Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

Seguros para personas que viven en países con riesgo de terremotos

Seguros para personas que viven en países con riesgo de terremotos

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaEspaña es un país donde no sufrimos tornados, tifones, tsunamis, ni tampoco terremotos, al menos no de forma frecuente y mucho menos de una manera fatal. Vivimos con tranquilidad en este sentido aunque para equilibrar tengamos otras preocupaciones. Por ello no siempre pensamos en los riesgos que supone vivir en lugares del mundo donde hay terremotos que pueden llegar a poner en riesgo la vida de las personas. ¿Os imagináis lo que significaría que en cualquier momento pudiera producirse un terremoto que pusiera vuestra vida en riesgo? ¿y si vuestro hogar siempre tuviera el riesgo de poder sufrir las consecuencias del movimiento de las placas tectónicas? ¿podríamos vivir con esa incertidumbre?

Vivir con miedo a los terremotos

Uno de los mejores ejemplos que tenemos en el mundo para entender el riesgo que supone vivir en una zona de terremotos la tenemos con Japón. El país del sol naciente se encuentra sobre una zona muy peligrosa en términos terrestres, dado que de manera habitual se produce movimiento de las placas y se desencadenan terremotos. La mayoría de estos terremotos no tienen consecuencias negativas en la sociedad japonesa más allá de algunos sustos y de movimiento de estanterias o de mesas, provocando la caída de objetos. Pero las casas y los edificios están preparados para soportar el movimiento que producen los terremotos, así que el día a día en Japón no está caracterizado por plantar cara a este fenómeno.

Esto no evita que haya otros terremotos, menos habituales, que tienen consecuencias y efectos mucho más drásticos entre los habitantes de este fantástico país. En el año 2011 se produjo un gran terremoto que tuvo consecuencias fatales, dado que murieron casi 16 mil personas y se produjeron daños en instalaciones valorados en 360 mil millones de yenes, una cifra enorme para la que el país necesitó la ayuda de personas del mundo entero. Japón se enfrentó a un duro terremoto que provocó un tsunami y que en el medio de todo también llevó a un pequeño apocalipsis nuclear que dejó toda la zona de Fukushima inhabitable debido a la radiación. Todavía hoy día esta zona es un antiguo desierto en cierta manera, un mal recuerdo de un suceso trágico, de una vida perdida y de una región de Japón que tardará muchísimo tiempo en recuperarse. Son ese tipo de terremotos los que hacen que las personas piensen de verdad en que no están aquí en el mundo para vivir sin sustos y que en cualquier momento puede ocurrir algo que cambie su vida para siempre. Sucesos como el de 2011 han llevado a que la sociedad japonesa esté más mentalizada con su posición en el mundo y que se contraten muchos más seguros de vida para prevenir ciertas situaciones en las que ninguna persona se quiere llegar a imaginar.

El gran terremoto que asolará el país dentro de 30 años

Algo que también está haciendo que la sociedad japonesa se mentalice más de la necesidad de prevenir y de estar cubiertos es el pronóstico que todo tipo de científicos, expertos y organizaciones han hecho sobre lo que espera al país en un plazo de hoy a dentro de 30 años. En ese periodo de tres décadas está previsto que se produzca un gran terremoto como pocos otros que hayan atacado al país del sol naciente. Ese terremoto será mucho más destructivo que el que se produjo en el año 2011 y tendrá consecuencias todavía más terribles debido a que podría desencadenar una serie de explosiones en centrales nucleares situadas en la parte más norte del país.

¿Por qué se espera que ocurra algo tan grave como esto? Los científicos contrastan los datos, el movimiento de las placas y del círculo del fuego depositando su atención en el pasado. Hace 400 años la costa de Hokkaido sufrió un enorme terremoto que fue el punto de partida de una serie de incidentes continuados que no dejaron de producirse a lo largo de un periodo de varios cientos de años. Eso significó que la sociedad de aquel entonces se acostumbró a que sufrir terremotos fuera algo normal en su día a día y que existiera un riesgo constante de perder la vida debido al golpe de uno de ellos.

Con la mirada puesta en que llegue el día en el que un gran terremoto asole de nuevo el país, quizá superando el efecto devastador que tuvo el gran terremoto de Kanto que se produjo en el año 1923. En aquel momento grandes ciudades del país, incluida la capital, quedaron devastadas y se perdieron más de 100 mil vidas. Hoy los japoneses protegen a sus seres queridos con seguros de vida que les puedan ayudar si se llega a producir otra catástrofe como esta en la que nunca se sabe qué puede terminar ocurriendo. Vivir con un poco de tranquilidad, pero sin miedo, es lo mejor que puede hacerse en estos casos.Te mejoramos el precio de tu seguro de vida

Guia gratis sobre como contratar un seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios