Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Seguros de vida para profesionales de centros de justicia juvenil

Seguros de vida para profesionales de centros de justicia juvenil

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaNi el actor Sidney Poitier se podría haber imaginado en la película Rebelión en las aulas que la juventud de varias décadas después iba a ser tan peligrosa y distinta a la de su época. El tiempo ha cambiado y los jóvenes se han desmadrado de una forma radical, lo que ha hecho que cada vez el mundo parezca más peligroso. Esto ha llevado a que se multipliquen los centros de justicia juvenil, donde los jóvenes delincuentes son instruidos y educados con la intención de que se puedan insertar en la sociedad de una forma sólida. ¿Pero qué piensan de este tipo de lugares los profesionales que trabajan en ellos? Lógicamente piensan que son centros peligrosos en los que se deben andar siempre con ojos en todas partes.

No es una cárcel, pero hay peligro

Hay personas que en realidad no llegan a entender con acierto lo que acontece en los centros de justicia juvenil. Se cree que son meras instalaciones donde se encuentran los niños que se han portado mal. Pero en realidad son centros carcelarios mucho más duros, en los que están algunos de los que serán delincuentes de gran peligro en el futuro. Porque si bien las autoridades y la sociedad trata de reformar a estas personas, las estadísticas desvelan que muchos de ellos no tendrán la oportunidad de abandonar sus malas costumbres. Eso significa que al reunir a estos jóvenes dentro de unas instalaciones cuyas medidas de control y seguridad no son tan exigentes como las de las prisiones, el riesgo es notable.

Los profesionales que trabajan en estos centros están sometidos a peligros constantes y hay que recordar que no solo trabajan guardias o personas que dispongan de habilidades y capacidad para defenderse. También hay profesionales de la medicina, cocineros y otras personas de similar perfil que están sometidas al mismo volumen de riesgo que los guardias y quienes tienen contacto con los jóvenes que están en prisión.

Nunca hay que fiarse de lo que pueda ocurrir en estos lugares. El principal problema es que algunos de los jóvenes no están dispuestos a mejorar y por ello no van a cambiar sus hábitos de comportamiento. Son delincuentes que están dentro de estos centros esperando a que les den permiso para abandonarlos, que hacen todo lo posible para cumplir con lo que se les solicita con tal de poder salir de ellos y aprovechar para seguir viviendo a su modo. En algunos casos pasa tanto tiempo para estos jóvenes que a la salida de los centros ya están preparados para entrar en prisión si vuelven a delinquir.

instalación de delincuentes

Ataques y otros incidentes

Aunque hay mucho control sobre el acceso a objetos peligrosos del que pueden hacer uso los jóvenes, siempre se pueden producir incidentes debido a algún tipo de objeto que se haya colado o traspapelado. Los sistemas por los que funcionan estos centros no son tan exhaustivos como en el caso de las cárceles, lo que deja un margen para que haya algunos hombres que se aprovechen de la situación. A veces la reducida edad hace confiar demasiado a guardias y otras personas de los centros para después aprovecharse de ello y causar situaciones de gran peligro. Los intentos de fuga son frecuentes y hay que tener predisposición a que los jóvenes que están siendo reeducados puedan hacer todo tipo de acciones imprevisibles.

Por eso siempre se va a solicitar a los profesionales que trabajan en estos centros de justicia que tengan muy claro que durante su día a día puede ocurrir cualquier cosa. Eso implica que están poniéndose en riesgo y esto puede dar lugar a momentos de tensión en los que su vida podría peligrar. Por ello es recomendable que una vez acepten este tipo de trabajo lleven a cabo la contratación de un seguro de vida. A ser posible uno que cubra todos los tipos de situación que se puedan dar en el centro de justicia, desde ataques de los jóvenes hasta envenenamientos y otros posibles peligros derivados. De esta forma, aunque no se produzca un incidente de este tipo, los profesionales tendrán la garantía de que si algo ocurre, sabrán que hay un seguro de vida dándoles cobertura a ellos y a su familia.

Porque no hay que olvidar que cuando trabajamos en un puesto de riesgo y fallecemos o sufrimos una invalidez, lo peor que puede ocurrirle a nuestra familia es que además del dolor personal les dejemos un agujero económico al que tengan que responder con planes improvisados. Cualquier oportunidad para reforzar el futuro económico de nuestra familia será bienvenida, sobre todo si sabemos que, de una manera u otra, podríamos terminar necesitando este apoyo debido al riesgo con el que nos enfrentamos a diario en el puesto de trabajo. Así que un seguro de vida siempre será una forma de darnos más tranquilidad sea cual sea el trabajo de riesgo que tengamos.

Foto: RyanMcGuireAlexas_FotosTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios