Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16 | info@globalfinanz.es

¿Un niño puede ser beneficiario de un seguro de vida?

¿Un niño puede ser beneficiario de un seguro de vida?

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaSiempre que nos decidimos a contratar un seguro de vida uno de nuestros principales objetivos es poder contar con una herramienta que garantice el bienestar de los nuestros de cara a un futuro. En este sentido los hijos cobran especial protagonismo, puesto que en la mayoría de los casos pensamos en ellos para que no les falte de nada si nos ocurriese algo malo. Pero designar como beneficiarios a los pequeños de la casa, en contra de lo que nosotros podemos estar pensando, puede traer complicaciones a nuestros hijos.

Los niños y los seguros

Si nos estamos preguntando si un niño puede ser beneficiario de un seguro de vida estamos de suerte, porque os lo vamos a contar todo al respecto. Es cierto que cuando contratamos un seguro de vida nosotros tenemos el derecho de incluir como beneficiarios del mismo a cualquier persona. Normalmente, solemos añadir el nombre de nuestros hijos al documento para así asegurar su bienestar el día de mañana.

Esta acción la podemos llevar a cabo sin problemas, puesto que es nuestra voluntad el que nuestros hijos obtengan una cantidad de dinero el día que faltemos. Sin embargo, el problema llega cuando los pequeños aún son menores de edad, ya que no cuentan con los años suficientes para poder adquirir la prima de nuestro seguro. No por ello queremos decirte que no puedes incluir a tus hijos en tu póliza, en absoluto, pero sí debes tener en cuenta que si no tienen 18 años en el momento del fallecimiento, no podrán obtener ni un euro de la cuantía que se ha estipulado previamente.

Este tipo de casos suele traer bastantes problemas a la larga y como son habituales, normalmente las compañías aconsejan a las personas que contratan los seguros de vida de los posibles contratiempos que pueden sucederse si hemos incluido a un menor como beneficiario de la póliza. Si nos encontramos en esta situación, lo habitual es que la persona que se haya hecho cargo del pequeño, es decir el tutor de niño, será la que adquiera la cantidad de dinero que hemos pactado en nuestro seguro de vida y será la encargada de administrar estos fondos hasta que nuestro hijo llegue a la mayoría de edad. Sin embargo, esto puede traer complicaciones ya que a veces los tutores no hacen un buen uso del dinero y lo utilizan para su beneficio propio dejando al verdadero beneficiario sin esta cantidad.

póliza y familia

Recomendaciones importantes

Para que no ocurra nada de esto, las aseguradoras y corredurías recomiendan que, en el caso de que queramos que nuestro beneficiario sea un menor de edad, designemos la tutela de estos fondos a alguien de nuestra absoluta confianza, que sepamos que va a administrar bien el dinero y que nos asegure que esos fondos llegarán a las manos de nuestros hijos de la mejor forma posible. Cuando fallece uno de los dos padres, esto es mucho más llevadero, puesto que lo habitual es que el cónyuge sea el tutor legal de los pequeños y no suele haber mucho más problema. En el caso de que fallezcan los dos padres, la cosa se complica un poco, por eso es tan importante el tema de la confianza cuando nos encontramos en esta situación.

Si no queremos dejar nuestro dinero en manos ajenas y buscamos la manera de que la prima se quede intacta hasta que nuestro hijo cumpla la mayoría de edad, entonces los mejor que podemos hacer es crear un fideicomiso. En este caso, lo que vamos a llevar a cabo es una especie de “bloqueo” de nuestro capital. Es decir, la cantidad de dinero que hayamos pactado que deben obtener nuestros hijos no se podrá utilizar hasta que estos, que son nuestros beneficiarios, cumplan la mayoría de edad. Así, nos aseguramos que el dinero llegará a ellos de una forma segura y nos evitaremos tener que designar a un intermediario que lo administre hasta que nuestros hijos cumplan 18 años. Lo habitual es que esta prima pase a los beneficiarios cuando alcancen la mayoría de edad, aunque las compañías nos permiten la posibilidad de poder establecer, nosotros mismos, la edad que deben tener nuestros hijos para que puedan adquirir este dinero.

Por otro lado, las aseguradoras también nos recomiendan que en nuestros seguros de vida debemos incluir a los hijos no nacidos, en el caso de que creamos que podemos tener más en un futuro. Si hacemos esto, nos evitaremos problemas, porque nos estaremos asegurando que todos nuestros hijos serán beneficiarios de la póliza de seguro.

En definitiva, en el momento en el cual vamos a contratar un seguro de vida podemos incluir los beneficiarios que deseemos. En el caso de que estos sean menores de edad, habitualmente los hijos, tampoco tendrás problemas en añadirlos, pero deberás tener en cuenta que no podrán adquirir la cantidad de dinero pactada hasta que no alcancen la mayoría de edad o en su defecto la edad que nosotros hayamos previsto. Así lo tiene establecido la ley que regula las actividades de las aseguradoras.

Foto: langlllichdinhtbTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Guia gratis sobre como contratar un seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios