Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Seguros de vida para veterinarios

Seguros de vida para veterinarios

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaExiste un pensamiento idílico que representa la profesión de los veterinarios. Se piensa en ellos como personas entregadas a la ayuda de los animales, a curar seres vivos indefensos que de otra manera posiblemente no encontrarían solución a sus problemas y enfermedades. Pero más allá de esta idea la realidad es que los veterinarios tienen una profesión cuyo nivel de riesgo es mucho más elevado de lo que se podría imaginar. Estos se encuentran ante numerosos problemas a los que hay que dar protección mediante la contratación de un seguro de vida.

La interacción con los animales

Cuando se trata de cuidar animales, revisar su estado físico e incluso curarles heridas, no todo es tan fácil como atender a un perro. Hay mucho más peligro de esto en el día a día de los veterinarios. Aunque ya el contacto con un gato de mal humor puede ser una tarea llena de riesgo, lo realmente problemático es encontrarse trabajando mano a mano para curar animales más peligrosos. Y esto puede incluir desde grandes felinos que hayan sido diagnosticados con algún tipo de enfermedad hasta serpientes u otro tipo de mascotas que pueden dar lugar a momentos complicados para el profesional de la medicina veterinaria. En el caso de los veterinarios que trabajan en zoológicos, el nivel de peligrosidad aumenta todavía más. Las mordeduras y arañazos son comunes cuando se tratan animales y por eso los profesionales deben tener mucho cuidado en cada una de las acciones que realizan. Pero incluso siguiendo el protocolo a rajatabla es posible encontrarse en problemas inesperados.

Peligro químico en el trabajo veterinario

Otro de los problemas a los que se enfrentan los veterinarios está representado por el uso de sustancias químicas. El mismo nivel de riesgo con el que se encuentran los profesionales de la medicina tradicional, como médicos y enfermeros, se produce cuando se trabaja con animales. Se trataba con sustancias peligrosas, hormonas que pueden afectar, sobre todo a las mujeres, y residuos que podrían derivar en problemas generados a partir del contacto con ellos. El trabajo veterinario no se limita al contacto con el animal, y aunque en algunas ocasiones lo hace, tampoco hay que olvidar que trabajar con estas sustancias puede dar lugar a situaciones problemáticas.

Peligro para veterinarios

Enfermedades comunes en veterinarios

Se definen como zoonosis las enfermedades que se pueden transmitir de los animales a los seres humanos. Es un campo que todavía se encuentra en desarrollo e investigación y en el cual todavía hay mucho que progresar. En el pasado los veterinarios se enfrentaban en solitario con estas enfermedades, si bien cada vez hay más medios para evitarlas. Aún así, se siguen produciendo muchos casos en los que los veterinarios acaban contrayendo algún tipo de zoonosis debido a que no se han tenido en cuenta los consejos de seguridad principales en el trato de los animales.

Hay demasiadas zoonosis de las que preocuparse en el entorno veterinario, algunas de ellas más frecuentes en lugares como España. Entre los veterinarios de nuestro país las enfermedades más comunes que se transmiten de los animales a las personas son la brucelosis, la dermatofitosis y la tuberculosis. Se trata de enfermedades peligrosas que requieren tratamiento y que pueden derivar en graves consecuencias para los veterinarios que las hayan contraído en el trabajo con los animales que han pasado por sus manos.

Un trabajo muy peligroso

En ocasiones ni siquiera tener la máxima precaución ante el día a día en el trabajo es suficiente para que los veterinarios puedan evitar las situaciones más peligrosas que rondan a su alrededor. Un día puede ser el ataque de un animal que se pone nervioso cuando debería estar relajado, y otro el problema se puede encontrar en que se realice el contagio de una enfermedad residente en el animal tratado. O quizá el problema se encuentra en que el profesional no pone atención suficiente en la preparación de una medicina y la sustancia le daña al caerse encima de sus manos. Los riesgos son numerosos.

Esto implica que los veterinarios tengan que disponer de una cobertura con la cual protegerse ante cualquier tipo de eventualidad en su día a día. Es una profesión demasiado impredecible, en la cual hay que estar preparados para distintos tipos de situación, contando con las espaldas protegidas por si llegara a ocurrir lo peor. La familia de los veterinarios tiene que tener en cuenta el alto riesgo con el que estos se enfrentan a diario, el cual puede llegar a ser tan peligroso como el de las profesiones más arriesgadas. Al fin y al cabo hay tres grandes bloques de peligro a los que oponerse, y aunque nunca se sabe si algo llegará a pasar, es importante que los profesionales de la veterinaria sepan que están protegidos con una garantía a su alrededor. No hay que escatimar en medios sabiendo que los peligros en su profesión son tan habituales.

Foto: skeezeskeezeTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios