Globalfinanz. Consultoría de Riesgos y Correduría de Seguros
912 182 186 - 93 299 04 16| info@globalfinanz.es

Vivir sin deudas: una tranquilidad al alcance de pocos

Vivir sin deudas: una tranquilidad al alcance de pocos

Te mejoramos el precio de tu seguro de vidaLa vida da muchas vueltas, especialmente en aquellos momentos en los que la sociedad se encuentra pasando por unos momentos más complicados. La crisis ha llevado a que sean muchas las familias las que se encuentran en dificultades económicas, lo que las ha empujado a solicitar créditos y a sufrir deudas que han ido acumulando con el paso de los años. La situación se complica en el caso de las hipotecas con cifras realmente elevadas que cuesta cubrir.

Deudas que se acumulan

Las familias tienen que afrontar momentos específicos de la vida en las que su sueldo simplemente no llega a ser suficiente para cubrir los gastos. Esto puede darse por necesidad o por elección propia. La necesidad se produce cuando, por ejemplo, una familia tiene que afrontar el pago de la universidad de sus hijos, algo que es imprescindible para ellos. Tienen que disponer de un importe elevado con el cual puedan pagar la matrícula con la que sus hijos comiencen a estudiar para llegar a tener una carrera profesional. Este gasto es elevado y resulta complicado de afrontar salvo con ahorros, por lo que solicitar un crédito es imprescindible.

Otro de los gastos necesarios a los que hay que plantar cara es una intervención dental de urgencia, algo que se suele retrasar, pero que llega un momento en el cual es imprescindible. El coste de este tipo de procesos dentales es realmente alto, así que es difícil afrontarlo sin tener una cobertura económica. Las clínicas dentales disponen de planes de financiación, lo que lleva a que sea un gasto habitual que se ocupa como crédito.

De una manera necesaria también nos encontramos con la hipoteca. Toda familia necesita un lugar donde vivir y en este sentido es muy recomendable realizar la adquisición de la vivienda. El alquiler es una opción más económica, pero hay que tener en cuenta que todo el dinero que se está pagando mes a mes va a parar a saco roto, dado que no proporcionará ningún beneficio a la familia a largo plazo. Llevar a cabo la adquisición de la casa implicará que la familia tendrá una propiedad que en el futuro permanecerá dentro de la familia y que podrá ser utilizada como aval en distintos procesos de solicitud de préstamo.

Cubrir las deudas

Pero una hipoteca también significa comprometerse a realizar pagos mensuales durante muchos años, así como al pago de gastos que puedan surgir en el entorno de la vivienda. Por ejemplo, será necesario tener un importe disponible para pagar derramas y gastos que puedan producirse de forma inesperada en el edificio en el cual residimos. La hipoteca se mantendrá activa durante años como uno de los créditos más elevados a los que tendrán que hacer frente las familias y es posible incluso que llegue a pasar de padres a hijos en algunos casos.

Otros de los créditos que se pueden contratar son aquellos por elección propia de cada persona. Por ejemplo, que haya una pareja o familia que esté deseando hacer un viaje por el mundo y que para esto necesite solicitar un crédito a una entidad bancaria. Podrá utilizar este dinero para satisfacer su sueño, pero después tendrá que prepararse a la hora de realizar los pagos mensuales que impliquen gestionar estos créditos.

Entre un crédito y otro, sumando la hipoteca y otros gastos, las familias llegan a ver que sus deudas se acumulan y que cada vez tienen más limitado el dinero libre con el cual cuentan todos los meses una vez reciben los cobros de sus sueldos. Esto, al mismo tiempo, produce un sentimiento de intranquilidad entre las familias, algo que despista y que puede llegar a reducir de forma notable la felicidad con la que se disfruten de los días.

Un seguro para cubrir las deudas

Ante este panorama tan poco favorecedor las familias tienen que tener en mente lo relevante que resulta para ellas tener blindados a sus máximos responsables con un seguro de vida. Este es el que puede cubrirles y protegerles en caso de que la situación se complique todavía más. Pongamos de ejemplo esa familia que tiene que pagar todos los meses dos créditos y la hipoteca, lo que supone cubrir el 75% de su sueldo en abonar estas deudas. ¿Y si el cabeza de familia sufre una invalidez y no puede volver a trabajar? ¿Cómo logrará la familia salir adelante en esta situación en la cual recibe menos ingresos y tiene ocupados la mayor parte de los mismos? La situación puede empeorar si el miembro de la familia inválido fallece, reduciéndose todavía más los ingresos.

En este tipo de casos las corredurías de seguros recomiendan de forma notable que las familias dispongan de seguros de vida que cubran las deudas que tienen pendientes. Esto significará que en el momento de producirse un fallecimiento el capital del seguro se ocupará de cubrir el importe estimado, con el cual se podrán eliminar las deudas y proporcionar a la familia la estabilidad que necesitan. La diferencia entre que esta familia pueda seguir sin deudas a que lo haga cubierta hasta arriba de ellas es trascendental.

Foto: klimkinartbaggageTe mejoramos el precio de tu seguro de vida

Compara precios de Seguros de Vida

(Click para desplegar el formulario)
Déjanos tus datos y te mostraremos en menos de 1 minuto los precios de las mejores compañías
Dinero que quieres percibir:
Especifica la cantidad: *
El día de tu nacimiento:
Dinos tu nombre:
Dinos tu e-mail:
¿Cuál es tu móvil?:
*Todos los campos son obligatorios