Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

¿Un niño puede ser beneficiario de un seguro de vida en España?

¿Un niño puede ser beneficiario de un seguro de vida en España?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaCuando tenemos claro que queremos hacernos un seguro de vida es precisamente porque necesitamos contratar una póliza que garantice el bienestar de nuestros familiares en el caso de que algo malo nos ocurriese. Así, gracias a las coberturas que nos ofrece este producto sabremos a ciencia cierta que los nuestros contarán con un buen respaldo económico que les ayude a hacer frente a todos los pagos o imprevistos que puedan sucederse en el futuro. En el momento en el cual queremos formalizar este contrato una de nuestras principales preocupaciones es decidir quién o quiénes van a ser nuestros beneficiarios y hay que reconocer que nuestros hijos suelen ser los mayores protagonistas.

Pensando en los niños

Para nosotros, el bienestar de los más pequeños de la casa es fundamental y por ello nos hacemos con un seguro de este tipo que nos garantice que va a cubrir todas las necesidades de los niños. Pero a veces esto puede llegar a ser bastante complicado, puesto que este sector presenta una normativa muy detallada acerca de poner como beneficiarios a nuestros hijos. En el caso de que tengan más de 18 años, no habrá ningún tipo de problema, sin embargo la cosa se complica cuando son más pequeños y no han cumplido la mayoría de edad.

En nuestro país, no es ilegal establecer a una persona con menos de 18 años como beneficiario de un seguro, de hecho lo podremos hacer rápidamente sin oposición alguna, pero hay que leer muy bien todos los puntos de la Ley, ya que en ella se establece que aunque los menores de edad pueden llegar a ser beneficiarios de una póliza de este tipo, no pueden cobrar dicho seguro hasta que no alcancen la mayoría de edad. Es aquí cuando suelen venir los problemas, porque en el caso de que queramos llevar a cabo esta acción, junto al nombre de nuestro hijo tendremos que incluir la identidad de la persona que se hará cargo de él hasta los 18 años. Es decir, que si finalmente hemos puesto como beneficiario de nuestro seguro a un menor de edad, si nos ocurriese algo grave la persona que cobraría la prima no será nuestro hijo, sino el tutor legal que se le haya asignado.

Hija beneficiaria

Los hijos como beneficiarios

Precisamente en este punto se suelen tener muchos problemas, porque no siempre la persona que se hará cargo de nuestros hijos tiene nuestra completa confianza. Por este motivo, las aseguradoras siempre advierten de los riesgos a los que podemos exponernos si definitivamente llevamos a cabo esta acción y no designamos a un tutor en el que confiemos y que sepamos que va a velar por el bienestar de los pequeños y que hará que llegado el momento se cumpla lo que hemos establecido en el seguro y la cantidad que le corresponda a nuestro hijo llegue a sus manos de forma íntegra. Seguramente te parecerá algo asombroso, pero no es la primera vez que las compañías tienen que lidiar con alguna situación de este tipo, donde el tutor legal del pequeño ha utilizado la cantidad que ha adquirido de un seguro para su propio beneficio.

En cualquier caso, para evitar este tipo de conflictos las compañías proponen otras soluciones que son muy rápidas y sencillas y, sobre todo, efectivas. Las aseguradoras suelen aconsejar a los tomadores que si quieren incluir a su hijo como beneficiario de la póliza firmen un fideicomiso. A través de este documento lo que se hace es “bloquear” el capital que contiene dicho seguro, no pudiendo hacer uso de él hasta que nuestro beneficiario alcance la mayoría de edad. Así, nos aseguramos de que nuestro hijo llegará a obtener la cantidad que hemos fijado de forma previa sin ningún tipo de intermediario. Por otro lado, debemos comentar que el fideicomiso también permite que podamos establecer nosotros mismos la edad en la que queremos que nuestro hijo obtenga la prima, siempre que esta supere los 18 años como mínimo.

En cualquier caso, aunque existe este tipo de solución, siempre se recomienda que antes de llevar a cabo más papeleo se designe un tutor legal a nuestro hijo que sea de nuestra completa confianza. De igual modo, también se aconseja que dentro de los beneficiarios se añada un apartado en el que se incluyan los hijos no nacidos, en el caso de que creamos que podríamos tener más en un futuro. Así evitaremos todo tipo de problemas y nos aseguramos de que todos nuestros hijos podrán seguir con sus vidas en el caso de que a nosotros nos pasara algo malo. Por lo tanto, aunque no es ilegal en España incluir como beneficiario de nuestro seguro a un menor de edad, antes de hacerlo es recomendable que tengamos en cuenta todos estos datos y que consultemos con nuestra correduría las diferentes vías por las que podemos formalizar dicho contrato.

Foto: MiguelRPerezeliasfallaTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios