Eso es algo que garantizan las actividades más extremas, esos deportes que se salen de lo normal y que buscan que podamos vivir emociones fuertes de manera implacable. El bungee jumping entra en esta categoría y goza de una popularidad que va en aumento a medida que pasan los años. Pero no pensemos que practicar un deporte como este no se encuentra exento de riesgos que nos tienen que hacer preguntarnos si de verdad estamos preparados para realizarlo o al menos si estamos bien cubiertos antes de ello.

Chocar y golpes

En lo primero en lo que se piensa cuando hablamos del bungee jumping es en lo evidente: ¿me daré un golpe contra el suelo? ¿me chocaré contra alguna otra cosa como una pared? ¿voy a estar bien si me dejo caer? ¿es seguro hacer algo tan drástico como esto? No es que podamos responder a este tipo de preguntas que por lo general no tienen una respuesta concreta. Lo que sí podemos decir es que los choques contra el suelo no se producen así como así. Deben darse varios factores para que el temible momento en el que bajemos hasta el suelo sea para chocarnos y hacernos daños en el impacto. Por ejemplo, los materiales del salto no deberían estar en buen estado para que algo así pudiese ocurrir. También podría darse una condición del tiempo inesperada, pero lo más probable es que dentro de ese contexto se realizara una paralización de la actividad.

Los golpes contra elementos en el proceso de caída pueden ser comunes, pero no debería ser un factor como para que sintamos que estamos poniendo nuestra vida en riesgo. Lo que más nos debería preocupar es que no actuemos de una forma conveniente cuando estamos haciendo el salto y que por nuestras imprudencias podamos llegar a tener problemas en el proceso de descenso. Eso sí que es bastante común, dado que hay muchas personas que no pueden seguir simplemente las indicaciones y deciden hacer lo que quieren mientras se están descolgando. Ese tipo de casos es lo que hace que el riesgo de practicar este deporte aumente de forma considerable y que se produzcan algunos de los accidentes más sonados que han quedado registrados a lo largo de los años.

Problemas de salud

El cuerpo no está acostumbrado a ser sometido a este tipo de movimiento extremo e inesperado y mucho menos a las sensaciones que se producen mientras se está realizando el descolgamiento. Especialistas de la Universidad de Stanford han avisado en repetidas ocasiones del peligro que supone para la vista realizar esta actividad. El motivo de ello se encuentra en que la presión sobre nuestra cabeza sufre un aumento inesperado de gran calibre justo cuando nos hemos tirado y estamos boca abajo. El momento de inflexión para la cabeza llega cuando se produce ese freno inmediato tras la sacudida del final que todos podemos reconocer con facilidad del bungee jumping. Ese movimiento lleva a que se reúna una gran cantidad de sangre en la cabeza y que, entre otras cosas, se puedan producir hemorragias oculares. No son mortales, pero hay otro tipo de efectos secundarios similares y en cierto modo nunca se sabe lo que puede llegar a ocurrir.

Prevenir para disfrutar

Para poder disfrutar de una actividad deportiva extrema como esta es fundamental que todas las personas que estén pensando en ella se ocupen de tomar medidas de prevención. Eso significa informarse bien, aprender cómo funciona el bungee jumping, escuchar al monitor y disponer de una póliza de cobertura. En el peor de los casos un salto de esta actividad deportiva extrema puede terminar con el fallecimiento de la persona que la realiza. No es algo que ocurra de forma habitual, pero existe ese riesgo y por ello nunca hay que dejar de lado ninguna de las medidas de seguridad que se puedan adoptar.

Tener un seguro de vida que se ocupe de proteger a la familia en el caso de que uno de estos saltos saliese mal y terminase con un impacto en el suelo, ayudará a tener más tranquilidad. A quienes practican el bungee jumping les relajará mucho saber que aunque todo salga mal y sufran un accidente, sus familias estarán protegidas en su totalidad para poder salir adelante en una situación que no será precisamente cómoda. Luchar contra la tristeza no será algo que permita hacer el seguro, pero al menos sí que se ocupará de todo lo relacionado con el apartado económico. Así el nivel de vida familiar no tendrá que cambiar porque el asegurado haya fallecido.Te mejoramos el precio de tu seguro de vida

Guia gratis sobre como contratar un seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios